CONSEJO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES

BITÁCORAS 2016Residencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia / Tarapacá « Volver
Residencia
Pica - Matilla / Acción Monumenta

El objetivo es construir, en colaboración con la comunidad de Matilla, un monumento a su diversidad cultural, para valorar su memoria y promover el diálogo intercultural local.

Residente
Residencia
Colectivo de Arte MICH (Museo Internacional de Chile)

Somos un grupo de amigos que trabaja bajo los principios de la aventura, asumiendo todos los peligros y costos que dicha actitud trae consigo. Sin miedo al fracaso, vamos en busca de lo desconocido, recogiendo experiencias que nos ayuden a comprender de mejor forma los diferentes contextos en los que nos involucramos. De ese modo, hemos logrado llevar a cabo un amplio abanico de actividades artísticas y culturales, así como exposiciones de artes visuales, tanto en gestiones institucionales como autónomas, talleres de prácticas artísticas, curatorías nacionales e internacionales, e intervenciones artísticas en el espacio público. Todas nuestras acciones son producto del diálogo, reflexión y práctica constante.

Trabajamos al alero de las artes visuales. Desde allí, proponemos resultados ligados a las prácticas tradicionales de la disciplina, como el dibujo, la pintura, la construcción volumétrica y el diseño. Lo anterior, en contextos donde dichas prácticas susciten imprevistamente nuevas formas de pensar la realidad.

Web: http://www.colectivomich.cl/

Facebook: https://www.facebook.com/Museo-Internacional-de-Chile

Twitter: @COLECTIVOMICH

Bitácora
31 de diciembre del 2016 Video Residencia

Les dejamos el video que registra la Residencia y el trabajo colaborativo que realizamos con la comunidad de Matilla

31 de diciembre del 2016 Libro ACCIÓN MONUMENTA

Les dejamos el libro que realizamos sobre nuestro proceso de Residencia en Matilla, el que será llevado en julio para compartir con la comunidad.

9 de diciembre del 2016 Rumbo al Hogar

Despertamos temprano para hacer nuestra última visita de nuestra residencia: al Colegio Nueva Extremadura de Matilla. Queríamos aprovechar el primer recreo para entregar la bandera gigante que confeccionamos luego de las complejas votaciones de hace unos días, y además queríamos despedirnos de toda esta red que colaboró con nosotros y nuestro proyecto para  que saliera exitoso.

Cuando sonó la campana de recreo, los niños bajaron exaltados por las escaleras. Algunos corrieron directo a la cancha a jugar fútbol y otros nos saludaron. Seba estuvo jugando fútbol un rato con los niños de 5to, hasta que sonó la campana y la inspectora los mandó a formarse.  Sebastián tomó el micrófono y dedicó unas palabras a todos los niños que habían participado en nuestras actividades y a los profesores por su disposición. Finalmente invitó a pasar adelante a Alejandro Ayala, el autor del dibujo que posteriormente traspasamos a tela para darle forma de bandera. Tímidamente pasó adelante, y con una evidente emoción optó por no decir ni una palabra. Sebastián recordó las palabras que Alejandro había utilizado para explicar los colores de su bandera (Negro por la carretera, celeste por el cielo, amarillo por el desierto, verde por el oasis, el café por la tierra que se trabaja y el rosado por las personas de Matilla) y entre el aplauso de sus compañeros entregamos esta bandera a la escuela.

Nos despedimos de todos y luego llegamos a la casa a terminar de ordenar. Seba y yo estábamos tan ansiosos por volver a nuestras casas que no tuvimos ni ganas de almorzar. Tipo 3 de la tarde llegó Javier, el profesor amigo de Simón y Selec para llevarnos al aeropuerto. Metimos las maletas como pudimos (la impresora tuvimos que dejarla con la señora Nieves) y nosotros hicimos “tetris” dentro del auto. En un viaje de 1 hora y media pudimos ver vestigios de una antigua localidad salitrera, y el ahora llamado “Camino de la Sal”: una carretera que recorren enormes camiones que transportan sal hasta un puerto en la costa iquiqueña. El paisaje era muy bonito, con murallas de arena roja al costado del camino y una delgada y brillante línea de sal que decoraba el borde del asfalto. Empezamos a ver el mar repentinamente y en menos de 20 minutos estábamos en el aeropuerto, bajando nuestras maletas para en un par de horas tomar el avión que nos llevaría de regreso a nuestras casas.

Tipo 7 de la tarde empezamos a subir al avión y ya a las 21:30 pm, y luego de un viaje un poco turbulento (con rayos y truenos incluidos) llegamos a Santiago, donde curiosamente estaba lloviendo. Bajamos ansiosos, recogimos nuestras maletas y luego de (al menos para mi) eternos minutos, nos reencontramos con nuestras familias, felices por volver de una exitosa y reconfortante experiencia como colectivo en el norte de nuestro país.

Fernanda Vergara

Dado que es nuestra última bitácora, aprovechamos de informarles que pueden visitar nuestros fazines en los siguientes link:

Amigos Matillanos Nº 1

 

 

Amigos Matillanos Nº 2

 

8 de diciembre del 2016 Amigos Matillanos

Hoy nos levantamos temprano con Seba y preparamos desayuno. Juan se levantó al rato después y nos acompañó. Luego se pusieron a revisar y editar fotos y tiempo después llegaron Simón y Selec. Hicimos aseo profundo en ambas casas y cerca de las 2 de la tarde llegó el almuerzo que nos trajo Fabiola: pescado frito con arroz y papas mayo. Estaba exquisito!!! Seba y Juan se fueron a grabar locaciones para el video que haremos y con Simón y Selec nos pusimos a preparar las cosas para el Asado que tendremos con los nuevos amigos. Preparamos las ensaladas y Selec hizo su arroz delicioso y misterioso.

Tipo 7 de la tarde empezaron a llegar nuestros invitados: Primero llegó Jairo de Servicio País, luego Guillermo y Helga de Barro Mágico, Javiera y Pedro, Juan Solís, Javier y Susana, Elver y su Mujer y por supuesto Don Mario y la Señora Nieves. Los chicos hicieron el fuego y ya cuando las brasas parecían estar óptimas, tiramos el costillar. Debo agregar que ninguno de nosotros sabía mucho de parrillas, por lo que Juan se decidió a probar suerte (y yo con mi poco conocimiento de carnes intenté ayudarlo).

Tiramos las longanizas, que por alguna razón no se doraban, y por otro lado el costillar tenía costra y todo pero estaba extremadamente crudo al centro. Subimos y bajamos la parrilla, movimos por acá y por allá, y en algún momento tuvimos que asesorarnos por Guillermo para poder sacar la carne antes de que se nos apagara el fuego.

De a poco nos fuimos acercando al comedor, el cual había sido cuidadosamente ordenado y dispuesto por la señora Nieves. Cada uno tomó un puesto, y luego nos dispusimos a escuchar a Seba, quien dedicó unas palabras de agradecimiento a todos nuestros invitados, ya que su ayuda y su apoyo fue fundamental para la conclusión de nuestra residencia. Luego don Mario tomó la palabra: nos agradeció por nuestro trabajo, por el cariño y nos dejó cordialmente invitados para volver a su casa. Luego la señora Nieves, quien con su dulce forma de ser nos dedicó más palabras de agradecimiento, destacó nuestra amistad, nuestra perseverancia y nuestro trabajo. Evidentemente emocionados, agradecimos el gesto y nos dispusimos a comer todos juntos. Nuevamente la señora Nieves nos sorprendió, pero esta vez con un Pisco Sour Piqueño hecho por sus propias sus manos (con limones de pica cuidados y cosechados por ella misma) que estaba exquisito. Entre conversaciones y risas compartimos entre todos, y luego fue Javiera, la mujer de Jairo quien nos deleitó con otra delicia: un pie de limón hecho también con limón de pica. Aprovechamos de cantarle feliz cumpleaños a Jairo, quien si no mal recuerdo cumplía 31 años ese día, y disfrutamos este rico postre casero.

Pasadas las 12 se empezaron a retirar nuestros invitados, y quedaron sólo Elver, su mujer y Juan Solís. Elver tocó su quena para nosotros, y nos mostró sus dotes musicales tocando cuanta botella encontró en la mesa (incluso botellas que aún no terminábamos de beber), se sacó fotos con Juan (ya que lo encontraba demasiado alto) y un rato después se fue con su mujer rumbo a su hogar. Luego recogimos los platos con la ayuda de Juan, lavamos la loza y nos despedimos de las visitas.

Nos fuimos a acostar con el corazón hinchado de amor y felicidad por este maravilloso encuentro.

Fernanda Vergara

7 de diciembre del 2016 Malvado resfrío

Hoy desperté más resfriada que ayer, y sospecho que fue por no ir lo suficientemente abrigada al desierto el martes.

Ayer habíamos quedado en levantarnos temprano para ir a Iquique, ya que Juan no había podido conocer nada en su corta estancia en la residencia, pero amanecí tan mal que preferí quedarme en la casa, al igual que Seba, que también estaba enfermo y le faltaba terminar las rendiciones. El resto de los chicos aprovecharon su día de descanso (que bien merecido se lo tenían) en una sesión de playa iquiqueña.

Por nuestra parte, con Sebastián tomamos un desayuno para levantar la moral (leche con chocolate y marraqueta con palta) y nos pusimos a trabajar: Seba siguió haciendo las rendiciones y yo me puse a terminar la bandera gigante que entregaremos el viernes en el colegio. Luego de terminar nuestras labores (y darnos cuenta que no alcanzábamos a llegar a correos de Chile a mandar el gran sobre al Consejo) nos pusimos a ordenar la casa, separando las cosas que íbamos a regalar, las que nos íbamos a llevar y las que se iban a la basura. Luego “almorzamos” como a las 7 (Seba hizo puré con chuleta y un pollo apanado) seguimos ordenando y llegaron los chiquillos de Iquique con las cosas para el asado de mañana. Nos contaron de su tarde en Iquique, comimos papitas, jugamos Uno, yo me fui a acostar, Simón y Selec salieron con los profes y Juan y Seba se quedaron hablando hasta tarde.

Fernanda Vergara

“Hay que mencionar acá que Fernanda que, a pesar de su resfrío, se quedó haciendo la bandera elegida por los niños”.

Sebastián Riffo

 

6 de diciembre del 2016 Banderas al desierto

Luego de la intensidad de los días pasados, nos tomamos la mañana para reponer fuerzas. Héctor fue el primero en caer enfermo, con una gripe espantosa, pero eso no impidió que pudiésemos seguir ahogados de felicidad por los resultados del proyecto.

Como nos levantamos tarde hicimos un nutritivo brunch, para luego pasar a los trámites durante la tarde: editar fotos, comunicados de prensa, rendiciones, etc. Alrededor de las 6:00 PM procedimos a comenzar nuestra peregrinación hacia el desierto, con las estructuras montadas sobre los hombros. El viento nos ayudaba a dar un paso hacia nuestro destino, no sin antes restarnos dos, pero nada impidió que culminásemos nuestra visión de la estructura llenas de colores, con el desierto árido y el cielo azul en el fondo. Nos quedamos todo lo que pudimos, hasta que se fue el sol. Luego retiramos las banderas de las estructuras,  el que fue un proceso simbólico que representaba el final de nuestra residencia en Matilla.

Por la noche, producto del frío del desierto cayeron en gripe Sebastián y Fernanda, pero esto no impidió tampoco que fuésemos a disfrutar de una merecida cena a Pica. Más tarde, regresamos caminando por el desierto a la luz de las estrellas, con el estómago lleno y el corazón contento.

Juan Durán

5 de diciembre del 2016 Un día hermoso

Nos levantamos temprano, para terminar los últimos detalles del montaje, terminar las urnas de papel, amarrarlas a la estructura y corregir amarres de las banderas. Luego de un exquisito almuerzo, nos trasladamos a la escuela Nueva Extremadura de Matilla, donde el montaje resultó fluido y todo un éxito, aunque nos llevamos la sorpresa de ver a los niños utilizar técnicas poco ortodoxas para conseguir que su bandera favorita fuese la ganadora: desde emitir votos prácticamente en serie, hasta realizar charlas de carácter imperativas para que sus compañeros votaran por sus banderas.

Después de tan divertida experiencia, nos dirigimos a la plaza de Matilla, donde descansamos a la sombra del campanario, para más tarde dar paso a la actividad cultural con la comunidad. La verdad es que no sabíamos qué esperar, ya que la elección del día nunca estuvo del todo claro, tanto para Matilla como para nosotros mismos, pero a fin de cuentas, fue todo un éxito y recibimos una respuesta muy emotiva de parte de niños y adultos.

Desarrollamos actividades con apoyo del fanzine y las metodologías que allí aparecen, los participantes dibujaron banderas, retratos y compartieron un picoteo con nosotros, uno de los momentos más emotivos de la jornada resultó mientras desmotábamos todo en la noche, una de las madres que participó de la actividad junto a su hija, nos agradeció personalmente el  apoyo que entregábamos a los niños y en especial a su hija, la que se encontraba distante de su madre, producto de las drogas. Nos comentó que no hallaba la forma de establecer una conversación con ella y que luego de la actividad planeaba regalarle lápices, pinturas y telas para coser. A punta de lágrimas aceptamos sus agradecimientos como la mejor de las retribuciones que pueden existir.

Por la noche, ya muy cansados, tuvimos una gratificante cena, una como nunca habíamos saboreado durante la residencia. Estábamos felices de los resultados y, más aun, de lo que construimos todos juntos; nos agradecimos mutuamente las particularidades que cada uno entregaba al colectivo. En conclusión, fue un día sorprendentemente agotador, emocionante y lleno de amor… Fue un día HERMOSO!

Juan Durán

4 de diciembre del 2016 Ya no queda nada

Hoy es el último día de producción y la verdad es que llegamos bastante bien resueltos con el fanzine y el montaje de las banderas. Han sido días de mucho trabajo durante todo el día, por fin pudimos visualizar la estructura completa y la experiencia que realmente supone el enfrentarse a la obra en sí como objeto visual, recorrerla, admirarla e incluso escucharla resultan satisfactorio para todo el Colectivo de Arte MICH. Estamos muy emocionados.

Por otro lado, hemos decidido realizar una actividad de elección con los niños de la escuela, de manera que puedan decidir qué bandera los representa, votando con argumentos personales en unas pequeñas urnas que hemos integrado a la estructura.

Juan Durán

3 de diciembre del 2016 Última estructura. A darlo todo!

Hoy nos despertamos tarde, por lo que tuvimos un desayuno/almuerzo y discutimos temas de convivencia para sobrellevar esta última semana de residencia.

Hoy fue uno de los días mas trabajado de las últimas semanas, Héctor realizó una verdadera maratón personal del fanzine, superando las 120 unidades; Fernanda realizó de manera exprés la incorporación de las “tiritas” para sujetar las banderas; por otra parte, Sebastián, Simón y yo comenzamos el montaje de las banderas en las estructuras, lo que, verdaderamente, nos llenó de emoción: ver concretarse de forma física las ideas, conceptos y formas que habíamos planeado y trabajado durante semanas.

Durante la tarde, salimos a dar un comunicado en la plaza, para invitar a la comunidad a participar de nuestra actividad de cierre de residencia en Matilla, compartimos unos ricos helados y nos dirigimos a una última recolección de cañas para la ultima estructura. Finalmente, alrededor de las 00:00 terminamos la construcción de todas las estructuras y nos fuimos dormir totalmente cansados.

Juan Durán

2 de diciembre del 2016 Viaje a Iquique, Charla RED CULTURA

Hoy estuvimos como locos imprimiendo y compaginando el Fanzine, ya que volvimos  a tener tintas para imprimir y queríamos llevar algunos a Iquique, para regalarlos en la reunión que tuvimos con RED CULTURA y otras agrupaciones culturales de la región. Finalmente, cuando ya nos habían pasado a buscar, e íbamos en el bus mismo, nos dimos cuenta de que habíamos olvidado traer los fanzines, era demasiado tarde para volver.

Ya en Iquique, almorzamos en un restaurante paraguayo (muy, muy bueno), para luego participar de la actividad de RED CULTURA, donde se presentaron las principales actividades de residencia que se están llevando a cabo en la región. Allí pudimos expresar nuestra experiencia personal de la residencia, exponiendo virtudes, falencias y descubrimientos de Matilla. Después participamos en una charla sobre los actores que intervienen en un evento cultural y cómo identificarlos para construir redes, también fuimos invitados a un cóctel donde se entregaron diplomas a los alumnos que habían participado de un taller de gestión cultural.

Luego de un extenuante regreso a casa, nos tiramos de lleno al trabajar en las estructuras e imprimir fanzine. Además, mientras terminábamos la tercera estructura nos dimos cuenta que precisábamos de una cuarta estructura para dar más sustento al montaje. Finalmente, nos fuimos a dormir muy tarde, siendo Héctor el ganador de esta competencia, imprimiendo fanzines hasta las 3:30 AM acompañado de la teletón en la televisión.

Juan Durán.

1 de diciembre del 2016 Estructuras nocturnas

Fernanda y Sebastián fueron a Iquique para solucionar problemas con la máquina de coser y adquirir insumos para las estructuras, junto con tintas para la impresora. Por otra parte, con Héctor y Simón nos quedamos en Matilla trabajando en la etapa final del proyecto, Héctor viendo temas correspondientes a la producción del Fanzine y Simón junto a mí, construyendo las estructuras de caña para el montaje de las banderas. En un comienzo pensamos en unas estructuras de caña bastante simples, pero, la caña en sí, no nos proporcionó la suficiente rigidez, por lo que tomamos la decisión de incorporar diagonales que otorguen el soporte suficiente para que las estructuras funcionen de forma independiente. Por la tarde, al regreso de Fernanda y Sebastián, tomamos once,  llenos de energía nos propusimos terminar las estructuras, misión que completamos medianamente, porque la verdad es que estas son de gran complejidad. Un detalle que nos ayudó muchísimo para esta tarea fue el desarrollo de pequeñas ranuras en las varas de caña, la que nos permitieron entregar una mayor sujeción y así mantener las diagonales en tensión. Finalmente, solo pudimos terminar un par de estructuras de gran calidad constructiva. Determinamos que necesitaríamos de más cañas e identificamos  las características específicas de las varas que necesitaremos.

Juan Durán

30 de noviembre del 2016 El Baile PRO

Hoy nos levantamos tarde, ya que la noche anterior estuvimos visitando Pica y contemplando la festividad de San Andrés. Durante la tarde, los chicos (Fernanda, Héctor, Simón y Sebastián) fueron nuevamente al pueblo de Pica para participar del “Parabién”, el cierre de la festividad al son de música en vivo y de bailes típicos. Durante la fiesta, los chicos estuvieron bailando Cachimbo y las personas le preguntaron a Sebastián si él era de Pica, ya que consideraron que bailaba muy bien.

Juan Durán

29 de noviembre del 2016 Vamos con la estructura!

Junto a Simón nos fuimos a la plaza de Matilla a ver la guía turística que hace Wladimir López, uno de los más importantes operadores turísticos de la zona: Wladimir hizo una presentación de la Iglesia, la plaza, la arquitectura y los Lagares, mezclando todas las historias y los períodos. A medio día comenzaron a armar la estructura Juan, Sebastián y Simón. Yo terminé de imprimir los primeros fanzines. En la noche, a las 11 nos fuimos caminando a celebrar San Andrés. Fuegos artificiales a media noche, comparsas, tinkus, diabladas y otros bailes festejaron al Santo. Recorrimos cada uno muy emocionados, cansados y felices llegamos a la cabaña.

Héctor Vergara

28 de noviembre del 2016 Cortando Cañas

Lunes, me desperté temprano para terminar el fanzine y Seba me ayudó a escribir un texto para explicar por qué estamos haciendo banderas. Simón y Fernanda se quedaron haciendo banderas. A medio día fuimos todos a cortar cañas a bajo Matilla, Don Mario nos prestó 2 serruchos para cortar las matas.  Llegamos a un camino de tierra cerca de unas piscinas de regadío. Sacamos alrededor de cuarenta cañas y nos volvimos a casa para seguir trabajando. Juan y Sebastián,  realizaron varias maquetas para diseñar la estructura expositiva, Fernanda y Simón estuvieron cosiendo y yo me quedé terminando el fanzine hasta tarde. En la noche Fernanda nos cocinó un rica tortilla de papas.

Héctor Vergara

27 de noviembre del 2016 Día libre, igual trabajamos

Domingo día libre, nos levantamos muy tarde, trabajé un poco en el fanzine, Sebastián, y Fernanda hicieron banderas y Juan editó unas fotos. Salimos con Simón a tomar helados a Pica.

Héctor Vergara

26 de noviembre del 2016 Llegaron los chiquillos!

Me levanté temprano para escribir la bitácora, luego prendí la tele y me enteré de que Fidel había muerto y que el sorteo de la Copa Confederaciones iba a ser pronto. Trabajamos en la mañana y, a medio día, fui a trotar. Cociné garbanzos y a las 3 llegaron Juan y Fernanda desde Santiago para almorzar, luego nos reunimos para programar la semana y las tareas, costura, fanzine y estructura. A las 18:30 fuimos a caminar por Matilla, caminamos por la plaza y luego subimos a alto Matilla para luego caminar por el desierto, nos pasamos una reja y llegamos a una quebrada… corrimos, encontramos juguetes y mucha basura. Nos pasamos nuevamente la reja para seguir caminando a otra quebrada, chuteamos una pelota encontrada, pensábamos que íbamos camino a Pica pero llegamos  al Gólgota, algo parecido a un museo de Jesús. Fue chocante, tétricos dioramas de la vida del divino. Salimos estupefactos. Muchos mensajes cristianos, maniquíes horribles y luces estridentes condensadas en 10 salas aproximadamente. Llegamos a la casa exhaustos a comer tallarines con salsa. Más tarde nos pasó a buscar el profe Javier para carretear.

Héctor Vergara

25 de noviembre del 2016 Trabajamos duro!

Me levanté a las 9 para escribir la bitácora, seguimos haciendo banderas y preparando el material para el fanzine. A las 12 y media pasó Fabiola a dejarnos el almuerzo (tallarines con pesto), tuvimos poco tiempo, preparamos los materiales y nos fuimos a la escuela par realizar el encuentro creativo. Llegamos a las 2, nos encontramos con Mónica del Consejo de la Cultura de Iquique, Karen y Marcela de Servicio País, estaban haciendo los preparativos para la premiación de un concurso de dibujo e historias organizado por Servicio País. La premiación duró hasta las 15:30 y las clases eran hasta las 4, por lo que no nos dio para hacer la actividad. Volvimos a la casa con la moral baja, seguimos produciendo, a las 6 salimos a reunirnos con los dirigentes de la Ecozona, pero no llegó nadie. Fuimos nuevamente y solo llegó Maximiliano Mamani y Catalina Cortez con quien hicimos unos ejercicios para perder la timidez y diseños de banderas. Por último, nos vinimos a trabajar a la casa, trabajamos hasta las 2 de la mañana.

Héctor Vergara

24 de noviembre del 2016 Trabajamos duro!

A primera hora nos fuimos a la Cocha, luego pasamos a comprar alfileres y preguntar por los valores de las telas, le preguntamos a la señora Roxana como arreglar la máquina de coser, nos ofreció echarle una mirada el día sábado después de las 6, luego pasamos a la ferretería de Pica para comprar aceite de máquina. Pasamos frente de la biblioteca, pensamos que estaba cerrada, pero abrimos la puerta y estaba Mister O’Ryan, nos sentamos hablar con él y regalarle el fanzine nº 1, luego de unos minutos de conversación subí hablar con las bibliotecarias para buscar información de las rutas caravaneras y los geoglifos. Cecilia, una de las bibliotecarias, me ayudó a buscar en la vitrina pero no encontramos mucho. Lo mejor fue buscar por internet, Cecilia amablemente me envió 3 libros en pdf a mi correo. Bajé a la oficina de Mister O’Ryan a buscar a Sebastián y Simón. Estaban hablando con él de la diferencia entre los distintos tipos de vestimentas indígenas y la wiphala (bandera de todas las etnias aymaras). Nos fuimos almorzar al restaurante Mia Papa para digerir la información. Llegamos motivados, con la moral en alto a reparar la máquina, dibujar y diseñar el fanzine. Sebastián puso la serie animada Los Caballeros del Zodíaco y no paramos hasta las 7 cuando la señora Nieves llegó con canapés, rosquillas y sopaipillas. Le contamos nuestro problema con la máquina y, a los minutos, llegó Don Mario con un jugo de guayaba para revisar la máquina.  Pareció mejorar, paramos un rato. Luego de eso trabajamos hasta las 1, escuchamos 38 capítulos de caballeros del zodiaco, hicimos 2 banderas, más de 10 dibujos y 8 páginas diagramadas para nuestro nuevo fanzine.

Héctor Vergara

23 de noviembre del 2016 Banderas, Banderas, Banderas

Despertamos todos tarde. Simón despertó enfermo, pero de todas formas trabajó en la costura de las banderas. Yo trabajé en el diseño del fanzine y Seba en los dibujos del mismo. A medio día, fui con Seba donde Fabiola, una joven matillana que cocina para generar ingresos, almorzamos unos ricos fritos de atún, arroz y verduras. Simón se acostó un rato, Seba y yo seguimos trabajando en el Fanzine. Para distender la jornada de trabajo salimos a dar una vuelta por la plaza de matilla.

Héctor Vergara

22 de noviembre del 2016 Vamos con Amigos Matillanos Nº 2

Hoy comenzamos de lleno a la confección de nuestro segundo Fanzine, Amigos Matillanos Nº 2.

Es importante detenerse en esto y comentar la necesidad de este tipo de prácticas dentro de nuestro proyecto total. Si bien, para los artistas, en general, el término es ampliamente conocido, creemos necesario delinear su significado esencial. En pocas palabras, podemos mencionar que un Fanzine es una publicación de factura manual, económica y de tiraje reducido, que surge de una profunda necesidad expresiva, con independencia editorial, libertad de contenido y en ausencia de cualquier ánimo lucrativo. En ese sentido, Amigos Matillanos viene a cumplir un rol clave en nuestra Residencia, tanto a nivel comunicacional, como expresivo, pues nos ayuda a compartir con la comunidad de Matilla las cosas que hemos estado haciendo durante estos meses y, muy substancialmente, el modo en el que hemos ido tomando ciertas decisiones. De este modo, hemos compartido nuestras metodologías de trabajo artístico, y todo aquello que hemos ido aprendiendo.

Amigos Matillanos es una construcción colectiva. Para su confección, primero se analiza la estructura general a nivel de contenidos, luego dibujamos y delimitamos los textos que acompañarán los temas tratados. Por último, Selec confecciona la línea editorial gráfica del documento y lo imprime con nuestra impresora doméstica.

Sebastián Riffo

21 de noviembre del 2016 Pre montaje

Hoy, por primera vez, hicimos un pre montaje de todas las banderas que habíamos confeccionado. Las colgamos de unos cordeles para ver cómo se veían todas juntas. La sorpresa fue grande, pues nos encontramos con un cuerpo gigante de trabajo realizado, un panorama lleno de colores y formas. En ese sentido, fue importante colgarlas, pues nos ayudó a pensar en el montaje final de las mismas. Así que, sin esperar mucho, nos pusimos a idear una estructura que sostuviera todas las banderas. La mayor parte del tiempo pensamos en una estructura de palo cepillado, sin embargo, conforme avanzaban las ideas, llegamos a la conclusión que el mejor material para construir la estructura debía contener varas de caña, esas que tanto abundan en este territorio.

Sebastián Riffo

19 de noviembre del 2016 Vamos a Humberstone!

Luego de avanzar toda la tarde en la confección de banderas, nos vino a buscar Javier, el profesor de Matemáticas de la Escuela de Matilla, quien nos llevó a Humberstone, luego de que María Lorena Figueroa Reyes (Artista Red Cultura de Pozo Almonte) nos invitara a la fiesta de las Agrupaciones Pampinas en el Teatro de Humberstone. Atravesamos las ruinas de un pueblo otrora próspero y lleno de vida. Así, llegamos al teatro principal del pueblo, estaba lleno de personas. Allí pudimos presenciar un sinnúmero de presentaciones artísticas, de los más variados estilos, desde bailes pampinos, hasta cuadros plásticos que retrataban el pasado pretérito del pueblo.

Sebastián Riffo

 

18 de noviembre del 2016 Aprendiendo de las formas

Como todos los viernes, trabajamos en la Escuela Nueva Extremadura de Matilla. Llevamos a cabo un ejercicio que llevó por título “Aprendiendo de las formas”.

Objetivo general:

  • Entender lo que es una forma visual: conjunto de características físicas visibles. La forma puede ser ancha, cuadrada, redonda, fina, gruesa, etc.

Objetivos específicos:

  • Componer una imagen con formas. Componer es ordenar.
  • Comprender que el orden de las formas determina el carácter de una imagen.

Metodología:

  • El Colectivo de Arte MICH dispone a cada participante de 5 retazos de géneros de distintos colores y formas.
  • Los participantes deben observar dichas formas; ubicarlas en una hoja proveída por el Colectivo de Arte; calcarlas con un lápiz; y, por último, colorearlas de acuerdo al color del retazo.
  • Una vez terminada la etapa anterior, se les pide volver a repetir dicha acción, pero alterando el orden y ubicación de las mismas formas.
  • Por último, se forman grupos de 5 integrantes. Se les entrega un género rectangular en el que deben armar colectivamente una composición con los retazos de género anteriormente entregados.

Esta experiencia resultó ser muy interesante para los niños, se motivaron y llegaron a muy buenos resultados gráficos.

Sebastián Riffo

17 de noviembre del 2016 Banderas, Banderas

Seguimos trabajando en la confección de banderas. No es fácil hacerlas, tardamos día y medio en confeccionar solo una. A grandes rasgos, su confección tiene las siguientes etapas: Primero se hace una matriz, a escala 1:1 de lo que será la bandera final, su tamaño total es 55 x 76 cm. Luego dibujamos las líneas que separan los colores; cortamos los pedazos del papel y, esos mismos, los calcamos por el revés en los géneros de colores, para no dibujar sobre la cara frontal del género. Cada trozo de género tiene un margen de 2 centímetros, para poder hacer luego las uniones. Una vez que tenemos todos los pedazos cortados, se unen con la máquina de coser. De este modo, se deben zurcir los bordes de cada género. Una vez terminado se vuelve a coser.

Fernanda y Pilar fueron nuestras maestras, con Héctor y Simón hemos ido aprendido la técnica, pero estamos lejos de lograr sus facturas, por lo que trabajamos duro para estar a su altura.

Así pasan un poco nuestros días, escuchando música y cociendo. Hoy fue un día de trabajo intenso.

Sebastián Riffo

16 de noviembre del 2016 Visita con Aymar Yuthawi

Hoy conocimos a Aymar Yuthawi (Héctor Morales, n. 1951), lo visitamos junto con Karen y Marcela de Servicio País. Pasamos una tarde muy agradable conversando de sus intereses artísticos y culturales; de su paso por la Universidad de Chile; de sus experiencias de vida viviendo en Ecuador y del vínculo que allí tuvo con el reconocido artista Oswaldo Guayasamín (Quito, 1919 – Baltimore, 1999). Nos contó que, cuando llegó a Chile, luego del exilio post dictadura, comenzó a preocuparse por sus raíces indígenas, lo que lo llevó a ahondar vivamente en las cosmologías que siempre lo habían rodeado. En cada momento, nos decía que debíamos tomar en cuenta el poder de nuestras raíces, de nuestros orígenes, pues, desde allí, podíamos alzar una voz originaria y comprometida.

Aymar es conocido en el norte de nuestro país por haber realizado los tres grandes murales del aeropuerto Diego Aracena de Iquique. Nos comentó que trabajó durante 9 meses y que se valió de la ayuda de jóvenes para su ejecución.

Sebastián Riffo

 

15 de noviembre del 2016 Los cosedores de Matilla

De un tiempo a esta parte, nuestras jornadas han sido intensas, nos hemos concentrado principalmente en confeccionar banderas. De a poco, hemos ido delimitando conceptualmente nuestro proyecto y creemos que nuestra obra busca reflexionar sobre la diversidad cultural del pueblo de Matilla, mediante el diseño y confección colectiva de banderas, las que abordan distintos aspectos de la vida cotidiana del pueblo.

Todos los diseños han surgido de las diferentes experiencias creativas que hemos tenido con las agrupaciones sociales de Matilla, lo que nos ha proveído un universo increíblemente rico en imágenes e historias. En ese sentido, elegimos trabajar con banderas para adentrarnos en los intereses simbólicos locales, tanto actuales como ancestrales. De ese modo, valoramos el amplio abanico de colores y formas que han ido emergiendo de nuestras mesas de trabajo, como si de un caleidoscopio de subjetividades se tratase.

Todos los días nos levantamos y tenemos claro lo que hay que hacer: trazar líneas sobre géneros, cortar, zurcir y luego coser. Es increíble como un simple dibujo toma un cuerpo robusto cuando pasa a la tela, claro, se transforma en bandera.

Sebastián Riffo

14 de noviembre del 2016 Junto a Jiwasa Oraje

Hoy fue un día especial, pues Catalina Cortés llamó a Héctor para avisarle que los representantes del Área de Desarrollo Indígena Jiwasa Oraje (Ecozona de Matilla), estaban presentes en Matilla y que podían recibirnos. Para nosotros esto significó mucho, pues nos costó bastante reunirnos con todos ellos.

Luego de hacerles una breve presentación de nuestras intenciones artísticas, los representantes sociales pasaron a presentarse. Rescatamos la presencia y sabiduría de Maximiliano Mamani, secretario de la Asociación Indígena Sillajuay y Presidente de la Asociación Indígena de Matilla. Según sus propias palabras, él es Aymara, habla su lengua y sigue practicando su cultura ancestral junto con su comunidad.  Su pueblo natal es Cancosa, ubicado 175 kilómetros de Pica hacia la cordillera, en frontera con Bolivia. Conforme avanzaba la conversación, Don Maximiliano rápidamente notó que nos habíamos relacionado principalmente con niños y con sus historias, por lo que no dudó en expresarnos asuntos históricos que no deberíamos dejar pasar, como, por ejemplo, que entre Matilla y Pica pasaba el Camino del Inca. De hecho, nos mencionó que aún quedan los restos de dicho camino de Norte a Sur. Por otro lado, también nos contó que Pica y Matilla siempre tuvieron una relación de cordillera a mar, de Este a Oeste, dado que los Aymaras siempre ocuparon los tres pisos ecológicos: cordillera, pre-cordillera y pampa o costa. Es posible comprobar lo anterior, por la presencia de las Apachetas (montículos o monumentos pétreos conformados por piedras apiladas), por donde pasaban las grandes caravanas de llamas.

Sebastián Riffo

 

13 de noviembre del 2016 Adiós Fer, Hola Seba!

Hoy con Simón nos levantamos temprano. Tomamos desayuno, nos duchamos y fuimos rumbo a Iquique a encontraron con el Seba que ya venía de vuelta!. Durante la bajada en minibús el Seba me contaba que se le había quedado la mochila en Santiago, que había habido un terremoto en Nueva Zelanda y un sismo en Argentina. Nos encontramos en el terminal y nos fuimos caminando a la playa. Almorzamos empanadas y estuvimos toda la tarde en la playa, fuimos a comprar comida al supermercado con el Seba y volvimos. Simón se fue a participar en una roda de capoeira que hacen todos los domingos al frente de Cavancha. Seba por su parte subió a Matilla porque venía muy cansado y yo me fui a mi hostal a pasar el resto de la tarde noche para por fin estar en Santiago el Lunes en la mañana.

Fernanda Vergara

12 de noviembre del 2016 Tangrama Textil II (o cómo ser costureros impresionistas)

Hoy nos despertamos un poco más tarde con Simón. Empezamos a coser las figuras de la actividad de ayer y discutimos harto sobre cómo ir modificando esta nueva modalidad de trabajo. Salieron muchas ideas buenas, así que al parecer lo que desarrollamos ayer con los niños viene para quedarse. Decidimos improvisar una jornada de costura en la plaza y nos pusimos a hacer más material!! Nos conseguimos mesas y Sillas con don Mario y nos instalamos en la plaza. Lamentablemente habían puros turistas así que no pudimos invitar a nadie a trabajar, por lo que nos pusimos a armar la iglesia de Matilla con retazos… Quedó hermoso y fue muy entretenido!!!

Tipo 8 empezó a hacer frío y volvimos a la casa directo a coser. Luego ordenamos y nos fuimos a acostar.

Fernanda Vergara

11 de noviembre del 2016 Tangrama Textil I (o cómo ser tan nefastos para el Bingo)

Me desperté temprano y Simón estaba terminando material para la actividad de hoy. Hicimos relevo para que durmiera un rato (había pasado de largo) y ya a las 2 de la tarde estábamos instalándonos en el colegio para empezar la actividad: esta vez llevamos una rectángulo liso con los bordes cosidos y figuras geométricas que los niños de 2do básico debían disponer en la tela para contarnos una historia. Estaban muy motivados tratando de calzar piezas, encontrar el color que querían y tratando de formar sus figuras. En algún momento se nos ocurrió pasarles tijeras y todas las figuras que formaron ( le puse tangrama textil) terminaron recortadas para que las figuras se asemejaran aún más a lo que querían… No sé como las vamos a coser ahora!!! Jajaja. Luego los hicimos pasar adelante y nos contaron las historias que inventaron, todas con finales inesperados.

Volvimos a la casa contentos a descansar un poco y a las 8 salimos rumbo al colegio nuevamente a participar en el Bingo. Como imaginarán, no ganamos nada…

Fernanda Vergara

10 de noviembre del 2016 Selec, el eterno enamorado

Hoy nos levantamos temprano para ir a La Cocha. Nos bañamos un rato y luego fuimos caminando al centro de Pica para comprar comida para la semana y sacar plata… Pero se había cortado la luz. Esperamos un rato a que llegara, fuimos al mercado y repentinamente la luz volvió. Luego tomamos un minibus a Matilla y cuando nos bajamos nos encontramos con la sorpresa de que el chofer nos cobraba el DOBLE de lo que vale normalmente el pasaje… Igual le tuvimos que pagar lo que el decía y obviamente volvimos picados a la casa. Luego empezamos a cocinar y llegó Loreto de Acciona a visitarnos un rato e invitarnos a su cumpleaños. Almorzamos y llegaron Karen y Marcela de Servicio País y coordinamos nuestras actividades y conversamos de la vida. Mientras conversábamos con ellas llegó Javier, profesor de la escuela a buscarnos para ver el partido de Chile vs Colombia… Le tuvimos que pedir que volviera mas rato.

Ordenamos un poco y empezamos a preparar material para la actividad del viernes. Selec por su parte ya se estaba preparando para su ansiada visita a Santiago!!!

Tipo 5 Javier volvió a buscarnos pero yo preferí quedarme en la casa acostada porque no me sentía bien. Tipo 6 me levanté y me puse a trabajar, e inventé unas bolsitas para los materiales de mañana (queríamos hacer uso del factor sorpresa con los niños).


Fernanda Vergara

9 de noviembre del 2016 Bienvenido Simón!

Empezamos el trabajo temprano. Tipo 3 de la tarde llegó Simón de vuelta a Matilla! Fue todo un evento, ya que a pesar de que hace unos dias estuvimos en Iquique, la monotonía nos tenía medios bajoneados. Salimos a reunirnos con Baldemar Dávalos, pero en el camino nos encontramos con Pablo, un profesor practicante que el año pasado trabajaba en Camiña!!! (Nuestra residencia pasada) nos quedamos conversando harto rato, le pasamos un fanzine y nos mostró los libros con los que enseña aymara en el colegio. Luego fuimos a la Ecozona (al fin estaba abierto!) y nos reunimos con Catalina para planificar las siguientes actividades que haremos en conjunto. Al salir de la reunión nos pusimos a conversar con la señora Gladys Vega y su esposo, quienes se conocieron trabajando en Humberstone. Nos contaron que viajan una vez al año a Matilla para pasar el invierno acá, nos hablaron de sus hijos y de sus historias en esta localidad. Quedamos de volver en estos días para mostrarnos unas fotos antiguas de Matilla. Para terminar el día, nos pusimos a planificar las actividades del viernes! Que agradable que es variar las actividades…

Fernanda Vergara

8 de noviembre del 2016 Un día fome

Hoy para variar nos levantamos temprano para seguir cosiendo. El internet al fin funciona bien así que he podido mandarle fotos a los chiquillos para que vean cómo vamos avanzando con Selec. En la tarde salimos un rato a la plaza a despejarnos un poco, y Selec aprovechó de mostrarme la Iglesia de Matilla por dentro.

Fernanda Vergara

7 de noviembre del 2016 Ejercicios para perder la timidez (y no en el dibujo)

Hoy con María nos levantamos temprano para ir a la Municipalidad. Ayer en la noche me invitó a conocer los geoglifos de Pintados así que obviamente le dije que sí!

Llegamos a la Municipalidad y ahí nos encontramos con Edwin López, encargado de Cultura y con Pablo de Servicio País. Nos subimos al auto de Edwin y partimos rumbo a los geoglifos, mientras nos iba bombardeando con información relevante de distintos hitos que íbamos pasando en la carretera. Realmente es una máquina!!!

Llegamos al lugar y me encontré con unos cerros majestuosos y desérticos, imprimados con iconografía de pueblos precolombinos… el recorrido fue simplemente maravilloso, rodear los cerros y descubrir una cantidad impresionante de registros gráficos antiquísimos es algo inexplicable!!

Seguimos recorriendo los alrededores y nos encontramos con edificaciones de diversas épocas. Edwin nos contó que se hacían con lo que se encontraba en el lugar: se usaba de ladrillo, las costras de arena salinizada y para pegarlas, una mezcla de arena, salitre y agua. A simple vista se ve muy frágil pero es durísimo!!!

Me fui enamorada de ese lugar rumbo a Pozo Almonte. María me dio almuerzo y luego partí rumbo a Matilla. Al ratito de llegar a la casa, Selec tocó la puerta y nos volvimos a reunir, ya con las baterías completamente cargadas para seguir nuestro trabajo.

Fernanda Vergara

6 de noviembre del 2016 Carnecita al fin!!!

Hoy nos levantamos temprano para bajar a Iquique. En el bus nos encontramos con María Lorena, quien está a cargo de la residencia de Pozo Almonte. La llevamos a conocer el Agro y a comer al Nebraska (al fin pude comer carne de Vacuno, mis glóbulos rojos ya estaban sufriendo). Conversamos de nuestros proyectos locales, de sus encuentros y diferencias. Fue muy enriquecedor conocer el proceso de su trabajo!

Luego bajamos a Cavancha a bañarnos a la playa, ya nos hacía falta la arena y las olas. A la noche Selec se fue a hospedar donde Loreto, una curadora que conoció acá y yo me fui a la casa de la María en Pozo Almonte. Tomamos once y pude ver el trabajo que está haciendo con las artesanas textileras del lugar, un trabajo simplemente hermoso e inmenso!
Fernanda Vergara

5 de noviembre del 2016 Premios, vengan a mí.

Por alguna razón nos despertamos muy temprano (más de lo normal). Seguimos trabajando y a las 20:30 fuimos al Bingo que organizaba el Club del Adulto Mayor Germán Riveros. Selec quería la Cafetera que había de premio, y batallamos duramente en todos los juegos y aún así no ganamos nada… Parece que no tenemos suerte para estas cosas … Lo bueno fue que conocimos a Don Baldemar Dávalos de 92 años y su esposa, quienes viven hace muchísimos años acá. Quedamos de ir a verlo a su casa el miércoles en la tarde para que nos comparta todas sus historias.

Fernanda Vergara

4 de noviembre del 2016 El Chiquero (Simón, vuelve a poner orden!)

Al igual que ayer, nos levantamos temprano. Como la casa estaba muy desordenada dedicamos parte de la mañana a ordenar y limpiar, y luego nos pusimos a trabajar. Hicimos una pausa para ir al colegio a recalendarizar nuestras actividades (hoy teníamos una pero los niños salieron más temprano), volvimos a cocinar y seguimos trabajando.

Fernanda Vergara

3 de noviembre del 2016 Encantos Portinos

Hoy nos levantamos temprano con Selec para ir a Pica. Me llevó a conocer el Centro Recreativo Cocha y después recorrimos Pica. Encontramos la Municipalidad y Selec ocupó todos sus encantos portinos (porteño-nortino) para que la Secretaria nos gestionara un 50% de descuento en las entradas de Cocha!!!. Luego compramos hartas verduras y frutas para la semana y volvimos a Matilla. Hicimos un almuerzo Lu-Ma-Mi que quedó muy rico, y preparamos un Agua de Tangelo con Pepino que quedó exquisita. Luego nos pusimos a coser sin parar hasta la noche. Vamos avanzando bastante para ser sólo dos personas!

Fernanda Vergara

2 de noviembre del 2016 Turismo Vivencial

Hoy nos levantamos con todas las ganas: Pudimos solucionar lo del hilo de la máquina, Selec volvió a cocinar para todos y Pilar terminó sus banderas. Ordenó sus cosas y tipo 3 de la tarde bajó a Iquique para poder tomar tranquila su vuelo de vuelta a Santiago… Ahora estamos solos con Selec!!! Seguimos trabajando y a las 7 fuimos al cementerio mientras esperábamos a Wladimir, guía turístico de Matilla. Nos contó de su proyecto de turismo vivencial llamado Tambo Pacha y nos mostró el lugar que construyó con sus manos para llevarlo a cabo: una especie de choza inspirada en la cultura de la zona, hecha completamente de adobe y con el techo tejido. Su idea es entregar un servicio turístico muy especial, con comida, bebestibles y ritos de las culturas de la zona…

Fernanda Vergara

1 de noviembre del 2016 ¿Accidentes?

Nos levantamos temprano y partimos rumbo a Matilla. Llegamos al medio día y Fernanda se incorporó rápidamente a la elaboración de las banderas, que de hecho continuamos hasta la tarde (no sé hasta qué hora, porque yo partí esa misma tarde a Santiago por unos días). Durante toda la tarde vimos ambulancias ir y venir a toda velocidad. Suponemos que hubo uno o más accidentes en la carretera. El camino de La Tirana, la Huayca, Matilla es pésimo, está lleno de hoyos gigantescos. Es realmente peligroso, quizás eso provocó los supuestos accidentes. Además el camino estaba cortado por arreglos.

Yo partí en la tarde a Iquique y había muchos autos bajando, pero pocos buses, al final me pude subir a uno, pero me tuve que ir de pie todo el viaje (desde Matilla a Iquique) porque iba lleno.

Simón Catalán

Por otro lado: Hola Matilla!!!

Ayer nos quedamos en Chanavayita y en la mañana de hoy, Javier y Susana nos dejaron en el terminal para volver a Matilla, llegando a nuestro destino cerca de las 1 de la tarde. Pilar estaba trabajando en las banderas y me empezó a contar cómo iba el proyecto para poder incorporarme a esta fase de la mejor manera. Selec nos preparó el almuerzo (está hecho todo un chef) y tipo 5 de la tarde Simón se fue de vuelta a Santiago. Quedamos Pilar, Selec y yo (Fernanda). Después todos nos pusimos a trabajar en las banderas y Selec tuvo un reencuentro un poco complicado con la máquina de coser, ya que se le enredó un hilo dentro de la máquina y no lo podíamos sacar con las herramientas que teníamos disponibles, y como era tarde no quisimos ir a molestar a Don Mario, por lo que tuvimos que dejar el trabajo hasta ahí. Jugamos carioca y nos fuimos a acostar.

Fernanda Vergara

31 de octubre del 2016 La llegada de Fernanda

Hoy nos levantamos muy temprano para ir a Iquique, porque unos amigos nos invitaron a Chanavayita, una caleta al sur de Iquique con una playa increíble. Y más importante que eso, era que hoy llegaba Fernanda a Iquique y el paseo era una buena excusa para ir a buscarla y recibirla con un paseo entretenido. Pilar decidió quedarse en Matilla avanzando con las banderas porque eran sus últimos días del proyecto, ya que el jueves parte a Santiago.

Nos encontramos con Fernanda tipo 10:30 en el terminal y fuimos a comernos una paila de huevo al mercado, ahí nos encontramos con Javier, nuestro amigo que nos fue a buscar para llevarnos a Chanavayita. Pasamos una tarde muy buena, comimos un asado, la señora que le arrendaba la cabañana a los chiquillos nos regaló unas empanadas de marisco-queso y jugamos el campeonato de ping-pong más emocionante (y único hasta ahora) del viaje.

Se nos hizo tarde y nos tuvimos que quedar en la caleta, ya no podíamos devolvernos a Matilla. Aprovechamos de conocer la caleta y pasear por la playa.

Simón Catalán

30 de octubre del 2016 El segundo cumpleaños

Parece chiste repetido, pero hoy también nos dedicamos completamente al avance de las banderas. Casi no salimos durante el día, simplemente cosimos durante todo el día.

En la noche, después de conversar con Don Mario y la señora Nieves (les mostramos el avance de las banderas y les encantó!) salimos a tomar aire a la plaza. Había bastante movimiento, gente haciendo deporte, una fiesta familiar y varios niños jugando. Decidimos partir a Pica a ver si la disco estaba abierta o si había movimiento en el cementerio, ya que los chiquillos recordaban que el año anterior en Camiña se realizaba una celebración esa misma noche en el cementerio.

No nos fue bien en Pica, no había nadie, pero en el camino de Matilla a Pica nos encontramos con un evento que nos llamó la atención. Había mucha gente reunida, nos acercamos y nos ofrecieron pollo y torta, también vino. Había una mujer cantando, después de eso entró una banda de bronces y también se presentó. Hasta que descubrimos que era la celebración de cumpleaños del nuevo alcalde electo. No conocíamos a casi nadie, pero igual nos quedamos, total había que conocer. Finalmente nos quedamos toda la noche, inauguramos la pista de baile y nos hicimos de nuevos amigos.

Simón Catalán

29 de octubre del 2016 Una comida no tan buena

Desde ayer nos conseguimos una radio, así que nuestras jornadas de trabajo son acompañadas por la radio San Andrés de Pica y La Tirana de Pozo Almonte. Durante la mañana, como es costumbre en esta semana, nos dedicamos a avanzar en las banderas. Avanzamos bastante, pero hicimos una pausa para ir al mercado de Pica y aprovechamos de almorzar allá.

Nos costó llegar a Pica, había mucha gente subiendo, pero poca locomoción.  Todos los locales para comer estaban llenos y después de darnos varias vueltas conseguimos una mesa, aunque el almuerzo no estuvo muy bueno. Al principio teníamos los platos, pero no cucharas para comerlos, un exceso de aceite y en general el sabor no era tan rico. Pero bueno, comimos por lo menos. Después de pasar al mercado seguimos con la labor de las banderas hasta muy tarde. Aunque durante la tarde hicimos una pausa por unas horas, ya que fuimos a una reunión bien importante para la comunidad. La reunión trataba sobre la futura construcción del Centro Cultural y Recreacional de Matilla. En la reunión se presentó el diseño de proyecto, se fundamentaron las decisiones formales y estructurales de la construcción y se dio espacio para que la comunidad manifestara sus opiniones en relación a las características del proyecto. El arquitecto encargado del diseño explicó detalladamente los 5 campos en que se basaron para la propuesta: campo ancestral, campo poético, campo de las celebraciones, campo de las formas, campo geográfico. Según nos comentaron, a esta reunión asistió mucha más gente que la reunión pasada, aunque en realidad no había tanta gente. Muy interesante la reunión, se tocaron temas que desconocíamos como la geografía del oasis Pica-Matilla-Valle de Quisma, es decir cuáles eran las condiciones geográficas que lo hacen ser como es. En general todos estaban muy de acuerdo en seguir adelante con el proyecto, coincidiendo en que sería un gran aporte para Matilla, aunque había algunas confusiones sobre el financiamiento de la construcción y algunos aspectos formales.

Simón Catalán

28 de octubre del 2016 El misterio del pan y el retorno del Seba

Hoy nos levantamos bien temprano con Selec y fuimos a la Cocha (piscinas naturales de Pica, con aguas calentitas), mayor atractivo turístico de la zona, que aún no conocíamos. Estuvimos como una hora disfrutando de la Cocha, una de las experiencias más relajantes que hemos tenido durante todo el viaje. Como nos habíamos acostado tarde, levantado temprano y comido poco en la mañana, nos vino (o por lo menos a mí) una mezcla de fatiga, sueño y hambre extrema, pero no nos importó mucho porque habían sobrado cosas de ayer y teníamos el plan de hacernos unos completos para empezar bien el día. Pero llegamos a la casa y nos dimos cuenta que la bolsa con los panes (aún quedaban como 8 panes de completo) no estaba en ninguna parte. Todos aseguraban no haber tomado, botado o comido la bolsa de los panes, el misterio de los panes que aún no podemos resolver. Tuvimos que hacernos completos con marraqueta, que quedaron igual o más buenos.

Hoy sí que trabajamos de corrido, principalmente en las banderas, pero también en los informes de platas. Trabajamos desde la mañana hasta las 12 de la noche, sólo parando para comer. Pero a eso de las 6 de la tarde partió el Seba, que se va por un par de semanas a Santiago para preparar y montar su muestra en el MAC de Quinta Normal. Todos teníamos pena, pero obviamente a la Pilar fue a la que más le afectó la partida.

Trabajamos de corrido y avanzamos bastante en las banderas, el Selec estuvo trabajando todo el día en las bitácoras, parece que estuviera escribiendo un libro.

Simón Catalán

27 de octubre del 2016 La visita de Camila y el cumpleaños del Seba

Hoy teníamos programada la visita de Camila, del Consejo Regional, que vendría tipo 13:00 para ver nuestros avances del proyecto. Durante toda la mañana trabajamos en las banderas, es una tarea ardua, pero muy bonita, ya comenzamos a ver los resultados. Los diseños de banderas (que hicieron los niñ@s de la escuela) están hermosos, muy creativos. También preparamos los materiales para la actividad de hoy y avanzamos en las múltiples tareas que tenemos día a día (bitácora, actualización de los gastos, escaneo de dibujos, registro fotográfico, etc).

Camila llegó pasado el mediodía y lejos lo que más le impresionó era la edad del Seba y la Pilar, al verlos pensó que eran adolescentes y nos costó que creyera que ella tenía la misma edad que ellos. Cuando el Selec le dijo su edad terminó de convencerse y supuso que habíamos hecho un pacto con el diablo para parecer más jóvenes. Camila resultó ser muy simpática, lo pasamos bien conversando con ella y almorzamos juntos, y entre medio llegó Loreto (artista de Iquique que trabaja en el programa Acciona en la Escuela de Matilla) y le aprovechamos de mostrar el fanzine.

Partimos a la escuela y trabajamos con 3ro, 4to, 5to y 6to básico la misma actividad que habían trabajado los estudiantes de los otros cursos la semana pasada. Fue una jornada súper buena, creamos más banderas, experimentamos con el color y el volumen y cada vez vamos introduciendo más a los estudiantes en la creación de esta obra colectiva. Camila se fue unos minutos antes de terminar la actividad, ya que tenía que partir a Iquique, pero aunque haya sido cortito tod@s coincidimos en que lo pasamos muy bien con su compañía.

Al terminar la actividad el Seba y la Pilar fueron a Pica y compraron la comida para celebrar el cumpleaños del Seba, mientras el Selec y yo nos quedamos a jugar a la pelota con los chicos de la Escuela. Hoy dimos la pena (por lo menos yo), a los diez minutos ya lo había dado todo y el resto del partido sólo me arrastré por la cancha. Selec seguía lesionado, pero el más afectado por el partido fue Javier, el profe de matemáticas que tenía un dolor del demonio en la espalda.

Al volver a la casa nos encontramos con Juan y lo invitamos a la casa a ver el fanzine, le encantó! Después preparamos las cosas para el cumpleaños que incluía: completos gigantes, papas fritas, vino al por mayor, cerveza y torta de helado. Llegaron los hermanos Soliz y un par de profes de la escuela, lo pasamos bien. Tuvimos conversaciones únicas (extrañas más bien), pero entretenidas y comimos hasta casi reventar.

Simón Catalán

26 de octubre del 2016 La playa, el retorno

Hoy tuvimos que partir a Iquique, porque el día anterior estafaron a Pilar en el Agro. Le vendieron unas súper zapatillas que resultaron ser de diferentes tallas el par. Decidimos cambiar el día de descanso ya que este fin de semana serían 4 días y nosotros teníamos planeado trabajar 3 de esos días, así que partimos temprano a Iquique. Paseamos por el Agro y Pilar cambió sus zapatillas, mientras Selec se probaba cuanta guayabera encontraba. Todas las guayaberas le quedaban bien, pero finalmente escogió una que parecía haber sido hecha exclusivamente para él.

Almorzamos en un local del Agro, y en la tele anunciaban que habían encontrado muertos a los dos jóvenes que estaban perdidos en el cerro provincia.

Pasamos la tarde en la playa. Estaba medio nublado, pero rico. Después que se metiera Selec, yo y finalmente el Seba, la Pilar no aguantó más y decidió meterse. Si bien no había llevado traje de baño, logró ingeniárselas para bañarse.

Llegamos en la tarde a Matilla y continuamos con nuestra labor de las banderas, llenar formularios eternos y actualizar los gastos. Las labores burocráticas son muchas y bastante agotadoras, pero bueno, que le vamos a hacer.

Simón Catalán

25 de octubre del 2016 Imprimiendo nuestro Fanzine!!!

Pilar y Sebastián partieron temprano a Iquique para comprar materiales, Simón se quedó trabajando en las cuentas, yo trabajé en nuestro fanzine. Limpié los cabezales y a media mañana comencé a imprimir. Después de almuerzo, estuvimos con Simón imprimiendo, compaginando y encuadernando. Estuvimos todo el día terminando nuestro fanzine. Hicimos 31 copias. Pilar y Sebastián llegaron en la noche con muchas telas, nos alegramos mucho, yo estaba muerto, me acosté primero, raja a las 11.

Héctor Vergara

 

24 de octubre del 2016 Banderas!!!

Tuvimos una reunión temprano para planificar la semana; hacer las entrevistas pendientes; buscar materiales para el carro; imprimir el fanzine y programar el viaje a Iquique para comprar más materiales. Luego de varias conversaciones, decidimos crear muchas banderas, pensamos en hacer varios tipos de monumentos, nos dimos cuenta que ya estábamos haciendo el monumento. Planificamos el viaje a Iquique con un objetivo más claro, comprar mucho género para hacer muchas banderas, las de los estudiantes de la escuela y las organizaciones de Mantilla. Pilar, Sebastián y Simón partieron hacer entrevistas y buscar materiales. Yo me quedé compaginando nuestro fanzine para poder imprimirlo. Los chiquillos llegaron con un carro de fierro que les prestó Juan Soliz. En la tarde Pilar comenzó hacer banderas para enseñarles a Sebastián y a Simón, yo me quedé haciendo pruebas de impresión. Se nos cortó la luz en la noche. Don Mario Matiz, dueño de las cabañas donde nos alojamos, me prestó una cabaña con paneles solares, allí me fui a hacer pruebas con la impresora. Todo calzó muy bien pero la impresora comenzó a tener problemas con los cabezales. Siempre hay problemas con la tecnología. Lo bueno es que tuvimos una linda velada a la luz de las velas.

Héctor Vergara

23 de octubre del 2016 Día libre y bandera MICH

Día libre, Sebastián y Pilar se fueron muy temprano al desierto de Pica a hacer unos videos, Simón y yo nos fuimos a Pica más tarde a tomar unos helados a la salida de la Cocha. Pilar terminó la bandera del MICH.

Héctor Vergara

 

22 de octubre del 2016 Dibujando y viendo animaciones en la plaza de Matilla

Desperté más tarde de lo habitual, los chiquillos estaban haciendo los preparativos del la actividad de dibujo en la Plaza de Matilla, yo muy atrasado decidí avanzar con la impresión de nuestros fanzines. No calzaban muy bien, hice solo la prueba de tiro, Sebastián me ayudó con la impresora pero no pudimos calzar el retiro. A las 6 partimos reunirnos con Guillermo de Barro Mágico en la Plaza, a las 6:05 ya estábamos instalados con las bancas y con un equipo de música. Instalamos el toldo, ordenamos los materiales y comenzamos a invitar a los niños que jugaban en la Plaza. Me dirigí a  los negocios para pasar el dato de la actividad, la dueña del local que está en la esquina de la Iglesia me dijo que podría anunciar por alto parlante nuestra actividad, me dirigí donde un señor que tenía las llaves, me llevó a la Iglesia. A un costado del altar estaba el sistema de sonido, una mesa y un micrófono. Me dijo que tenía que hablar claro, fuerte y que repitiera el anuncio 2 veces. Dije algo así como: “Hola Matilla, somos artistas de Santiago invitados por el Consejo de la Cultura, estamos haciendo una actividad de creación grupal, invitamos a todos los matillanos a dibujar y crear en la Plaza”… Participaron varios niños y algunas señoras, 10 aproximadamente. Hicimos 3 ejercicios, Uno muy concreto: Dibuja un monumento para Mantilla; el ejercicio de la bandera de Matilla “El juego de la Bandera”; y el de los volúmenes. Estuvimos hasta las 8. Ya varios niños se habían ido, pero otros se sumaron, llegaron otras familias, Juan y Leonardo Soliz. Proyectamos Balablok de Břetislav Pojar y Vecinos de Norman McLaren, cerramos con un largo de Stéphane Aubier, Ernest y Célestine. Guardamos todo y nos fuimos a la casa, fue un día genial.

Héctor Vergara

21 de octubre del 2016 ¿Qué objeto les gustaría encontrar si escarbáramos en la plaza de Matilla?

Con Simón entrenamos temprano, un poco más tarde Pilar y Sebastián tomaron desayuno viendo el matinal del Mega. Todos comenzamos  a trabajar en nuestro fanzine escuchando de fondo los chistes de Lucho Jara. Almorzamos rápido para ir hacer la actividad en la Escuela. Nos dividimos en 2 grupos. Sebastián y Simón trabajaron en le biblioteca con primero y séptimo básico; Pilar y yo trabajamos con segundo y octavo en una de las salas del segundo piso. Estaba un poco nervioso, era nuestra primera actividad con los alumnos. Ordenamos la sala, enfrentamos las mesas en el centro en 2 filas. Partí dando las instrucciones: primero dividir la hoja con tres líneas, luego colorear las partes y sectores con los 3 colores que representaran a Mantilla, luego hacer franjas y, en el último espacio, dibujar un elemento u objeto pequeño que identificara a Mantilla varias veces, frutas, animales… etc.. La segunda etapa consistió en pensar en un objeto y dibujarlo en una hoja más pequeña. Les preguntamos: ¿Qué objeto les gustaría encontrar si escarbáramos en la plaza de Matilla? Eso tuvieron que colorearlo y luego rodearlo con una figura, después cortar dicha figura que se rodeo y pegarla en un lugar dentro de la hoja.

Me sorprendió mucho el cuidado y la dedicación de los niños de segundo, trabajaron muy bien. Los adolescentes de octavo no tanto, algunos desganados, otros muy desordenados. Pero dentro de los desordenados aparecieron cosas sorprendentes. Combinaciones de colores y formas muy jugadas, diagonales bruscas y objetos como una casa mágica, o un árbol de bolas Pokemon.

Al terminar el primer ejercicio, les preguntamos qué era lo que habían hecho; qué parecía, si podría parecerse a algo de su vida cotidiana. Nadie dijo bandera, nadie estuvo ni siquiera cerca… le dijimos que era la bandera de Matilla, su versión personal, su bandera personal. Se rieron y se sorprendieron, a los mayores no les gustó mucho la idea.

El segundo ejercicio consistió en redibujar y pintar la bandera en una hoja más chica, más simple. Luego tomar las tijeras y hacer cortes para poder parar la hoja de papel con algunos pliegues, después pensar con su compañero como unir estas partes y hacer un objeto más grande y con más volúmenes. Los más chicos no entendían mucho las instrucciones y tuve que dar algunos ejemplos; tomar el pegamento y unir los papeles para hacer este volumen grupal. Ya estaban cansados, eran casi las 5 de la tarde.

Después de la actividad nos esperaba el profesor Javier de Matemáticas para jugar un partido con los niños. Sebastián, Simón y yo jugamos, Pilar se fue a trabajar con Magda de Barro Mágico. No jugamos muy bien, Sebastián pegaba pelotazos y yo no daba buenos pases, me lesioné; Simón dio la cara por los tíos artistas, no fuimos los mejores pero lo pasamos muy bien.

Héctor Vergara

20 de octubre del 2016 Vecinos

Luego de nuestra rutina de ejercicios matutinos comenzamos a trabajar en nuestro fanzine, Sebastián y Pilar dibujaron desde temprano, Simón fue a la escuela a hablar con Delia, Jefa de UTP  de la Escuela Nueva Extremadura de Matilla, para coordinar la Actividad del viernes, luego de eso todos seguimos trabajando en nuestro Fanzine. A media mañana, tomamos un descanso para seleccionar 2 animaciones para la tarde de actividades en la Plaza de Matilla. Vimos Balablok de Břetislav Pojar y Vecinos de Norman McLaren, 2 cortos animados que abordan la temática de la diversidad cultural. Trabajamos toda la tarde en nuestro Fanzine. Paramos las 6 para ir a Barro Mágico en Pica, llegamos tarde al taller, de hecho ya estaban tomando once cuando llegamos, nos invitaron un té, unos sándwiches y conversamos sobre la marcha contra el femicidio, “Ni una menos”, sobre los secretos de la Cocha (La terma de Pica), del las propiedades del yoga, de los acarreados y los candidatos a alcalde de Pica y terminamos con la polémica de las limosnas de las iglesias.

Héctor Vergara

19 de octubre del 2016 Amigos Matillanos

Me levanté a las 7 y media para hacer ejercicios, Simón se levantó poco después, juntos estuvimos elongando. Hice unos ejercicios de yoga y después unos ejercicios de peso corporal.

A las 9 comenzamos a trabajar en nuestro fanzine “Amigos Matillanos”; Sebastián y Simón fueron al taller de Juan Soliz a hacerle una entrevista y sacar fotos a sus trabajos de arte para la sección “Artistas de Matilla” de nuestro Fanzine.

Un par de horas después llegaron contando lo buena onda que había sido Juan, hablaron de arte, de sus experiencias en Matilla y sus obras. Trajeron fotos de sus pinturas, dibujos, afiches, esculturas y máquinas.

Pilar, Sebastián y Simón dibujaron cosas pendientes, yo seguí diagramando en mi computador.

A media mañana paramos para organizar las actividades para el jueves 20, ir a Barro Mágico, jugar fútbol con los niños de la Escuela, luego seguimos trabajando hasta el almuerzo. Después del almuerzo vimos 40 minutos de Videodrome de David Cronenberg, una extraña película de videos prohibidos.

A las 4 Planificamos los ejercicios para la Escuela. Creamos un ejercicio que llamamos “El juego de la Bandera” y un segundo ejercicio de volumen en papel solo con cortes. Seguimos trabajando toda la tarde en los dibujos para el Fanzine y la diagramación.

A las 8 de la tarde salimos a un rato a tomar cerveza y comer unas papas fritas. En la Plaza nos encontramos con Leonardo Soliz, hermano de Juan Soliz, éste nos contó que estaba haciendo ejercicios. Pilar, Sebastián y Simón le mostraron sus habilidades, Seba hizo un mortal, Simón unos movimientos de capoeira, Pilar hizo la rueda, yo seguí tomando cerveza. El momento tragicómico estuvo a cargo de Sebastián que hizo 3 mortales seguidos en la mitad de la plaza y casi se desnuca al golpear contra una pequeña pileta. Luego del momento acrobático conversamos un buen rato, Leonardo nos contó que mezclaba patadas de varios estilos marciales, que había aprendido viendo luchas en la deep web, quedamos descolocados, parecíamos estar viviendo el final de Videodrome, la extraña película de David Cronenmberg.

Paramos para ir a comprar más cerveza, a medio camino nos encontramos con Jorge Moya el distinguido presidente del Cachimbo Matillano. Estaba regando las plantas de su jardín vestido completamente de blanco, nos invitó a ver sus pinturas, no le teníamos mucha fe, pero eran muy buenas. Jorge tenía su propia visión de los Arcángeles Arcabuceros. Nos habló de folclore local, Margot Loyola en Matilla, la señora Ceballos, los negros pallaos, las familias de la plaza de Matilla y la expropiación del agua. Un entrevista espontánea que nos sirvió mucho para la sección “Historias de Matilla” de nuestro Fanzine.

Héctor Vergara

18 de octubre del 2016 Dibujando con el cachimbo Matillano

Hoy trabajamos con las personas del Cachimbo Matillano. Fue entretenido, al igual que con la escuela de Matilla, llevamos a cabo nuestra actividad “Perder la timidez en el dibujo”. De hecho, ocupamos las mismas instrucciones y reglas que les dimos a los niños, sólo les añadimos una parte que buscaba reflexionar específicamente sobre Matilla.

En concreto y para no repetir la información entregada el viernes 14 de octubre de 2016, compartimos acá las partes que le añadimos:

  1. Separar la hoja solo con tres líneas (3 min.).
  2. Hacer la silueta del pueblo vista de lejos en el espacio más grande (2 min.).
  3. Si hicieran un hoyo en Matilla, qué les gustaría encontrar. Dibújelo (3 min.).
  4. Elegir un espacio y pintar un franjas con los tres colores que para usted son representativos de Matilla (5 min.).
  5. Elegir dos colores que no les gusten y con ellos rellene otra zona del dibujos con curvas, con ambas manos a la vez (2 min.).
  6. Escribir una palabra que represente a Matilla, en grande, en otra zona del papel.
  7. Coloree (5 min.).

Esta actividad estuvo llena de sorpresas, los participantes, en su mayoría adultos, se asombraron de los resultados. En un comienzo no entendían bien qué era lo que estaban haciendo, pero al final, observaron los resultados y se dieron cuenta que: podían hacer un dibujo y terminarlo, en un tiempo determinado; que podían dibujar de muchas formas distintas; y, por último, que podían construir una imagen que diera cuenta de Matilla.

Sebastián Riffo

17 de octubre del 2016 En Iquique comprando…

Hoy pasamos el día en Iquique, nada muy emocionante. Con Pilar nos levantamos tempranos para ir al SII (Servicio de Impuestos Internos) a ver el tema del formulario 29; comprar un Internet Móvil para la casa; una corchetera grande; y papel. En el SII nos explicaron que lo que necesitábamos lo podíamos hacer por internet, lo bueno es que también nos ayudaron en cosas que no entendíamos; luego compramos el internet móvil y la corchetera. Lo difícil fue encontrar papel, fuimos a varias imprentas de Iquique, pero ninguna nos quiso vender, pues sus papeles eran de uso interno. Una de las personas de esas imprentas nos comentó de la empresa GMS que estaba en la parte amurallada de la Sofri. Así que partimos para allá, era la más lejos. Cuando llegamos, se nos informó que no podíamos comprar papel, pues no veníamos en un auto –algo raro–, pero era por un tema de aduanas y otras cosas. Al final no compramos. Lo bueno es que, en otro lado, igual pillamos unos papeles que nos servían.

Así, más o menos nuestro día, muy soleado, abasteciéndonos de lo que faltaba. De hecho, Selec y Simón también bajaron a Iquique, pero ellos se encargaron de comprar los alimentos del supermercado que nos faltaban.

Sebastián Riffo

16 de octubre del 2016 Descanso

Hoy fue un día de descanso. Yo aproveché de correr por el desierto. 12 kilómetros de trote #notbad.

Sebastián Riffo

15 de octubre del 2016 Experiencias Creativas Colectivas #1

Hoy fue nuestra segunda actividad participativa, se llevó a cabo en la Plaza de Armas de Pica. Nos juntamos tempranito en la casa de Magda a tomar desayuno, también para ayudarle a mover sus sillas, mesas y atriles. Su hijo, nos auxilió con una camioneta, así que pudimos mover todo sin mayores inconvenientes. A eso de las  10:15 am ya estábamos acomodando los materiales y, claro, colgando el toldo multicolor diseñado y confeccionado por Pilar. Con todo lo que dispusimos en la plaza, armamos un ambiente lleno de colores y diversión, de hecho, no pasó mucho tiempo para que padres y niños se acercaran a preguntar qué estábamos haciendo e, incluso, se pusieran a dibujar con nosotros.

Si la actividad de ayer tuvo el carácter de juego, la de hoy fue una actividad de utilización del espacio público, cuyo objetivo fue dibujar en comunidad. Este tipo de actividades las hemos llamado Experiencias Creativas Colectivas. Lo anterior, pues todos los participantes se enriquecen: El dibujo de uno, siempre repercute en el de otro, y viceversa. Además, las únicas certezas que proponemos en este tipo de actividades, son: que llegaremos a tiempo a realizarlas, y que dispondremos de todos los materiales necesarios para su realización (mesas, sillas, lápices, papeles y atriles). En ese sentido, todo lo demás será espontaneidad. El único requerimiento que pedimos es la sensibilidad de los participantes, sus ganas de compartir y su buena onda.

De esta jornada salieron dibujos muy interesantes, abundaron pokemones y mariposas, también muchos dibujos de la pileta de la plaza que, por cierto, tiene unas formas muy interesantes y divertidas. Magda nos contó que, dicha plaza, la trajeron desde la India y que ella misma la armó, pero que era tan compleja que quedaron muchas partes sin ubicar.

Helga Aceval Sunkel, artista de Barro Mágico, compartió las siguientes palabras:

“Hoy, 15 de Octubre por primera vez Barro Mágico, l@s jóvenes de Servicio País y Colectivo Residencia Artística en la plaza de Armas de Pica dibujamos, pintamos, reímos, conversamos, compartimos, participamos niños, jóvenes, adultos mayores y disfrutamos de la naturaleza. Fue una jornada interesantísima, plena de colores, creatividad, en definitiva, gozamos mucho. Ojalá se multiplicaran estas acciones por todo el país, no esperemos que los demás actúen o hagan, dejémonos de reclamar, de ser entes pasivos, la participación no es un regalo, es un derecho, pero cada uno de nosotros es responsable de activarla”.

Ya cerca de las 14 horas comenzamos a ordenar y a guardar los materiales. De nuevo, el hijo de Magda nos ayudó a trasladar los materiales. En ese instante, Magda nos invitó a tomar once en su casa, tipo 19 horas, nosotros felices aceptamos la invitación. Las cinco horas que nos faltaban para ese momento las ocupamos para almorzar, dormir en la plaza y caminar por los callejones alboreados de Pica. Aprovechamos de tomarnos unas fotos y de comernos unos helados artesanales en la Cocha, el balneario local.

Qué bien lo pasamos donde Magda en la tarde. Nos contó de sus aventuras por el mundo y de los duros procesos por los que ha pasado para dar término a sus esculturas públicas. En lo personal, siento una profunda admiración por ella, es una tremenda artista que maneja una profunda sabiduría técnica y simbólica.

Cuando nos preparábamos para dormir, se reventó una cañería de nuestro baño –cada segundo es una sorpresa, como van leyendo–, así que nos cortaron el agua hasta el día siguiente.

 

Sebastián Riffo

14 de octubre del 2016 Perder la timidez en el dibujo #1

No hay día que no despertemos con energía, nos preparamos unos batidos de avena y fruta, hacemos ejercicio y escuchamos música.

Hoy tuvimos una pequeña reunión con las chicas de Servicio País, nos informaron de un concurso de dibujo que llevarán a cabo en el colegio, cuya temática será el patrimonio de Matilla. Nosotros le comentamos que no estábamos muy a favor de los concursos de dibujo, más todavía cuando en nuestras experiencias creativas manifestamos el hecho de que no existe un dibujo mejor o peor que otro. También nos comentaron que su jefe no había estado siendo informado de nuestras actividades, así que, rápidamente le mandamos un mail con nuestras bitácoras.

Hoy fue un día genial, trabajamos con todos los chicos de la escuela de Matilla. Nuestra primera actividad llevó por título: “Perder la timidez en el dibujo”. La estructura de la actividad estuvo dividida en cuatro partes: Introducción; explicación de las reglas del juego; desarrollo de la actividad propiamente tal; y cierre.

En relación a la introducción, le informamos a los estudiantes quienes éramos; lo que buscábamos (que pudiesen perder la timidez en el dibujo) y lo que significaba jugar. A grandes rasgos: “Jugar significa transformar a los adversarios en amigos, significa no ceder al gusto de suspender el juego eliminando al adversario. Jugar significa permanecer dentro de las reglas del juego, evitando salir de ellas para poder vencer y quedar solos. […] Jugar es hermoso porque da pertenencia y hace sentir que uno se siente parte del juego” (Spaltro, 2007, p. 14).

En ese sentido, las reglas en nuestra actividad fueron muy claras: No se podía borrar ninguna línea hecha, ni empezar de nuevo. Toda línea, mancha o punto era parte del dibujo final; todos los materiales se compartían; nuestra experiencia no fue una competencia, estamos colaborando para crear  y maravillarnos juntos; todos los niños debían respetar los tiempos de los ejercicios, no importaba si no alcanzaban a terminar o no les gustaba el resultado obtenido; por último, debían atreverse a experimentar, sin miedo al error, la equivocación en este juego no existe.

La actividad misma tenía dos partes, la primera estuvo estructurada de la siguiente forma:

  1. Reconocer el espacio sin destapar el lápiz (1 min.).
  2. Dibujar 5 líneas rectas de extremo a extremo de la hoja (2 min.).
  3. Rellenar la parte más grande con líneas curvas, dibujando con las dos manos, al mismo tiempo (2 min.).
  4. Identificar la parte más pequeña y pintarla con la mano menos hábil (3 min.).
  5. Reconocer una de las formas que dibujaron con los dedos y redibujarla con los ojos cerrados (1 min.).
  6. Escoger una de las partes y rellenar con líneas rectas paralelas utilizando 2 colores (3 min.).
  7. Escoger una de las partes y rellenarla con números (varios colores) (5 min.).
  8. Dibujar la silueta del modelo, sin levantar el lápiz (2 min. ).
  9. Pintar la silueta (5 min.).
  10. Dibujar 10 puntos en la hoja (donde quisieran) (1 min.).
  11. Conectar los puntos (2 min.).

La segunda actividad buscó reunir en un mismo dibujo, el lugar favorito de Matilla, su mejor amigo, su personaje de ficción favorito, y su tenida de ropa preferida.

En relación al cierre, le informamos a los niños que estaremos dibujando con ellos hasta finales de noviembre. Cerramos la actividad con una foto general.

Ahora bien, nuestro día no terminó acá. Volvimos a nuestra casa medio cansados, Simón y Selec se fueron a Pica y yo me quedé dibujando y apoyando a Pilar en la confección del toldo en Matilla, de hecho, nos quedamos hasta las 4 de la madrugada. Pilar quería, a toda costa, terminar el toldo para nuestra actividad de dibujo en la Plaza de Armas de Pica, y así fue.

Sebastián Riffo

Cita:

Spaltro, E. (2007). Prólogo. En Aprender a jugar jugando. Juegos y dinámicas. (pp. 13–16). Bogotá: Sociedad de San Pablo.

13 de octubre del 2016 Trabajo intenso

Hoy fue un día de trabajo intenso, estuvimos sin luz hasta las 15 horas por un corte local. Nos encerramos en nuestra casa para avanzar en toldo y en el fanzine, así que estamos rodeados de dibujos y de pequeñas hilachas por todas partes.

Hoy aprovechamos de almorzar con Loreto González, artista y curadora local que también está trabajando con los chicos de la escuela de Matilla. Nos contó de su experiencia como gestora cultural y sobre su colectivo de arte Caput. Le aprovechamos de hacer unas consultas sobre papeles, pues con su colectivo hacen muchos fanzines, lamentablemente, nos contó que no hay muchos para comprar en Iquique y que, todos los que ocupan, los traen desde Santiago.

Sebastián Riffo

12 de octubre del 2016 Pegando afiches en Pica

Hoy terminamos de imprimir los afiches que invitaban a los pobladores de Pica a nuestra primera actividad de dibujo en el espacio público. Sin mayor burocracia, el llamado fue simple: “Los invitamos a dibujar este sábado 15 de octubre a la plaza”. Un gesto simple de utilización del espacio público, nada más, nada menos, sólo dibujar en comunidad. Esta idea nació del diálogo que habíamos tenido con la agrupación Barro Mágico. En conjunto, vimos la necesidad de compartir públicamente en torno al dibujo, para motivar su práctica, en el marco de un diálogo desinteresado y alegre. En ese sentido, hoy con Simón pegamos varios afiches por Pica ­–debemos mencionar que fuimos cuidadoso con los espacios, siempre les preguntamos a sus pobladores si podíamos pegar nuestros coloridos afiches–.

Por otro lado, como Colectivo de Arte MICH, fuimos a presentarnos a la escuela de Matilla, les exhibimos nuestras metodologías, estrategias y antecedentes. Los profesores se vieron muy motivados con nuestra presencia y con nuestro proyecto. De hecho, nos ofrecieron trabajar con todos los alumnos los días viernes, de 15:00 a 17:00 hrs. Eso nos puso muy contentos, pues iremos trabajando con ellos de manera progresiva.

Durante nuestra visita, aprovechamos de llevarles impresas las autorizaciones de uso de imagen de sus estudiantes, imprimimos 146 autorizaciones, el número total de alumnos de la escuela de Matilla.

A nivel doméstico, hoy, por fin, lavamos nuestra ropa. En nuestro nuevo hogar, Don Jorge Matis nos ofreció una lavadora, así que estamos muy felices. Además que, con el calor que acá hay, la ropa se seca muy rápido.

Un detalle:

Si hay algo que ha marcado la atmósfera sonora de estos últimos días, ha sido el ferrocarril sonoro de nuestra querida Singer, la máquina de cocer MICH con la que Pilar construye, día a día, el más bello de los toldos para nuestras actividades callejeras. Desde muy temprano corta género, une colores y zurce detalles, siempre liderados por la pasión del color y la composición visual.

Sebastián Riffo

11 de octubre del 2016 Casa nueva

Hoy fue el día del cambio de casa y de pueblo. Partimos por ir a dejar algunas cosas a la casa nueva, que se siente como un palacio en comparación con la cabaña de la tía Flor. Queríamos ir al colegio a presentarles nuestro proyecto a los profesores después de eso, pero sólo nos recibió el director, que no es muy comunicativo –la verdad– y no demostró gran entusiasmo, y la directora del UTP. Ella se interesó más en nuestro proyecto y quedó en llamarnos para confirmar nuestra presencia en la reunión de profesores mañana. En principio nos ofreció hacer los encuentros creativos los viernes en las clases de recuperación. Ojalá resulte.

De vuelta en Pica, el Seba descubrió que había perdido su celular y decidió irse corriendo de vuelta a Matilla a buscarlo en el suelo del paradero donde tomamos el bus, pero al final lo convencimos de que fuera en micro. En la tarde ordenamos todo y pedimos una van para que nos pasara a buscar. Instalados en la casa nueva estábamos mentalizados para ir al Cachimbo, pero nos avisaron, poco antes, que se suspendía por el partido Chile/Perú. Nos dio un poco de lata, porque era nuestra primera actividad de dibujo. En vez de eso, compramos cervezas y papas y vimos el partido en la casa mientras con el Seba terminábamos nuestros afiches para la actividad del sábado. El Seba eso si, hizo muchos dibujos pero ningún afiche. Se embaló demasiado con la parte de los dibujos, pero no con la parte del diseño y de poner los datos para que la gente llegue a la actividad.

Pilar Quinteros

10 de octubre del 2016 Corriendo de Pica a Matilla

Los desayunos con batidos de mango y Quaker que prepara el Selec son lo máximo. En la mañana trabajamos en la casa, ajustando temas del proyecto, completando informes (Seba y Simón) y trabajando en el toldo. Trabajos dentro de la casa. Hoy es feriado y las cabañas de la tía Flor están llenas. La gente de al lado hizo un asado y parecía que la comida que el Selec estaba haciendo para el almuerzo tenía ese olor, pero en realidad estaba cocinando sólo verduras.

En la tarde con el Seba trabajamos en el toldo y el Simón y el Selec diseñaron afiches para invitar a la gente a dibujar con nosotros y Magda el sábado en la plaza de Pica. Tipo 7 salimos a correr a Matilla para ir a buscar las llaves donde Mario Matis, el dueño de la cabaña dónde vamos a vivir. Íbamos a pasar al Gólgota, donde hay una iglesia con mucho arte religioso que nos han recomendado visitar, pero estábamos demasiado motivados con el trote y se nos olvidó. Al principio todos íbamos a mi ritmo, pero como corro como una abuela el Simón y el Selec se cabrearon y nos adelantaron al final del recorrido. El Seba se quedó conmigo por cariño, pero podría haber ido y vuelto a Matilla en el rato que me tomaba llegar hasta allá.

En la noche compramos churrascos italianos y papas fritas, y tuvimos una conversación muy buena sobre el sentido del MICH, lo que significa para cada uno y definimos ejercicios para realizar mañana con la gente del Cachimbo Matillano.

Pilar Quinteros

9 de octubre del 2016 La playa

Al principio del proyecto designamos el domingo como día de descanso y éste lo reservamos para ir a la playa en Iquique. Tomamos el bus tipo 9:30 am y llegamos allá dos horas después. Nuestro plan era correr por la costanera, pero a esa hora ya había demasiado sol, así que fuimos directo a la playa. Arrendamos un quitasol y nos instalamos. El Selec apenas tiró sus cosas a la arena se metió al agua, atrás lo siguió Simón. Luego el Seba y yo, pero no pude entrar porque el agua estaba súper fría para mí. Ellos tres la pasaron chancho, capeando olas mientras yo trataba de no tener frío sin insolarme. El viento estaba helado también y el sol muy fuerte, así que después de un rato decidí irme. El Seba me acompañó y comimos unos sushis muy buenos. El Selec y Simón se quedaron en la playa todo el rato y almorzaron unas papas rellenas. Con el Seba volvimos a la playa un rato, pero luego nos fuimos al Agro y después al Sofri a comprar el reproductor de audio pro que vimos el otro día.

Al final nos juntamos todos en el terminal de buses. En el bus encontramos un iphone que milagrosamente resultó ser de la señora sentada adelante :/

Al Selec se le perdieron las chalas y en cambio se trajo la funda del respaldo del bus. Cosas de la vida.

Pilar Quinteros

8 de octubre del 2016 La pasión de don Víctor

Nos despertamos con el plan de ir a ver a la agrupación de jóvenes que practican bailes típicos como Tinku y Caporales. La idea era ir a conocer lo que hacían e invitarlos a un encuentro creativo. Nos dijeron que se juntaban en la plaza, frente al cementerio de Matilla, en las mañanas, así que a las 10 am aproximadamente estuvimos allí. Pero nadie apareció. Esperamos un rato en las máquinas de ejercicios instaladas en la plaza, el Selec hacía de instructor mientras que Simón combatía una nube de mosquitos dedicados únicamente a él. Al final, decidimos irnos, ya que, de todos modos, nos teníamos que juntar con Juan Soliz, el joven artista que vive en Matilla. Su taller queda en la carretera que pasa por Matilla y va a Pica. Es una construcción hecha con diferentes materiales, tipo galpón. Cuando llegamos su hermano y un amigo ensayaban con guitarras y se cortaron un poco con nuestra presencia.

Juan nos mostró algunas de sus pinturas y dibujos, muy académicos y con tendencia al hiperrealismo. Luego nos llevó a visitar el resto del galpón, allí estaban sus esculturas (encargos y proyectos personales), junto a sus herramientas. Estas últimas nos llamaron mucho la atención porque algunas de ellas eran inventos suyos, máquinas construidas con objetos encontrados que tenían usos muy específicos. Él trabaja más que nada con cosas encontradas, materiales que encuentra en casas en construcción y en otros lados. Nos habló de su vida como el único artista del pueblo, de todos sus proyectos (que son muchos) y de su búsqueda personal, de su pasado y raíces. Él es de papás bolivianos, pero, por sobre todo, se siente indígena y cree que se le discrimina por eso. A pesar de ser una persona reservada y cautelosa, se abrió muchos con nosotros y se vio interesado en participar de nuestro proyecto.

Al almuerzo el Seba nos preparó un platillo nunca antes hecho por un ser humano: tallarines con salsa de papas fritas. Fue un éxito rotundo.

En la tarde trabajamos en el toldo y el fanzine durante unas horas. Nos costó partir después del particular almuerzo que nos mandamos. No solo comimos salsa de papas fritas, sino que, de postre, comimos helado con michelada. Después de eso, todos caímos muertos un rato.

A la noche fuimos a la supuesta feria gastronómica de la plaza de Pica, conformada por tres carritos de comida y dos de artesanías. Igual comimos mucho y lo pasamos bien.

Caminamos en la noche y, por casualidad, entramos en una casa muy rara, que resultó ser la casa de Don Víctor Cejas Meneses, un coleccionista del que no habíamos escuchado hasta ahora. Tuvimos mucha suerte de que su señora nos dejara entrar (primero pensamos que era una tienda de antigüedades), porque, por lo que nos contó, está molesto con Pica y Chile en general, por la falta de cultura y apoyo para su proyecto de vida. Para él nosotros también resultamos ser una sorpresa, porque según él, los jóvenes pasan pegados al celular así que nos consideró unos extraterrestres, no sólo porque no andábamos con celulares a la vista, sino porque le dedicamos tiempo y prestamos atención a lo que tenía que decir.

Pilar Quinteros

7 de octubre del 2016 El cine de Pica

La mañana la aprovechamos para trabajar en cosas MICH. Con Simón trabajamos en las bitácoras, el Seba resolvió temas pendientes de su expo en Santiago y el Selec nos hizo unos batidos de manzana con avena y canela. Estamos comiendo muchas frutas y verduras. Quedamos en que hoy reservaríamos el día para tareas del MICH, como fijar las fechas del fanzine, diseñar el toldo, el carrito y digitalizar los dibujos que hemos realizado.

Con el Seba hicimos una pausa de eso para cocinar un humus con betarragas y papas doradas, que quedaron naranjas por que las hicimos en la misma olla que las betarragas. Luego fuimos a la feria de las pulgas que se anunciaba en unos afiches pegados por pica. Nos entusiasmaba ir y ver si, además, existía la posibilidad de dibujar con la gente, pero al final la feria eran dos carpas que vendían cosas de niños frente a un jardín infantil. Nos quedamos un rato, pero preferimos volver a la casa a trabajar.

Diseñamos la portada del fanzine, el toldo, dibujamos y ordenamos nuestras fotografías. Después ya estábamos cansados y decidimos salir con Seba, Selec y yo. Simón prefirió quedarse en casa tocando guitarra.

En la plaza comimos unas empanadas de charqui exquisitas, con budín de pan con miel de maracuyá y nos fuimos a ver Tarzán en el Salón O’Higgins. Esto fue a las 9 de la noche y estaba lleno de niños. Fue divertido a pesar de la película mala y el “olor a niño” que allí había. Luego quisimos ir a tomarnos una cerveza al Sou Sang (Famoso bar nocturno de pica), pero tenían un evento privado.

Pilar Quinteros

Fue interesante haber ido al cine, pues logramos percatarnos de la gran convocatoria que este lugar tiene. Se trata de un evento social que marca el inicio del fin de semana, del que nadie se quiere quedar afuera.

Sebastián Riffo

6 de octubre del 2016 Barro Mágico

El Seba anoche se metió al terreno de la Tía Flor a apagar la radio y gracias a eso pudimos dormir en paz. A pesar de eso, hoy empezó lento el día, estamos cansados del viaje de ayer y de todas las visitas que hicimos el martes. Hoy quedamos de juntarnos con “Mister O’Ryan” –como le dicen a don Enelidolfo O`Ryan (Encargado municipal de Cultura de Pica)– a las 8 am para que nos contara un poco de la historia de Matilla y Pica, pero terminamos por ir a las 10 am. Fue una reunión muy entretenida, Mister O’Ryan compartió con nosotros sus impresiones sobre los choques entre grupos sociales dentro de la zona. Rescatamos muchas frases para el recuerdo como: “Hay que reforzar la diversidad desde la unidad”; “Un problema clave es que los piqueños no saben quiénes son”; que todo esto es un problema muy abstracto y que “La cultura del Norte grande es un cultura en permanente movimiento y, como tal, está traspasando barreras hace rato…”.

Nos despedimos y fuimos a la feria de Pica a comprar frutas y decidimos comprar dos frutas por persona y separarlas dentro del refrigerador, para que todos comamos a nuestro propio tiempo, sin que eso signifique comer menos. Al almuerzo Simón nos hizo su, ya famosa, crema de zapallo con cebolla.

En la tarde ordenamos el tema de las platas y quedamos que esta semana, ya que gastamos más de la cuenta en el almuerzo de Iquique, dividiremos lo que queda del fondo de alimentación en 4 y cada uno se hará cargo de su parte. En eso, pillé a la tía Flor justo cuando iba a su reunión con “Barro Mágico” y me dijo que si queríamos ir, que partiéramos al tiro. Su instrucción para llegar fue: “es una casa frente a donde se hicieron las ramadas; es la casa más linda del lugar y de dos pisos”. Al llegar allá, gritamos para que nos abrieran, pero estábamos en otra casa linda de dos pisos, en la que no había nadie. De lejos, vimos otra casa con esas características, con autos estacionados afuera y esa resultó ser la que buscábamos.

Allí aprendimos técnicas de modelaje en greda con un barro que los mismos de la agrupación habían recolectado, en un lugar que prefieren no revelar. Usamos un torno, fue muy divertido. Yo dejé secando un pequeño pocillo y una figurita que hice de la cara de Bis Guiribis, la gata del Seba y mía.

En esta visita conocimos a la Magda (Alejandrina Valderrama), la artista local, autora de muchas esculturas públicas que representan aspectos culturales propios de la región, como el Cachimbo y los trajes típicos. A veces, son figuras humanas de 3 metros de altura. Su trabajo es maravilloso y su casa está revestida de su arte, con sobre relieves en adobe y cemento que muestran indígenas tocando instrumentos musicales y con diseños característicos de la zona. Piensa convertir ese lugar en un museo algún día. Más tarde, tomamos once todos juntos y conversamos con Joaquín, el nieto de Magda, un niño muy talentoso que hace figuras de greda y pinta al óleo  y que en las próximas semanas tendrá una exposición con sus obras. Con él, hablamos de los ovnis, chupacabras y monstros del mundo. Me regaló un figurita de greda con forma de dinosaurio.

Con Magda quedamos en reunirnos a dibujar en la plaza de pica el sábado 15 de octubre de 2016.

Camino a casa, paramos en la pérgola de la plaza de Pica, para pasar un poco el rato, luego compramos un vino con papas fritas para ver unos capítulos de Robotech. Lo pasamos bien y el Seba se calmó un poco; andaba con demasiada energía para ser las 10 de la noche.

Pilar Quinteros

5 de octubre del 2016 Comprando materiales

La tía Flor (dueña de las cabañas donde nos estamos quedando en Pica) se mandó a cambiar dejando trás de sí la radio de su casa prendida para que no se metan los ladrones. Esto pasó anoche y sentimos durante todo el día las repercusiones de escuchar a Américo y a la Celia Cruz mientras uno trataba de dormir. Fue una noche horrible. Como no quedaba otra más que levantarse, tomé mi ropa y mi toalla a las 6:30 am para ducharme, pero no había agua. No sabemos con seguridad, pero parece que en Pica cortan el agua a ciertas horas.

Nos levantamos temprano para viajar a Iquique a la reunión con la gente de Red Cultura y de Servicio País. Aprovechamos de dormir un poco en el bus. El Seba se quedó hasta tarde anoche preparando la presentación de nuestro proyecto, un video muy pro de nuestras experiencias en Pica y Matilla hasta la fecha. El resto tratamos de dormir algo mientras él trabajaba, con mayor o menor éxito. Como sea, estábamos trasnochados, pero a pesar de todo la presentación salió bien y nuestro proyecto generó interés.

Luego de la reunión fuimos directo a la Sofri a comprar materiales. Aprovechamos de vitrinear un poco y nos tentábamos en casi todas las tiendas que vendían tecnología. Al final compramos telas de colores para hacer un toldo, un carrito, una resma de papel, seis masking tapes, una foliadora (luego de la insistencia e impaciencia de Seba por tener una). Al almuerzo comimos en el patio de comidas de la Sofri, en un bufet de comida china, ensaladas y ceviche de pulpo. Simón eligió, entre otras cosas, un jugo con partículas misteriosas flotando, con una tapa de los Angry Birds que no se atrevió a tomar. Daba miedo, sin duda. Recién ahí recordé el “Prestigio” vencido desde marzo que me comí ayer y cada vez me fui sintiendo peor; aprovechaba de ir a cada baño que encontraba. Las horas pasaban y todo indicaba que no alcanzaríamos a playear en Cavancha, pero seguimos esperanzados cuando tomamos el colectivo al Falabella para comprar la impresora de nuestros sueños para los fanzines que planeamos hacer y difundir en Matilla. Al final ya era tarde para ir a la playa, al Selec no le hizo nada de gracia esto, pero no había más que hacer que ir a tomar el bus de vuelta a Pica. A nuestro regreso la radio de la tía Flor seguía prendida.

Pilar Quinteros

4 de octubre del 2016 Nuestra Tierra

Conocimos la Escuela Matilla de Nueva Extremadura, vinimos en la mañana. Nos recibió Rubén Aranda (Encargado de Convivencia Escolar), nos presentamos y le contamos de qué se trataba nuestro proyecto y le interesó mucho, pero nos dijo que primero debíamos hablar con el DAEM (Dirección Académica de Escuelas Municipales) y luego con el director. Nos presentamos con Ana María González, una de las profesoras encargadas de lenguaje y artes en la escuela y se mostró muy entusiasmada con el proyecto. Conversamos sobre arte, educación y la importancia de estas áreas para el desarrollo personal de los estudiantes. Nos contó sobre otros proyectos similares en Matilla, una artista, una bailarina y una chica de Inglaterra (Miss Becah) que estaba apoyando con actividades artísticas y de inglés en la escuela.

Después fuimos al jardín infantil/sala cuna y conocimos a Irene Arce (directora). Con mucho entusiasmo nos mostró el jardín, nos presentó a las tías y a los niños, se interesó bastante en lo que le contamos y nos abrió las puertas para colaborar con nosotros. Irene nos preguntó si ya conocíamos a Jiwasa Oraje (Nuestra Tierra), la Ecozona de Matilla, oficina de desarrollo social/indígena que agrupa a cuatro organizaciones de la zona: Perla del desierto, Sillajuay, Sumayapu, Yatiñ Uta, quienes también se mostraron muy receptivos con el proyecto, pero teníamos que esperar a Catalina Cortés que es la representante territorial.

Estamos súper entusiasmados, tenemos toda la fe del mundo! este día ha sido demasiado positivo, a cada lugar que vamos se interesan y nos dan apoyo. Pensamos que había menos circulación de gente en Matilla, pero nos equivocamos. Vinimos a Pica a hablar con el DAEM (Sr. Ismael López) y nos dio el visto bueno para trabajar en la escuela junto a los profes y estudiantes.

Volvimos a Matilla y nos juntamos con Catalina, hablamos sobre sus principales objetivos y dinámicas de las organizaciones. Les interesó mucho nuestro proyecto, pero nuevamente nos advirtieron lo difícil que será trabajar entre los diferentes grupos que conforman Matilla, ya que sus intereses, identidades y visiones son muy diferentes. La comunidad Aymara en Matilla no se siente reconocida o aceptada. Hay varias ideas que surgieron en esta reunión, nos entregaron una publicación/boletín que realizaron y les comentamos nuestro interés de hacer un fanzine.

En la plaza nos encontramos con Juan Soliz y Leonardo Soliz, a Juan lo conocimos hoy y también se mostró muy entusiasmado con el proyecto. Nos invitó a conocer su taller (Juan también es artista autodidacta) y quedamos de juntarnos el sábado. Después de dibujar, caminar y hablar con Leonardo, nos fuimos al club  de Cachimbo, bailamos Cachimbo, cueca nortina y centrina. Después del baile pasamos a la reunión, donde hablamos mucho rato. Allí volvimos a percibir la fragmentación de Matilla, se viene un trabajo difícil. Cada grupo tiene su historia que la mayoría de las veces no entra en diálogo con las historias de los otros grupos.

Simón Catalán

3 de octubre del 2016 Un milagro!

Tenemos varias tareas para hoy y después del desayuno comenzamos revisando la bitácora de la semana para mandarla. Luego fuimos a la biblioteca a hablar con don Enelidolfo O`Ryan (Encargado municipal de Cultura de Pica), pero no estaba. Aprovechamos de conocer el museo de Pica que contiene una serie de elementos y vestigios (telares, alfarería, flechas, fotografías, vestimentas, objetos cotidianos) que dan cuenta de la historia de la zona (Cancosa, Lirima, Collacagua, Laguna de Huasco, Matilla, Pica y Quisma), desde la época pre-hispánica hasta el siglo XX. Encontramos el nombre de la técnica de construcción con caña que tanto nos ha llamado la atención: Quincha!

En la biblioteca encontramos varios documentos sobre el patrimonio de Pica, Matilla y el Valle de Quisma. Entre los varios libros, ensayos, testimonios, nos encontramos con un par de textos de Juan Huatalcho, uno de ellos cuenta una leyenda sobre la llegada de los primeros hombres a este territorio (leyenda Kunza).

Después de almuerzo vinimos a Matilla, nos pasaron las llaves de la iglesia y la conocimos por dentro, luego estuvimos en la plaza dibujando un buen rato. Ahí conocimos a Leonardo Soliz, un joven de Matilla que se acercó a nosotros por lo dibujos, conversamos sobre varias cosas (es fanático de Japón igual que el Seba jajaja).

Justo cuando estábamos hablando con Leonardo llamaron al Selec porque habían unas cabañas disponibles en Matilla. Fuimos a ver a la señora Natividad (la señora del quiosco) que nos llevó a ver a don Mario Matis, dueño de las cabañas. Él mismo las construyó, están bien bonitas, y tiene un taller de madera increíble! Hay tángelos, limones y mangos. Don Mario trabajó en la reconstrucción de la iglesia de Matilla (2005-2007) después del terremoto y su señora fue  profesora de la escuela de Matilla (jubiló hace 4 años). Nos gustó el lugar, es bastante agradable.

Nos devolvimos caminando a Pica y a la mitad del camino vimos un tremendo accidente de autos. Un furgón chocó con un camión y toda la parte delantera del furgón estaba completamente destruida, COMPLETAMENTE! sólo estaban intactos los dos asientos delanteros, pero el motor, el parachoques, el vidrio, todo estaba destruido. Y al conductor no le pasó nada, absolutamente nada. Un milagro.

Simón Catalán

2 de octubre del 2016 Día de descanso

Nos despertamos súper tarde. Lo tomamos con calma. Hicimos nuestros ejercicios matutinos para luego preparar el almuerzo. Nos juntamos con Tania, una chica que conocimos acá y que vino a ver a su familia. Salimos a pasear a la cocha y a la cocha de arriba (Concova). Caminamos harto, comimos helado y terminamos hablando de astrofísica, Einstein y de dios con un caballero en la plaza.

PD: hay unos perros que siempre nos siguen por todo el pueblo.

1 de octubre del 2016 La feria, Juan Huatalcho y la fiesta

Feria

Hace varios días que esperábamos este día, sabíamos que los precios serían más baratos, así que, luego de hacer nuestros ejercicios matutinos y de bañarnos, partimos a la feria. Compramos de todo, papas, cebollas, limones de pica, zapallos, etc. Luego Selec nos cocinó arroz con verduras salteadas y pasamos la tarde dibujando. Simón se fue a caminar por Pica y Pilar se dedicó a dibujar nuestra actual cabaña (Sebastián Riffo).

Visita a Don Juan Huatalcho

Ubicado en pleno centro de Pica, al frente a la Iglesia, la casa de Don Juan Huatalcho llama poderosamente la atención, pues ésta está adornada con documentos, fotografías y dibujos murales. Él vende los mejores alfajores de Pica, con miel de mango y coco rallado. Simón fue a conversar con él y esto fue lo que nos dijo: “Increíble experiencia, me contó sobre la historia de Pica, sobre la plaza, la iglesia, los maizales, los cementerios, la época pre hispánica y muchas otras cosas más! Demasiada información, hay que ir a verlo de nuevo para ordenan todo esto y ver cómo lo integramos al proyecto. Don Juan tiene 92 años, y su conocimiento de la zona es gigantesco, tenemos que integrarlo de alguna manera”.

Fiesta

Luego de correr de Pica a Matilla, nos alistamos para ir a un asado al que nos invitaron las chicas de Servisio País. La pasamos bien, conocimos a otras personas de Servicio País e intercambiamos experiencias. Al final nos fuimos a la ramada “De los flores”, por motivo del 18 chico, y la pasamos increíble: grupos en vivo, peleas, bailes sensuales y mucha cerveza.

30 de septiembre del 2016 Entramados de caña

Vinimos a Matilla en la mañana. Luego de caminar por sus calles, empezamos a concentrarnos en el modo en el que están construidas sus casas, es decir con distintos tipos de entramados de caña. Pensamos que nuestro proyecto debería tomar en consideración este tipo de técnicas.

Hasta ahora, hemos pensado que necesitamos vincularnos con “Barro Mágico”; conseguir varas de caña; y conocer a las personas expertas en tejido y construcción con caña. También hemos pensado que necesitamos vivir en Matilla, pues, si bien Pica está cerca, sería más provechoso estar situados en el lugar donde vamos a trabajar, para conocer más cercanamente el día a día de Matilla. En relación a esto último, dimos con una señora que nos podría arrendar una cabaña, así que esta podría ser una buena oportunidad para cambiarnos de casa.

En la tarde almorzamos con las chiquillas de Servicio País, junto con el encargado de Cultura de Pica, Sr. Enelidolfo O’Ryan. Luego participamos en un Seminario de Gastronomía que las chicas de Servicio País estaban organizando.

El seminario comenzó un poco más tarde y partió con la intervención de don Enelidolfo que abordó el tema de la culinaria tradicional de Pica. Comenzó hablando de los alimentos esenciales de los pueblos indígenas que habitaban esta zona: algarroba, picuria (¿), fruto del chañal, maíz, verdolaga, poroto, quinoa, papa. Luego introdujo algunas preparaciones (bebidas, licores y comidas) que eran frecuentes en las casas piqueñas: pan de gallo, sangría, pito (quinoa finamente molida para hacer ulpo), cauceo piqueño, etc. Uno de los aspectos importantes de la comida piqueña (y de américa andina en general) es el picante, el uso del ají en nuestras comidas. Su relato, lleno de detalles, anécdotas, referencias familiares, relaciones entre comida y cultura fue una gran oportunidad para introducirnos al contexto de la zona. Disfrutamos mucho de la charla, aunque estábamos con un sueño del demonio después del almuerzo.

Ya de noche, terminamos de completar el orden de las boletas y de actualizar nuestro documento Excel con todos los gastos que hemos realizado. Luego, nos pusimos todos a dibujar.

29 de septiembre del 2016 El desierto de Pica

Durante la mañana organizamos la casa y los espacios comunes, compramos mercadería y útiles de limpieza para el baño y la cocina. De a poco, nos estamos apropiando de esta casa; de a poco vamos conociendo y aprendiendo de Pica.

Conversación entre Simón Catalán y la Tía Flor

Me contó sobre algunas actividades que realizaban en Pica, una de ellas es liderada por “Barro Mágico”, una agrupación de personas que se dedican a la artesanía en greda. Además, me contó la maravillosa historia que cuenta el mural (mosaico) que está al costado de nuestra pieza y que fue confeccionado por ella. Para la Tía Flor, su mural representa algunas de las cosas más nobles de esta región: la mujer aymara, con toda su fortaleza producto de sus largas caminatas y del trabajo duro de la vida en el desierto; las palmeras datileras, fruto que antiguamente le dio la energía vital a los aymaras; el cactus, como elemento constante del territorio; y los llamos, las que no sólo les daban el alimento, sino que también proveían el cuero necesario para amarrar las varas de caña con las que se construyen las paredes de sus casas, el que, al secarse, aprieta y mantiene firme la estructura.

Al medio día emprendimos camino al desierto, vimos Pica desde la altura de sus lomas. Fue increíble lo silencioso del lugar y la cantidad de chatarra que allí había desparramada por todos lados: escombros, objetos destruidos, neumáticos en desuso, palos, etc. Creo que podemos ver Matilla desde acá, pero no estamos seguros. Mientras dibujamos el oasis de Pica, Selec encuentra Arte en todas partes. A toda hora Selec hace ready-mades, no puede parar de crear y, claro, reciclar. Dado el fuerte calor que había, tomamos unos pizarreños rotos y nos hicimos unos techos para protegernos un poco del sol. Igual me quemé más que la chucha (Simón).

En la tarde caminamos hacia Matilla, no nos demoramos tanto. La verdad es que nos encantó, su plaza es hermosa. Mientras comíamos alfajores en la plaza vimos el partido de hockey de las marcianitas contra Francia. Luego, nos reunimos con algunos miembros de la agrupación “Cachimbo Matillano”, allí nos presentamos como colectivo y dimos cuenta de nuestras intensiones artísticas en Matilla. Conversamos extendidamente, ellos nos contaron de las tradiciones de Matilla, sobre su historia y gente. Fue una reunión muy interesante, un muy buen primer paso.

Todos sabemos que va a ser un proyecto difícil, pero estamos dispuestos a trabajar duro. Quedamos en volver a vernos, para seguir con este importante intercambio cultural.

28 de septiembre del 2016 ¡lo’ vamos!

Partimos a las 4 am al aeropuerto. El primer traspié lo tuvo el Seba: le requisaron unas temperas Sakura que llevaba en el bolso de mano, porque no tenían ninguna etiqueta en español y además, como es sabido, no se pueden llevar líquidos en la maleta de mano. El Seba se puso muy triste, una gran pérdida para él, pero lo pudo superar durante el vuelo.

Fue un vuelo bastante cansador, tomando en consideración que habíamos pasado de largo esa noche, por lo que todo fue un poco incómodo.

Llegamos al aeropuerto de Iquique como a las 10 de la mañana; allí tomamos un transfer que nos dejó justo donde se tomaban los buses en dirección a Pica, nuestro primer destino antes de llegar a Matilla. A los segundos de bajarnos del transfer los trabajadores de las diferentes movilizaciones que se dirigen a Pica se empezaron a pelear por nosotros, incluso se insultaron y golpearon. Sin embargo, nosotros ya habíamos decidido con quién nos iríamos, así que nos fuimos directo a una empresa que nos habían recomendado. Allí, dejamos las maletas guardadas y partimos a tomar desayuno. En la misma esquina comimos y repusimos energías. Luego fuimos al CNCA (Consejo Nacional de la Cultura y las Artes) a saludar a los encargados de Red Cultura y a presentarnos informalmente. Allí nos confirmaron de una reunión para la semana siguiente.

Luego caminamos por el centro de Iquique y disfrutamos un poco de su playa. Allá nos juntamos con Rodolfo Andaur (Curador de Arte Contemporáneo), quién nos llevó a comer las mejores empanadas de Iquique, y nos comentó brevemente de sus experiencias artísticas en el Norte.

Más o menos a las 3 de la tarde partimos a Pica. El viaje duró unas 2 horas, pasamos por La Tirana, Pozo Almonte y Matilla. Una vez en Pica, conocimos a la Tía Flor, quien nos arrendó una cabaña. Luego de descansar un poco, Selec y yo (Simón Catalán) fuimos a recorrer el centro del pueblo; dimos vueltas por sus calles y nos encontramos con Seba y Pilar en la plaza central, frente a la iglesia, donde comimos ricos helados naturales.

Terminamos nuestra jornada comiendo y planificando los días próximos. Una de las cosas importantes que pensamos es que Fernanda Vergara y Juan Durán, los próximos artistas del Colectivo MICH que vendrán, deberán traer una maleta extra y vacía, para poder cargar con todas las cosas que iremos adquiriendo conforme avanza la residencia.

27 de septiembre del 2016 Igual estoy como nervioso

En la noche del martes 27 de noviembre del presente año, nos reunimos en la casa de Pilar (Pilar Quinteros) y Seba (Sebastián Riffo), pues nuestro vuelo a Iquique sería en la madrugada del día siguiente. Algunos llevamos las maletas listas, otros las empezaron a armar en ese mismo día. Nos juntamos con el objetivo de repartir los materiales que cada uno tenía en su casa, además revisamos qué sería necesario completar. El Selec (Héctor Vergara) y yo (Simón Catalán) estábamos medios nerviosos.