MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Agarrando Valle Paihuano - Centro Cultural, Coquimbo - 2017 Residente: Familia Casa Verde
Publicado: 14 de Octubre de 2017
Las Wayras

Hace varias semanas que Las Wayras, el grupo musical de niñas de la escuela de Montegrande, no se habían juntado. Con Ángeles, la profesora de música que las guía en su proyecto musical, hemos estado en conversaciones constantemente respecto al proceso que las niñas están pasando como banda. Nosotros por nuestra parte nos pusimos a disposición de lo que ellas están haciendo y pusimos nuestras herramientas artísticas al servicio de lo que fuera pertinente. Creemos que en ellas está simbolizada la semilla de transformación y cambio que siempre tienen las nuevas generaciones. En este contexto Ángeles nos pide ayuda con el diseño de la portada y la diagramación del disco que quieren lanzar en noviembre en un teatro de La Serena. Entonces nos juntamos el miércoles de esta semana y fuimos a un ensayo pues se presentarían hoy sábado en el contexto de una feria de “Artes Curativas” que se hace en el pueblo de Pisco Elqui.

La idea era aprovechar hoy sábado para sacar fotografías antes de su presentación y ocuparlas luego para la portada del disco. Nos juntamos en un camping hermoso que parecía de cuentos, en este contexto estábamos con las mamás de las niñas, entre las cuales está la directora como mamá de la baterista, nosotros y extrañamente otros  fotógrafos amigos de Ángeles.

El César sacó las fotografías, pero nos dijo que fue difícil fotografiar con tanta gente y además otra persona dirigiendo a las niñas, él tuvo que adaptarse.

Igual de un tiempo a esta parte hemos logrado entender un poco la dinámica de la banda y cuáles son las razones por las que han tenido choques entre los adultos que involucran a las niñas. Por un lado Ángeles con toda su voluntad y energía bondadosa ha tomado a las niñas como su proyección, no con fines egoístas ni ególatras, sino que ha sembrado en ellas mucho de ella y en eso a veces las hace pasar por situaciones que incomodan o molestan a otras personas adultas que tienen otra forma de pensar y ver las cosas. Por otro lado algunas mamás y algunos  profesores de la escuela han visto en las niñas una luz de identidad y talento a las que aferrarse, un diamante en bruto que quieren mostrárselo a todos, y muchas veces han estado en contextos que tal vez no conviene exponer a niñas pre adolecentes. Al ser niñas tan talentosas, en un contexto escolar y en una zona alejada de muchas cosas, entre éstas alejada de estímulos y referentes artísticos, ellas se han llevado mucha atención.

A mí me parecen como flores, son radiantes, delicadas y sensibles, cualquier tensión las afecta, talentosas, un sonidos disonante las distrae, una mariposa siempre se acercaría a ellas, son suaves, femeninas y fuertes todas.

Veremos cómo podemos seguir aportando a su desarrollo, desde lo más mínimo tal vez, pero sin pretensiones, lo más humildes y honestos posible.

« Ir a residencia