CONSEJO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La Montaña: habitar historias en comunidad San Fabián - La Montaña, Biobío - 2017 Residente: Colectivo Charco
Publicado: 10 de Diciembre de 2017
Encuentro para compartir algunos resultados

Ayer tuvimos el último encuentro dirigido a toda la comunidad de La Montaña. Todo partió muy bien y luego, casi todo fracasa.

Llegamos a la sede con todas las cosas para montar la exposición de los trabajos de los jóvenes y niños, así como con los elementos para las sopaipillas y cosas para tomar, y lo necesario para proyectar el documental del proceso completo de la residencia, además de la publicación. Teniendo la exposición montada, comencé a prender los equipos para la proyección y probar cómo se veía. En eso, prendo el data y no funcionaba. Nada que hacer: lo apagamos y prendimos unas diez veces y nada, estaba malo. Llamamos a unas vecinas para ver si nos ayudaban prestándonos una tele grande y una dijo que sí. Los vecinos ya estaban llegando e iba a ir a buscar el televisor, cuando recordamos que la profesora de la escuela venía en camino. Esperamos que llegara y le pedimos el proyector de la escuela. Dijo que sí y nos pasó las llaves. Partimos, abrimos, sacamos el data, fuimos a la casa a buscar el cable del audio y de vuelta a la sede. Conectamos todo, prendimos y… funcionó.

Comenzamos con atraso y compitiendo contra la última fecha del campeonato nacional de fútbol. Dimos la bienvenida y vimos el trabajo audiovisual de David Quezada. A las personas les gustó mucho. Luego entregamos los retratos a cada familia que se tomó uno y seguimos con la entrega de las publicaciones y CDs. Les repartimos las encuestas que el protocolo de nuestra residencia exige pedir a los vecinos. Finalmente, conversamos sobre lo que fue el proyecto y qué viene hacia adelante para la comunidad. Varios nombraron el encuentro de tradiciones como un hito que esperan replicar, no tanto para exhibirse en términos turísticos, sino para encontrarse en torno a la historia en común que han construido, y que no es otra más que la de sus prácticas cotidianas y vitales en el territorio que habitan. Aquella fue una conversación íntima y sincera, y que nos llama a seguir llegando a este lugar donde ya nos esperan.

 

« Ir a residencia