MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Agarrando Valle Paihuano - Centro Cultural, Coquimbo - 2017 Residente: Familia Casa Verde
Publicado: 15 de Septiembre de 2017
Reencontrándonos con las Wayras

Ya instalados en el territorio y sin planificarlo previamente, siendo apoderados de la Cala y el Teo como nuevos alumnos de la escuela Gabriela Mistral de Monte Grande, la directora que estaba al tanto del trabajo que estamos realizando en la comuna, nos pidió si podíamos ayudar a un grupo de alumnas que tenía que hacer una pequeña muestra teatral en el contexto de “La trivia mistraliana” en el museo Gabriela Mistral de Vicuña.

Para nuestra gran sorpresa, el grupo de alumnas que tendríamos que guiar en el pequeño corto teatral eran las Wayras, el grupo musical de la escuela que musicaliza poemas de Gabriela Mistral, un grupo que ya habíamos conocido en la visita al territorio y que habíamos identificado como aliadas para el trabajo que realizaríamos en estos tres meses. Esta oportunidad de ayudarlas en el proceso escénico surgió para nosotros como una gran oportunidad, ya que nos acercaríamos a ellas desde lo que más nos gusta y sabemos hacer: teatro.

La pequeña obra donde colaboraríamos desde la dirección teatral, fue escrita por la misma directora de la escuela y tenía que estar montada en un lapso de dos días de trabajo.

El trabajo con las chicas fue una gran sorpresa desde un comienzo, ya que si bien habíamos visto todo el talento y gracia que tenían cuando interpretaban sus composiciones musicales, no sabíamos que sería desde el mundo de las artes escénicas, y nos encontramos con unas pequeñas gigantes actrices en potencia, que sin tener mayores referentes de teatro sabían perfecto como pararse en un escenario con una gran consciencia escénica y amor por el trabajo.

En las trivias mistralianas las chicas fueron felicitadas por gran parte de los asistentes, ganaron la competencia escénica y la escuela Gabriela Mistral fue la ganadora absoluta del certamen.

Nosotros por nuestra forma de ver la vida y comprender nuestro trabajo no somos partidarios de las instancias competitivas, pero en este trabajo nos dimos cuenta que para la comunidad escolar si era una instancia muy importante, porque sentían un gran compromiso por el nombre del establecimiento y ser del pueblo originario amado de la poetiza nacional Gabriela Mistral.

Finalmente nuestro primer trabajo con la Wayras fue un excelente primer encuentro, ya que desde el trabajo logramos conocer a las chicas y entender sus motivaciones y reflexiones, y por otro lado, la directora, las profesora de música a cargo de la agrupación, y la comunidad escolar en general quedó muy agradecida del trabajo realizado y nos abrieron absolutamente las puertas de su escuela para continuar compartiendo y generando instancias con estas chicas maravillosas.

« Ir a residencia