MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Rutas de encuentro Cochrane, Aysén - 2018 Residente: María Jesús Olivos
Publicado: 29 de enero de 2019
Recorrer los surcos, observar las rutas

RUTAS DE ENCUENTRO fue un proyecto compuesto por diferentes capas de intervención en el territorio:

RUTAS DE ENCUENTRO pudo llevarse a cabo gracias a un constante dar y recibir. Sin la colaboración y compromiso de la comunidad esto no hubiera sido posible.

La forma de intervenir y crear en conjunto fue en base a la escucha de las relaciones humanas que se fueron gestando, sembradas en la primera visita de terreno.

Siempre hubo alguien que nos guió hacia la persona indicada, nos presentó un colectivo o nos brindaban su espacio, tejiendo una red que nos permitió abordar a una gran diversidad de agentes, desde niñxs, jóvenes, adultos, personas con diversidad funcional hasta adultos mayores. Tuvimos una gran red de colaboradorxs, entre ellxs principalmente el Colectivo Chelkeenue (Agrupación cultural), Los Pioneros y Servicio País.

Dicho esto la participación de la comunidad superó nuestras expectativas. Pudimos conocer un Cochrane diverso, de identidades múltiples. Y fue a través del proyecto que quisimos crear rutas de encuentro entre ellas a través del arte y así también visibilizarlas de distintas maneras. El título del proyecto fue cobrando sentido hasta formar parte de nosotrxs mismxs y en la comunidad.

Al conversar con el equipo entendimos que el proceso se desenvolvió a partir de la escucha activa del territorio y el diálogo. Gracias a la riqueza humana de los colectivos, las ganas de querer manifestarse, de jugar, de querer compartir, el amor a su historia y paisajes, todo eso y mucho más hicieron de Cochrane un terreno fértil para que un proyecto de Arte colaborativo como este pudiera convertirse en una experiencia transformadora para todxs.

En la medida que se iba acercando nuestro regreso, entre agradecimientos y despedidas, vimos que todo lo compartido fortaleció los lazos sociales de los que participaron. Nos comentaron las ganas de continuar realizando acciones como estas, y que ellxs mismxs se sienten capaces de realizarlas. Percibimos que varixs personas se entendieron como agentes activos de su propia transformación social, esto especialmente con el Círculo de mujeres, el Tapiz y el grupo de Rap Celda del sonido. La comunidad fue capaz de reconocerse a sí misma y enorgullecerse de su historia. Especialmente el hecho de que sí se puede crear algo en colectivo, cuando había un sentimiento de poca participación y compromiso de parte de la comunidad, o desconfianza entre ellxs.

La manera como se desenvolvió la residencia dio cuenta de una sociedad que ellxs también anhelan. Las adultos mayores quieren ser escuchadas, lxs jóvenes quieres ser escuchadxs; todxs ellxs quieren encontrarse para comprender la identidad de un pueblo que muta constantemente.

Todas las actividades convergieron en dos proyectos que fueron la columna vertebral de RUTAS DE ENCUENTRO.

1-Tapiz Colaborativo

2- Programa radial RUTAS DE ENCUENTRO

El Tapiz Colaborativo especialmente, fue una creación colectiva muy particular, la cual tuvo vida propia. Las personas se apropiaron de ese espacio, y de forma natural se logró romper una brecha entre distintas generaciones. En el disfrute de crear en conjunto algo que no sabíamos cuál iba a ser el resultado, fuimos compartiendo saberes tanto del oficio como de su historia en Cochrane. El textil se transformó en una forma tangible de construir historia en colectivo. Gracias a todo esto, con la ayuda de todxs los que participaron, se convirtió en un espacio horizontal y de integración social, todxs eran bienvenidos. Varixs personas del Tapiz participaron en otras de nuestras actividades, lo que permitió comprender la complejidad de la residencia.

Paralelo a esto, el programa de radio “Rutas de Encuentro” en Radio Ventisqueros, se transformó en una plataforma de difusión y creación de encuentros. Precisamente en lugares aislados la radio cumple un rol fundamental en la comunicación del pueblo. De esta manera aprovechamos ese espacio, para conocer y compartir distintas formas de habitar esta localidad, pasando por: la infancia en Cochrane, Jóvenes músicos (Cruce entre el rap y la milonga), Migración y Ser mujer en la Patagonia.

Las personas que entrevistamos o provenían de alguna actividad que estábamos realizando o desde ahí surgía una acción, como lo fue con el programa “Ser Mujer en la Patagonia” donde surge a partir de una conversación la necesidad de hacer un “Círculo de mujeres”.

Por último, el evento cultural final para el que el colectivo decide montar el Tapiz Colaborativo en el Mercado Municipal, significó un gesto de apropiación de este espacio de parte de la comunidad, con el anhelo de avivar este espacio socio-cultural.

¿Cosas que podríamos mejorar a futuro?

Nos dimos cuenta que es fundamental que en un próximo proyecto seamos al menos 5 personas en el quipo de trabajo para que funcionemos mejor. Vimos que hay muchas cosas por hacer y que la gente tiene ganas de crear. La gente manifestó en la evaluación que le gustaría que la residencia durase más tiempo.

También se habló con Servicio País de que en un futuro pudiésemos trabajar desde antes y planificar en conjunto para que entendamos mejor el rol y el aporte de cada una de las partes. Ya que vemos que somos un gran beneficio para ambas partes en el trabajo en terreno.

La gente de Cochrane nos demostró que haciendo comunidad se vive en abundancia. Nos mostró su generosidad, personas visionarias que hacen educación en la naturaleza, cuidando sus ríos, creando conciencia del cuidado del medio ambiente. Como así también personas que comparten sus conocimientos gratuitamente con los demás.

Estamos muy agradecidos de la experiencia, creemos que es una gran escuela pasar por una residencia como esta.

Dicho esto, consideramos importante que existan residencias como estas para hacer espejo del valor de la gente como capital cultural de su territorio. Para abrir cuestionamientos sobre lo que tenemos normalizado, eso a través de la libertad de nuevas formas de narrarnos. Aprovechar la versatilidad del arte contemporáneo para inventar cruces, experiencias, y en la sorpresa darnos cuenta que podemos aprender en colectivo.

Compartimos el video lo que fue la experiencia:

« Ir a residencia