MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Sequía y Movimientos. Montepatria, Coquimbo - 2019 Residente: Javier González Pesce
Publicado: 4 de enero de 2021
12.

 

Hoy fui a la cuenta pública en el Centro Cultural y me quedé con una sensación muy extraña. La cuenta pública fue anunciada como un evento para dar a conocer lo realizado por el municipio en relación a actividades culturales. Los asistentes nos sentamos en las butacas del imponente teatro del centro cultural. La presentación se me hizo una suerte de despliegue de aptitudes corporativas. Vimos gráficos y fotos emotivas en una presentación con Power Point a cargo de funcionarios entusiastas con camisa polo. Mucho dato, mucho despliegue pero poca cercanía, poca capacidad de dirigirse a quienes estábamos ahí como si fuésemos personas con sensibilidad. Me sentí tratado como un cliente, alguien a quien habría que convencer de que las gestiones municipales son fabulosas y que superan por mucho a las iniciativas de administraciones pasadas, mientras yo esperaba que se me informase, que se abriese un espacio de socialización y conocimiento de actividades locales vinculadas a la cultura. La presentación se concentró mayormente en relatar algunas actividades desarrolladas con adultos mayores (tarde en la piscina, paseos por la comuna, entre otras). Mientras los personajes que estaban parados en el escenario parecían salidos de una oficina de ingenieros comerciales, en el público había músicos, artesanos, cocineros, poetas, vecinos y vecinas interesados en la cultura, en fomentar y preservar los comercios y tradiciones locales, cuidar el agua de la zona. Un músico levanta la mano y realiza una crítica a la gestión municipal en relación a la cultura, instancia a la que el mismísimo Alcalde de Monte Patria acude para intentar esclarecer con el tono y actitud que tendría un profesor autoritario tendría con un curso de niños revoltosos. Me pareció una situación muy equivocada, muy rara. Sentí como que la administración tenía completa confusión e incomodidad para halar y tratar con su ciudadanía al menos respecto de temas vinculados a la cultura.

Ya había notado yo la resistencia que tiene la ciudadanía respecto del Centro Cultural y las actividades municipales. Más de alguna vez se me mencionó que el alcalde es considerado altamente competente, pero carente de carisma y de buen trato hacia la gente. Siempre se me hizo extraño escucharlo constantemente halando en la radio local (que además se amplifica habitualmente en la plaza). Me da una sensación de constante y muy forzada promoción de su gestión. Este es un Alcalde que sucede en su cargo a un querido personaje de la zona, quién estuvo a cargo del municipio durante muchos periodos y que habría muerto solo días después de su única fallida votación en la comuna. Es de esperar que esta figura casi mítica, tenga la capacidad de intimidar a su sucesor.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia