MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Aire, mar y tierra Colmuyao - Cobquecura, Ñuble - 2018 Residente: Enrique Flores
Publicado: 25 de Octubre de 2018
Dificultades en el camino

Hemos llegado a un lugar que su acceso es bastante difícil: 16 kilómetros de duro camino de tierra. Los únicos vehículos que se ven pasar hacia Colmuyao son camiones que transportan madera y camionetas con servicios.

Nos establecimos en nuestra cabaña/casa y decidimos hacer nuestra primera vuelta de reconocimiento  en el viejo automóvil año 83. Era temprano y recorrimos el único camino existente. Circulábamos  tranquilamente y decidimos devolvernos ya que el terreno estaba barroso por la lluvia del día anterior y no queríamos “engolosinarnos” al recorrer un camino que aún no conocíamos. Fue justo en esa vuelta de regreso que nuestro auto se accidentó, nos caímos a una zanja y quedamos inmovilizados. Nos preocupamos pues no se veía transitar mucha gente por esa misma ruta y no sabíamos si pasaría alguien pronto. Estábamos con una rueda adentro de una zanja, no lográbamos salir y  por un momento al ver la situación en la que nos habíamos metido  nos sentimos rendidos. No contábamos con ninguna herramienta que nos pudiera servir para sacar el auto y entre nosotros dos no podíamos empujar el auto. En ese momento recordamos la gata para cambiar la rueda y cómo tal vez nos podría ayudar. La instalamos y logramos levantar la parte caída del vehículo y así poder instalar unos troncos bajo la rueda para poder darle arranque. Para nuestra suerte el auto logró salir de la zanja ¡nuestra rudimentaria solución había servido! Nos sentimos aliviados y aleccionados ya que nos dimos cuenta de que el camino por los que deben transitar los habitantes de Colmuyao son complejos, especialmente para nosotros quienes recién estamos llegando, y que debemos tomar las precauciones necesarias para movernos por estas tierras.

Ese día recorrimos unos 50 km de ida y vuelta viajando a baja velocidad la mayoría del tramo, hicimos compra de alimentos y algunas provisiones básicas, fuimos a la Municipalidad de Cobquecura donde nos reunimos con César, el encargado de Cultura de la Municipalidad. De esa forma y a pesar de las primeras dificultades, logramos establecer nuestro primer contacto con quien será fundamental para el desarrollo del proyecto aquí en Colmuyao.

« Ir a residencia