MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: El repliegue de Palmilla Palmilla - San José del Carmen, O'Higgins - 2017 Residente: Carlo Mora
Publicado: 8 de Octubre de 2017
Mapapleto II

Cuando llegamos a la sede del adulto mayor ya estaban los chicos esperándonos afuera. Salió el sol y se fueron las nubes, un día perfecto para caminar y conversar. Aprovechando que estaban casi todos, les hablamos del evento que realizaríamos el 14 de Octubre, la controversia entre Rapero y Payador, aún nos quedan cosas por organizar junto a la Municipalidad,  Servicio País y ellos. Bajo la sombra de un árbol en la plaza, aprovechamos la instancia y les planteamos las labores en las cuales nos podían ayudar para recibir a los invitados del sábado. Nos organizamos para realizar banderas y pendones el jueves y viernes, hay entusiasmo.

Ya resuelto aquello comenzamos la parte final del mapapleto. Como hoy asistieron más personas tuvimos que conversar el recorrido que se planteó el día anterior y contarles lo que hicimos, todos se mostraron a favor de lo resuelto así que continuamos con el plan, caminamos hacia el parque.

El Parque Federico Errázuriz (ex Presidente de Chile, dueño de la hacienda y nombre de casi todas las cosas de por aquí) queda cruzando una carretera interior que lleva a Pichidegua, por donde puedes llegar a Santiago por Melipilla. Está antes de la cancha del Milán donde los viernes entrenamos fútbol y justo al frente de un histórico, característico, hermoso y reconstruido puente peatonal de madera que une al parque con la plaza del Huique. Todo el camino nos fuimos conversando de diversos temas, con diferentes personas, respondiendo dudas, haciendo preguntas, hasta que llegamos a unos matorrales con un sendero marcado por el trajín del uso que nos lleva a las ruinas totales de algo que nos cuentan fue un castillo. Nos sentamos sobre los escombros cubiertos de vegetación, nos explican más menos las disposición de los espacios, recorremos los montículos que parecen haber sido muros, hasta llegar a un bajo que notoriamente era una pieza en un primer piso, es más son dos piezas separadas por un arco de medio punto. Como puedo bajo para sacar fotos de este lugar fascinante. Nos cuentan la historia mítica del lugar ya que la historia histórica se la saben y al parecer les parece menos atractiva. Nos hablan de fantasmas, ritos y paranormalidades varias. Hablamos de muchas otras cosas, nos sacamos fotos y seguimos rumbo al pequeño santuario de una virgen. Cuando pasamos frente había una familia así que no nos detuvimos y continuamos por el sendero hasta una banca donde nos cuentan que ahí se suicidó una chica joven, silencio. Hablamos al respecto y recuerdo que pregunté si era una historia mítica o una historia histórica. Ocurrió hace 10 años atrás por lo que muchos de ellos recordaban las escenas del peritaje policial y la conmoción que produjo en el sector.

Un poco más allá nos detuvimos bajo un árbol enorme, lugar donde suelen juntarse según nos contaron, antes a jugar, ahora a conversar. Aprovechamos la postal para sacarnos fotos grupales, buen recuerdo. Terminamos de recorrer el parque, cruzamos la carretera y nos fuimos bajo el puente. Estamos bajo un puente de hormigón armado, una estructura robusta y pesada, una comisura del Goliat estatal. Pasan los autos que suenan de otra forma, no como un soplido sino más bien como un peculiar ritmo de golpes secos. Tierra suelta, basura, ramas secas, el río. Este lugar no es exclusivo de ellos, otras personas también lo ocupan por lo que ya no intentan darle orden poniendo asientos (alguna vez pusieron) o algún detallito que lo personalice. Los rayados son la firma, una gesto para marcar territorio, claramente no son los únicos en ese intento. Estando aquí recuerdo mi propia infancia y las infancias de los niños que veo crecer, el juego de construirse una guarida, una carpita con frazadas, ramas secas, el sueño de construirse una casa sobre un árbol, la necesidad de excluirse.

Regresamos a comer completos mientras seguíamos construyendo el mapa, llenándolo con información, pensando en símbolos que sinteticen la experiencia. Más completos. Para cerrar la actividad armamos un semicírculo frente a la pizarra, y vemos el resultado, lo pensamos, lo conversamos. Es muy pronto para sacar conclusiones de esto, con esta actividad aparecieron muchas cosas que era necesario tener presente para continuar. Son las 20 hrs., nos vamos pensando.

« Ir a residencia