MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Co-ser aquí Linares - CECREA, Maule - 2018 Residente: 12NA: Plataforma de reciclaje textil
Publicado: 31 de Octubre de 2018
IANSA

El 13 de julio de 2018, coincidiendo con la visita de campo previa al inicio de la residencia de 12-na en Linares, sale a la luz pública un comunicado que anuncia el cierre definitivo de la planta IANSA. Este hecho significaría que no se abrirían más plazas de trabajo ni se recibiría remolacha para su transformación, cambiando la realidad laboral de numerosas personas que esperaban la llegada de las temporadas.

La planta azucarera linarense, puesta en marcha en 1959, ya había entrado en declive en los años 80. El complejo industrial incluía también un “barrio” residencial construido para sus empleados, con comodidades tales como instalaciones deportivas, educativas y recreativas, y aunque aún es posible encontrar personas viviendo en este sector, priman las ruinas de lo que anteriormente fue esplendor.

Estuvimos visitando los alrededores de la IANSA acompañados por Ramón Cornejo, motivado colaborador en esta residencia y artista de la población de Yerbas Buenas, quien nos hizo el recorrido contándonos qué era cada edificio en aquel entonces, y algunas historias que de niño vivió en aquel lugar.

Nos enteramos que muchos de los primeros pobladores de Yerbas Buenas tenían trabajos de temporada en esta planta, que los niños de la población estudiaban en la escuela IANSA junto con los hijos de empleados permanentes de la empresa (escuela que fue trasladada posteriormente a la población Yerbas Buenas y su nombre cambiado por el de Pedro Aguirre Cerda) y que adentro había una infraestructura para el esparcimiento y disfrute de toda la comunidad linarense, que le daba al lugar una atmósfera “lujosa”, según la describió nuestro guía.

Hoy, algunos días después de la visita, recordamos el desconcierto mezclado con pena que nuestro acompañante nos expresaba al ver las ruinas del barrio IANSA, luego de 15 años sin haber visitado el sector, y nos preguntamos si su asombro es un síntoma de la profunda desconexión entre poblaciones tan cercanas e íntimamente relacionadas como Yerbas Buenas e Iansa, separadas aparentemente por tan solo la avenida Januario Espinoza. Sin duda un tema que buscaremos trabajar de alguna manera con la comunidad.

Por @alejaruizsuarez

« Ir a residencia