MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Apuntes para nombrar una huerta en Mataquito Hualañé - La huerta, Maule - 2016 Residente: MUCAM + NODO
Publicado: 8 de noviembre de 2016
Evelyn

Martes. Vinimos con el encargo de recorrer la zona, para recoger impresiones visuales y testimoniales a través de dibujos.

El día era caluroso e instintivamente fuimos en búsqueda de alguna sombra. A lo lejos unos árboles que bordeaban el río prometían ser la mejor opción. Encontramos un acceso a través de una casa/parcela y fue así como conocimos a Evelyn, la dueña de la propiedad.

Evelyn es una mujer joven, madre de dos hijas (13 y 11 años), es santiaguina y vive hace 13 años en La Huerta. Ella estudió gastronomía y hoy tiene un incipiente local de comida rápida (completos, churrascos y chorrillanas), el cual funciona de 8 pm hasta pasadas las 2 am. El local aún no tiene nombre, pero se llamará “Donde Jacko”, en honor a su marido, quien, nos cuenta, es muy popular en la zona.

Evelyn a veces se aburre, nos dice, por lo que siempre se mantiene ocupada. También explica que no ha sido fácil llevar su local en La Huerta, o mas bien, no se lo han hecho fácil. Pese a los años que lleva viviendo acá, sigue sintiéndose afuerina. Ella tiene una visión muy crítica sobre cómo se aprovechan y distribuyen los recursos que llegan desde el Estado y su impresión de la comunidad de La Huerta no es la mejor.

Nos despedimos y seguimos hacia el río. Anduvimos por un camino pedregoso y llegamos al desagüe del pueblo, del cual nos había advertido Evelyn; una manga de plástico maloliente, y pensamos ¿Por qué no habrán puesto un tubo en vez de la manga? El paisaje es una mezcla común de bella naturaleza y desechos humanos.

De aquí salen algunos dibujos.

Luego almuerzo y reunión en la Junta de Vecinos, a propósito del trabajo para reunir recursos previo a la teletón que está organizando la comunidad de la Huerta.

Cae la tarde, dibujamos en la plaza junto a Carlo Mora que trata de pintar mientras oscurece.

por Carolina Silva y Milena Gröpper, artistas Invitadas.

« Ir a residencia