MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Tongoy teatral: Un mar de historias Coquimbo - Tongoy, Coquimbo - 2016 Residente: Ana López Montaner
Publicado: 13 de noviembre de 2016
Poesía, estructuras, mitos y papel maché

Continuamos con las sesiones en la Escuela para terminar las máscaras, aún quedan 4 pasos muy importantes por hacer: poner papel maché sobre los volúmenes de plasticina, desmoldar, pintar y barnizar. En las dos sesiones de esta semana colocamos el papel maché, trabajamos con, lavalozas (para que no se pegue el papel al molde) cola fría, papel craf, pinceles y agua. Como ya es usual, mientras estamos concentrados trabajando conversamos espontáneamente de cosas que nos pueden servir para la obra que tenemos que hacer. Conversamos sobre las historias que han oído de Tongoy, así surge la terrible historia de “El cuero” un cuero de animal que aparece flotando en humedales o esteros y se traga animales e incluso personas. También algunos me aseguran que en Tongoy se aparece “La llorona” llamando hombres cerca del mar o cerca de la iglesia, y luego las historias de fantasmas en sus casas, algunos han visto apariciones en sus habitaciones, en la cocina o mientras iban camino al baño. Bueno, al día siguiente seguimos con el papel maché, y les pregunto de qué les gustaría que se trate la obra de teatro y todos responden que les gustaría que sea de miedo, pero también con humor. Nos sorprende, puesto que los niños del Liceo también querían hacer una obra de terror. Entonces entendemos que así tendrá que ser. Afortunadamente los adultos mayores ya están de acuerdo y también les parece entretenido.

Con todo esto de las historias de miedo, decidimos ir al cementerio de Tongoy, a visitar a quienes descansan en paz y también para hacernos una idea concreta en el caso que lo representemos en la obra de teatro. Pasamos un susto muy grande cerca de una lápida, cuando vimos algo moverse, pero resultó ser un ratoncito escapando más asustado que nosotros. Luego visitamos el cerro La Virgen, que es la parte más alta de la península de Tongoy, desde allí se obtiene una vista panorámica de toda la ciudad y lo más bonito es que se pueden ver ambas playas: la Grande y la Socos, unidas al centro por la misma península. Este lugar me gustó mucho por el carácter simbólico que podríamos darle en la obra de teatro, ya que está todo Tongoy unido.

Una de las noches de esta semana fuimos invitados al Encuentro de poetas, en el Auditorio de Tongoy, es un gran evento organizado por la Agrupación Cultural David León Tapia. En cada mesa habían distintos poemas, luego comenzaban a tocar música en vivo distintos trovadores amigos de la poesía, y entre medio se leían los poemas de las mesas y empezaban a llegar los platos de greda con sopa marinera, un rico caldo caliente con mariscos de todos los tipos, realmente apetitosa, fue un placer asistir.

Ya el fin de semana nos volvimos a encontrar con los Adultos Mayores, ya nos habían echado de menos nos contaron… en el pizarrón les comencé a explicar sobre estructura dramática, es algo muy sencillo que todos sabemos, y lo aprendemos desde niños, pues cada vez que escuchamos una historia, vemos una película o leemos una novela, aparece, y la vamos incorporando en nuestra manera de aprender las historias a lo largo de nuestra vida, pero igual a veces se nos olvida. La gran mayoría de las historias se forman con un principio, donde se hace la presentación de personajes y se muestra un conflicto, terminando con un suceso desencadenante que lleva a la acción y a una decisión importante para el protagonista; luego viene el desarrollo, donde atraviesa todos los peores obstáculos y donde el protagonista debe luchar para conseguir su objetivo, ahí se enfrenta con sus antagonistas y aliados, con sus debilidades y fortalezas y termina con el clímax (cuando está a punto de lograr su objetivo o no); finalmente todo acaba en el desenlace donde se resuelve la historia. Todos escucharon con mucha atención. Luego leí una primera escaleta que preparé de la obra, con acciones de la primera parte de la estructura, la cual fue ampliamente aceptada por todos, dado que “rescata todo lo que le hemos contado, todo, todo está ahí” dijo una de las señoras… pero la idea era que ahora entre todos fuéramos caracterizando a los personajes de esta trama, fue así como fuimos personaje por personaje dándole vida a cada uno. Por ejemplo La Cantora será desafinada y buena para el trago, el Ovejero será un sabio consejero, pero muy hipocondríaco, El Escafandra será calvo y muy exagerado, que siempre le pone de más a sus historias… nos reímos mientras inventábamos, fue muy entretenido.

« Ir a residencia