MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Pasajero, ser humano Pelluhue, Maule - 2018 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 11 de octubre de 2018
Los secretos del agua

El día de hoy fuimos nuevamente a la escuela rural de Cardonal, ya que la semana pasada quedamos de acuerdo con las niñas y niños de volver este día jueves. Tal como señalamos en bitácoras anteriores, este acuerdo fue realizado por una votación en el patio de la escuela donde los niños decidieron en mayoría que volviéramos, así es que el profesor nos autorizó para seguir parte de la residencia con ellos.

Después del almuerzo de los niños, llegamos para poder mostrar un extracto del documental de “Los secretos del agua” experimento del científico japonés Masaru Emoto, para luego poder hacer una reflexión práctica con ellos. Este documental es un experimento que se realizó con agua congelada, sometida a diferentes vibraciones de música, oraciones y palabras escritas. Según el científico japonés, mediante estos experimentos, se demostró que el agua siente, al poner música clásica u oraciones el agua muestra una configuración simétrica, y al recibir estímulos negativos tiene una reacción distinta y su forma fractal armónica se fracciona.

Nos pareció una buena idea mostrar este documental a las niñas y niños ya que estamos en los límites de la costa pacífico, podemos encontrar muchos ríos y también gran porcentaje de nuestro cuerpo es agua, los niños en algunas partes de documental se mostraron más atentos cuando veían el experimento aplicado con música, después conversamos un poco acerca de lo que vimos e hicimos algunas pinturas con hojas de oficio y barro de color que encontramos también en la costa, lo mezclamos con agua para que quedara más líquido y lo pudiéramos utilizar, les dimos la idea de hacer los fractales vistos y luego que hicieran lo que se imaginaran, después de terminar sus obras las dejaron en el suelo de su patio para poder secarlas y les pusieron piedritas para que no se volaran por el fuerte viento que corría esa tarde. Nuevamente y en un acuerdo con ellos, volveremos a su escuela.

« Ir a residencia