CONSEJO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Casa abierta San Rosendo, Biobío - 2017 Residente: Teatro La Re-Sentida
Publicado: 21 de Diciembre de 2017
Fiesta en La Antena

Se acerca la navidad, hacen 27 grados Celsius, los cerros dejaron de tener ese tono verde de postal del sur y ahora el color amarillo de los pastizales contrasta con el verde oscuro de los pinos de las forestales. Uno de estos cerros es el sector de la Antena, en este sector existen varias casas en la ladera del camino a la cumbre, son tomas de terreno, ahí viven el Jona y su hermana la Vale. Nosotros teníamos la idea de hacer una fiesta navideña y Karen nos dijo que en la Antena no realizaban ninguna actividad por el estilo. Nos pusimos en contacto con Angélica, una de las vecinas más movidas del sector, ella facilitó su casa para la realización de nuestra fiesta navideña y se preocupó de invitar a los niños y niñas de la Antena. Ese día en la mañana, Karen fue a comprar bombitas de agua, papas fritas y ramitas, Marcia puso 20 panes de pascua y la Claudia puso los jugos y los queques para las colaciones, y nosotros, juntos con Karen, armamos las bolsitas navideñas. La cita era a las 17 hrs., nos juntamos con la Yaco (se habrán dado cuenta que no sabemos cómo se transcribe su apodo, ella se llama Jacqueline) el Kevin, Cristian y Juanito del Karro Cultural, y nuestro pequeño vecino Nico. Subimos todos juntos con las cosas para las actividades, en un Jeep de la Municipalidad. Al llegar allá nos instalamos con las cosas, la Jacko con el Kevin y Juanito fueron a buscar a los niños y niñas a sus casas. Empezaron a llegar los niños y las niñas, algunos con cara de escépticos, otros y otras con sus ropas nuevas, les dimos helados, después hicimos guerra de bombitas de agua (fue una masacre acuosa) jugamos varios juegos con una cuerda y les dimos sus  bolsitas navideñas y un pan de pascua para cada familia, entregados personalmente por el Cristian y el Nico. Los niños y las niñas se despidieron y se fueron felices con sus bolsitas navideñas y sus panes de pascua. Nosotros bajamos todos juntos caminando con las cosas y la basura, contentos y agotados. Fue una buena fiesta de navidad, una amarilla, calurosa y acuosa navidad.

 

« Ir a residencia