MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: El repliegue de Palmilla Palmilla - San José del Carmen, O'Higgins - 2017 Residente: Carlo Mora
Publicado: 22 de Diciembre de 2017
De Toretto a Tintoretto

Por fin llega el día de la exposición. Llegamos a primera hora a la Biblioteca para colgar los cuadros, el resto está perfecto. Danilo viaja en la mañana para San Fernando a buscar las impresiones de los afiches y los marcos de estos. Mientras, me quedo trabajando en el montaje. Cerca de las 14:00 hrs. llega Gonzalo Arqueros desde Santiago, quien es parte fundamental de este trabajo. El calor es bastante insoportable. Mientras vemos los detalles finales de montaje, nos comentan que asistirá la alcaldesa de Palmilla junto con todo lo que esto implica: locutor oficial, pendón de la Municipalidad, discurso, séquito de seguidores, cocktail, en fin… por último, mientras más gente vaya mejor y además que nos dicen que le harán un homenaje de parte de la Municipalidad a Julio, que para él seguro es muy importante. Julio queda de llegar a las 18:00 que es la hora oficial de comienzo de la exposición, aunque seguro empieza más tarde. Tipo 17:30 está todo listo, los cuadros en su lugar, la música ambiental puesta, llega la gente del catering, la biblioteca ordenada y nosotros duchaditos para la ocasión. 18:00, 18:30, 19:00, no pasa nada, el calor pega fuerte y comprendemos que no llegue nadie. Recién pasado las 19 llega Julio acompañado de su hijo. Se muestra feliz. De a poco comienzan a llegar algunos vecinos, incluso otro pintor de la comuna que revisa con mucho detalle los cuadros. También  nos acompañan las chicas de Servicio País y las encargadas de la biblioteca. Como a las 19:30 llega la alcaldesa de Palmilla, Gloria Paredes, junto con un numero importante de adultos mayores. Así se da inicio al acto oficial que inaugura la exposición de Julio Escobar. Primero habla el locutor oficial de la Municipalidad, lee parte del texto escrito por Gonzalo Arqueros que va en el catálogo. Luego le da el pie a Julio para que se exprese. Julio tranquilamente da las gracias brevemente. Luego es nuestro turno, primero habla Danilo, intentando un poco contextualizar la exposición, hablar de la residencia, de la importancia de resignificar estos lugares como la biblioteca, abrirlos a otras disciplinas, motivar a la comunidad, en fin.. luego me comenta que mientras hablaba y miraba las caras de los asistentes, en su mayoría adultos mayores que fueron inducidos a asistir mediante algún programa de la Municipalidad, y que tampoco vio a ningún cabro joven, pensaba que ésta es una tarea muy difícil y para que se den cambios realmente importantes, pensaba que debe haber un restructuración profunda de la educación, la cultura, etc.. lo que todos ya sabemos, pero que siempre aparece. Luego hablé escuetamente, solo para agradecer a cada una de las personas que colaboraron para que esto ocurriera. Finalmente le entregamos a modo de homenaje personal, un afiche enmarcado a Julín. Es un momento bonito e importante para nosotros. Luego es el turno de la alcaldesa. Da un discurso largo y emotivo. Se nota que se maneja. La gente la escucha con atención. Le entregan un reconocimiento a Julín. Posteriormente, pasamos a la sala donde están los cuadros y donde Julín da una visita guiada a los asistentes, contándoles como hizo los cuadros, dónde quedan, en que pensó, etc. Luego un coctktail donde aprovechamos de intercambiar algunas palabras con al alcaldesa para ver si podemos editar de manera más profesional el disco de cantores a lo divino… al parecer nos va bien. ¿Qué significa esto?, con nuestro proyecto de residencia financiamos las grabaciones de audio profesional, las que hay que editar y post producir. Todo ello tiene otro costo, sumándole a eso el multicopiado, la impresión de una carátula, el diseño de dichas carátulas, la impresión del disco también, lo que encarece y se aleja completamente de nuestras posibilidades, es decir, nosotros tenemos el material crudo de las grabaciones, las que quedaron impresionantes, pero falta el segundo paso, que es terminar esto de manera profesional. Esa es la idea, que la Municipalidad que tanto nos ha dicho cuanto estiman y consideran a los cantores, inviertan en cerrar este proyecto que sin duda quedará muy hermoso. Es más, nosotros nos ofrecimos a trabajar extra sin cobrar un peso durante enero, febrero y marzo siempre y cuando ellos financien el resto del disco. Ojalá resulte, sino lo haremos por nuestros medios.

La exposición se supone que estará en la biblioteca durante todo el verano. Quedamos de seguir en contacto con las encargadas para ver que todo vaya funcionando bien.

Nos vamos a cenar. Figuramos sentados en una larga mesa, Isis –mi polola del amor, Gonzalo, Julio, su hijo, Danilo y yo, fuimos a un restaurant cerca de Cunaco. La comida está muy buena, la conversa también. Nos despedimos afablemente de Julín. Todos tenemos ganas de seguir trabajando con él, un libro, un catálogo, otra exposición, ya veremos.

Y cerramos nuestra residencia. Lo mejor que sacamos de esta experiencia es el hecho de que se abrieron puertas y ventanas para realizar nuevos, interesantes y magníficos proyectos. Conocimos un abanico de personas, personalidades, lugares y situaciones que nos dan nuevas perspectivas sobre el mundo rural. Esto de trabajar con algunos jóvenes del Huique, más allá del devenir de la experiencia, nos abrió una ventana a un mundo desconocido, donde pudimos asomarnos a las vivencias y sensibilidades de jóvenes insertos en un particular mundo rural, mundo que suma otra capa más de información a las toneladas de imágenes, datos, sonidos, que les prodiga la experiencia virtual de internet, en ellos se mezclan estos matices en un híbrido difícil de descifrar y que es muy interesante para pensar los pliegues de sentido que arman esta torta llamada mundo contemporáneo. Otra capa de este bricolaje cultural y en lo que parece un contraste dramático, están todas las vivencias y sensibilidades experienciadas junto a los cantores a lo divino, quienes en su mayoría son ancianos.  Este mundo del canto expresa otra manera de ser palabra, de ser voz, de ser tiempo, en fin, responden a otro paradigma. No son ni más ni menos, ni mejores ni peores, son sólo diferentes, y lo que pareciera ser un abismo de distancias depende de un cambio de perspectiva para comprender los nexos invisibles entre el Rap y el canto a lo divino, el Tunning y las alojadas, a fin de cuenta son espacios para las memorias. En este panorama, el pintor Julio Escobar, literalmente figura un punto de tensión respecto de las ideas que se tienen sobre la memoria, todo su ejercicio pictórico suma una capa densa y concreta de sentido.

Queremos seguir pensando en estas cosas y este espacio de bitácora es simplemente para fechar el momento en que, personalmente, comencé a mirar el Tunning con otros ojos. Como alguna vez dijimos con Danilo, esta experiencia de residencia se puede resumir en una frase: de Toretto a Tintoretto.

« Ir a residencia