MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Nuestro lugar de paso Colchane, Tarapacá - 2018 Residente: Francisca Jara (Valdivia, 1988)
Publicado: 8 de diciembre de 2018
Esquila

Parte importante de la cultura Aymara es su relación con la ganadería. Muchas de las prácticas ancestrales y cotidianas se conectan y desprenden de esta labor, como por ejemplo, el uso de la lana para artesanía textil (tema que actualmente investigo en contacto con la Asociación Aymar Warmi), y por tanto resulta relevante para su entendimiento, conocer más sobre el pastoreo y la esquila.

En la localidad de Colchane es bastante común ver hombres y principalmente mujeres arreando llamas y alpacas en la red de bofedales próximos al pueblo, pero la esquila es un evento más especial, que incluso atrae a muchos turistas año a año hacia el interior de la comuna.

Este año, para mostrar abiertamente costumbres y las particularidades de esta práctica, se realizó una fiesta cultural en Puchuldiza, organizada entre la Municipalidad, Sernatur y más importante, las comunidades de Puchuldiza y Mauque.

En esta instancia que duró casi todo el día, y requirió de múltiples medios de transporte para el acercamiento de sus participantes, se abarcaron costumbres como la Pawa (rogativa), arreo con honda, y la esquila de alpacas, en sus versiones tradicional con lata-cuchillo, y “mejorada” con tijeras. Si bien el evento en general con demostraciones y competencias, fue bastante interesante, para mí cobró más sentido cuando pude conversar con Don Efraín Amaro, del departamento de Turismo de la Municipalidad de Colchane, y logré entender mucho más sobre la crianza de alpacas, alimentación, tiempos y consideraciones para la esquila, además de manejo y cuidado de la fibra para su uso en artesanía textil. Don Efraín, además de trabajar en la Municipalidad, es ganadero por tradición familiar, cría llamas y alpacas en el sector de Quebe, de las cuales obtiene la lana que su esposa, María Choque, utiliza para hilar y tejer tanto en prendas tradicionales como de línea contemporánea.

Cabe señalar que Doña María también forma parte de la asociación Aymar Warmi, con quienes actualmente estoy colaborando en el marco de su proyecto Fondart, trabajamos en torno a hierbas medicinales y otros saberes Aymaras, experiencias complementadas con el conocimiento adquirido en instancias como esta fiesta cultural en Puchuldiza.

(…)

En otra historia relacionada con el evento de la esquila, por primera vez desde que llegué a la región, me preocupé sinceramente por mi seguridad. En camino desde Puchuldiza a Colchane, el auto en el que viajaba junto a unos funcionarios municipales, fundió su motor. Quedar “en panne” en un camino rural en la comuna, sobre todo un fin de semana, es quedar a la deriva en medio de la nada, hasta que llegue la ayuda, que obviamente no puedes solicitar porque no hay señal de telefonía móvil.

Para nuestra suerte, la ayuda llegó rápido. Otro funcionario nos encontró en el camino y nos remolcó hasta Colchane. Ese fue un viaje bastante peligroso, principalmente por las pendientes y curvas del camino, pero logramos llegar a salvo, incluso riéndonos de la situación.

Luego de regresar a Colchane, sopesar realmente lo que nos había ocurrido y liberar un poco de estrés, intentamos viajar a Iquique, pero no lo conseguimos, ya que con todo el asunto del auto, se nos había pasado casi toda la tarde. Afortunadamente al día siguiente pude abordar un bus hacia Iquique para realizar mis compras de abastecimiento quincenal, con total normalidad.

« Ir a residencia