CONSEJO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Cuentos naturales Purén - Malleco, La Araucanía - 2017 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 4 de Octubre de 2017
Invierno de primavera

Seguimos despertando en Purén con mucho viento y lluvia, todo el cielo se ve con grandes nubes grises y amenazantes, esto nos hace pensar que la lluvia no pararía quizás hasta cuándo. Días antes habíamos conversado con una familia del campo a los alrededores de Purén invitándolos a participar en uno de nuestros encuentros, la lluvia no permitiría que ellos se acercaran a Purén y es por esto que acordamos de ir a visitarlos a su casa. En el camino vimos cómo los campos estaban inundados y la gente sacando sus animales de la zona en busca de resguardo, ya que incluso había un grupo de ovejas resguardándose en el único espacio de tierra que no estaba inundado, parecían ovejas en una pequeña isla, también pudimos ver un enorme árbol caído a la entrada de Purén, el cual cortó el suministro eléctrico por varias horas del día.

Al llegar, vemos cómo está todo inundado en los alrededores de la casa, es ahí donde nos explican que el río se desbordó lo cual inunda sus tierras y esto retrasa el proceso de siembra de alimentos, aquí podemos reflexionar que la naturaleza trata de volver a sus formaciones naturales ya que geográficamente hace muchos años esta zona era de ciénagas, pantanos y humedales, incluso una de las hijas de la familia comentó que no había visto tanta lluvia y con tanto viento desde que ella tenía 18 años (estimamos que tiene 45 años aprox.). Luego de conversar un rato, nos dimos cuenta que casi toda la familia se dedica a hacer artesanía, es ahí cuando nos invitan a participar en la confección de un canasto de mimbre mientras madre e hijas tejen una manta en telar después de compartir un rico almuerzo con un ají súper picante.

Volvemos a Purén en busca de más historias, mitos y leyendas. Nos juntamos con otra familia en su casa, donde amablemente nos recibieron en su hogar ya que seguía lloviendo. Nos compartieron historias que van desde lo paranormal hasta historias reales de la comunidad de la zona, como por ejemplo perderse horas en el campo y aparecer sobre bolas de fuego, o que se construyó una población sobre un cementerio mapuche y que nadie le ha tomado valor sagrado a la condición de esas tierras.

Un sol blanco nos alumbra estos días de lluvia intensa, el clima ha variado mucho, las estaciones ya no están como antes, pero dicen que estas lluvias favorecen el ecosistema llegando más aves a los humedales, saldrán más camarones de tierra y brotarán más especies de flora.

« Ir a residencia