MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Revitalización del Valle de Lluta Arica - Lluta, Arica y Parinacota - 2017 Residente: Colectivo Trashumantes
Publicado: 30 de Septiembre de 2017
Almacén María

Es de noche y el colectivo prepara la cena, deciden realizar arroz con carne, pero faltaba la cebolla y pimentón, así que debían ir en búsqueda de estas provisiones. Las integrantes del colectivo Fernanda y Natalia van a comprar al almacén más cercano. Llegaron al “Almacén María”, una mujer de tés morena es quién las recibe amablemente en su local, completo de provisiones para los vecinos de Lluta. Mientras realizaban la compra, la conversación fue el inicio de la construcción de una amistad con la dueña del local (María). Le comentamos sobre nuestro proyecto en el Valle, ella de inmediato comenzó a contarnos su historia.

Nos narra que emigra de su país natal Perú, a la edad de 21 años en busca de nuevas experiencias y trabajo seguro. Llega a Chile tras cruzar la frontera y consigue un trabajo como asesora de hogar. Tras un año trabajando la despiden, dejándola cesante. Nuevamente busca un nuevo trabajo, continúa hasta conocer al padre de sus hijos, con el que más tarde se presenta el quiebre de la relación. María lucha de inmediato por sus hijos, comienza a trabajar en el agro (feria de Arica), para juntar el dinero y tener su propio emprendimiento.

Hoy María, tras su lucha como mujer y madre soltera, consigue tener a punta de esfuerzo y sacrificio el “Almacén María”, local que cuenta con todo lo necesario para los vecinos del Valle. Tras terminar de contarnos su historia, el equipo del colectivo decide trabajar con ella en una pieza audiovisual, en la que cuente su historia como ejemplo de mujer, madre y luchadora de Lluta.

Llega el día de grabación con María, ella nos comparte nuevamente su historia donde nos emociona, el equipo percibe que su historia es auténtica y cercana. Muchas de las personas que ingresan a su almacén, no saben lo que a ella le ha costado conseguir lo que tiene hoy.

Al terminar de realizar el registro audiovisual, María nos regala una bebida, pan amasado recién hecho y pasteles. Para el equipo es un placer compartir con ella, quien proyecta su lucha y constancia en la vida para lograr sus sueños.

« Ir a residencia