CONSEJO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Origen natural Quinta de Tilcoco - Localidades: Guacarhue, La Viña, Puente Alta y Quinta centro, O'Higgins - 2017 Residente: Francisca Burgos
Publicado: 8 de Septiembre de 2017
Respirando

Almorzando al sol, inaugurando nuestra nueva casita con mi compañera y amiga, la artesana AnaKaren, nos visitó nuestro vecino y nos presentó a su perro Firulais. No estén tanto al sol –nos dijo se van a resfriar. Resultado: un resfriado con tos de perro.

Partimos entonces, con mi agüita de jengibre, a encontrarnos con las artesanas locales que tanto deseábamos conocer. A la señora Nury y su perrita Perla la encontramos junto a la iglesia nueva del sector la Viña; a la señora Miryam, en la iglesia vieja. Esta semana habíamos aprendido porqué las construcciones de adobe se caen cuando les quintan las tejas, y pudimos apreciarlo en el pedacito de iglesia abandonada donde la señora Miryam tiene su hermoso jardín de flores aromáticas, que apenas pude oler pero nos evidenció claramente la inspiración de su artesanía.

La señora Nury está trabajando con su hija, preparándose para la próxima feria artesanal y haciendo sus decoraciones florales con totora y hoja de choclo. Su marido es agricultor y le provee constantemente la totora con la que ella puede saciar el ímpetu de trabajar con sus manos. Aquí es donde pudimos ver que las inquietudes que planteamos en nuestro proyecto, adquirieron el sentido de pertenencia que esperábamos, cuando la señora Nury nos planteaba sus anhelos como artesana y sus ganas de cruzar las prácticas de la comunidad y reflejarlas en los productos de la artesanía local. Con este golpe de buenas energías y nuevos aires, nos devolvimos para continuar nuestras planificaciones y trabajo.

Conocimos también a la señora Charito, artesana del mate de calabaza. Desde su casa, nos dice que solo ve pasar al panadero y un par de colectivos que vienen a dejar a vecinas. Ella respira día a día la tranquilidad, acompañada de su familia y su marido que la ayuda cortando las colitas de las calabazas. Además de un gran familia de gatitos, un par de perritos tamaño gato, sus gallinas, su extenso almacenaje de calabazas y lo que será su próxima cosecha, que durante nuestra Residencia veremos crecer. Después de una buena caminata, descansé de mi tos en el paradero, mientras AnaKaren cosechaba algunos yuyos.

« Ir a residencia