MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Nuestro lugar de paso Colchane, Tarapacá - 2018 Residente: Francisca Jara (Valdivia, 1988)
Publicado: 13 de diciembre de 2018
Finalización de año

Durante esta semana los niños y niñas del Liceo de Colchane terminan su año escolar. Por este motivo cesan también varias actividades, entre ellas el taller de fotografía que logró realizar su primera intervención en el liceo, la cual logró llamar gratamente la atención de la comunidad.

Este proceso resultó muy divertido e interesante de realizar junto a las niñas, quienes lo llevaron a cabo con mucha responsabilidad, entusiasmo y orgullo, utilizando el espacio de intervención también para compartir sus experiencias con otros niños, profesores y transeúntes.

Si bien el término de las clases formales marca el cierre de nuestro ciclo de trabajo con el taller, quedan algunas acciones pendientes por llevar a cabo, como el traslado de nuestra intervención al espacio público, y dar forma a una publicación breve basada en las imágenes obtenidas y alcances de la experiencia en general.

Queda pendiente también asistir al encuentro “Arte y territorio”, organizado por el equipo de Red Cultura de Tarapacá en la localidad Huara, con el objetivo de reunir a miembros de las comunidades participantes de las residencias de Colchane y Pisagua.

(…)

Por otra parte, en lo que refiere a Ch`uxña, la “migración” producto de fin de año le afectó fuertemente. Las niñas del 3er año medio, grupo inicial y motor de la iniciativa, dejaron de asistir regularmente a clases hace varias semanas, a pocos días de la aventura de recolección de guano en Cotasaya, por lo que tampoco alcanzamos a preparar la tierra para la intervención en la plaza. Esta respuesta del grupo fue bastante desalentadora en un principio, sin embargo luego de evaluar algunas variables que fui conociendo con los días, pude comprender mejor el actuar de las niñas. Además de la ausencia de la profesora jefe durante el último tiempo, la mayoría del grupo dejó de asistir para evitar ayudar en los cursos de preescolar tanto del liceo como del jardín infantil Inti Jalsu. Como pertenecen a la espacialidad de párvulos, generalmente se les asignan horas de colaboración, que ninguna quiere hacer, porque luego de conversar con ellas, descubrí que no les gusta o no quieren seguir este camino, sin embargo, es la única opción que el establecimiento les ofrece, versus mecánica automotriz, especialidad destinada a los niños (dentro de una lógica MUY tradicional).

En definitiva, es por esta razón que a pesar de disfrutar de otras actividades o querer formar parte de iniciativas como Ch`uxña, cuando tuvieron la oportunidad de irse, lo hicieron sin dudar, y como además la mayoría no vive en Colchane, fue imposible contactarlas para continuar con el proyecto.

Reitero, al principio este panorama fue desalentador, pero pensándolo desde la empatía, creo está bien. Todos queremos dedicar nuestro tiempo de vida a las cosas que realmente nos gusta hacer. La pregunta que se abre finalmente es ¿qué hacer ahora con Ch`uxña?

« Ir a residencia