MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Atlas Simbólico del Canto a lo Divino Loica - San Pedro de Melipilla, Región Metropolitana - 2018 Residente: Danilo Petrovich
Publicado: 16 de diciembre de 2018
Sequedad simbólica

Es el principio contrario a la vida orgánica. Esta corresponde a la fertilidad terrena: plantas, vida animal. La sequedad, en cambio, es la expresión del clima anímico. Es signo de virilidad, de apasionamiento, de predominio del elemento fuego. El símbolo del “rey marino”, como espíritu abismado en el inconsciente y en lo inferior, es muy claro al respecto. Clama ese personaje: “Quien me libere de las aguas y me conduzca al estado seco será recompensado con riquezas sempiternas”. Las aguas simbolizan la existencia degradada, sometida al tiempo, a lo transitorio, realizando lo “húmedo” (femenino). El “estado seco” es una figuración de la inmortalidad, de ahí que los espíritus ansiosos de cobrar o recobrar su fuerza vayan al desierto como paisaje perfecto de sequedad, de ahí que el hombre de carácter “seco” sea, en contra de lo que parece y de él se cree, el intenso apasionado. Eliade dice que la aspiración a la sequedad simboliza el anhelo de la vida espiritual desencadenada. Y cita a Heráclito, quien sentenció: “Muerte es para las almas convertirse en agua”. Un fragmento órfico insiste: “Para el alma, el agua es la muerte” y Porfirio explica la tendencia de las almas de los muertos a la humedad por el desde de reencarnación.

Diccionario de símbolos

Juan Eduardo Cirlot

Siruela

S de Sequedad

« Ir a residencia