MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Agarrando Valle Paihuano - Centro Cultural, Coquimbo - 2017 Residente: Familia Casa Verde
Publicado: 23 de Septiembre de 2017
Compilando memorias

Otra de nuestras actividades iniciadas esta semana le llamamos “compilando memoria” y la intención es compilar en distintos formatos  (relatos, fotografía, video, elementos, etc.) material que retrate la historia y memoria  reciente de Paihuano para ocuparlos como punto de partida o estímulos creativos posteriormente. Nuestra primera actividad en torno a esto fue visitar al Club del adulto mayor “Cielo Claro” y contarles nuestra idea.

A partir de un gran mapa de Paihuano queríamos conocer sus historias personales, sus historias importantes de vida donde fueron ellas mismas las protagonistas y cómo éstas se ubicaban en el mapa. En principio fue como una forma de conocernos, de entrar en confianza y que de a poco nosotros pudiecemos tener un panorama de como se ha ido construyendo este lugar. También fue una excusa para conversar, para contar cosas de nosotros y ellas contar de sus experiencias.

Salieron relatos muy buenos, algunos entretenidos como la historia de cuando “cayó el ovni en el cerro” y Paihuano se hizo famoso por la televisión. Decían que vino la NASA y que hasta último momento no dejaron que nadie viera nada.

Otro mucho más crudo fue el relato de la señora Nancy de cuando era niña y en todo el valle hubo una hambruna y una sequía muy grande por el año 1949. No había para comer, no tenían zapatos, ni abrigo, escaseaba el agua para tomar y mas aún para cultivar. Ella recordaba esta experiencia como de las mas fuertes de su vida, donde aprendió a agradecer el alimento y a ser siempre humanitaria con los demás. Todas en la mesa recordaban esos años y contaban sus experiencias, fue muy importante ese momento.

También hubo muchas historias de amistad, donde valoraban a sus vecinas y amigas por ser siempre un pilar y una red fundamental de apoyo en momentos difíciles, y así estuvimos conversando, y bajo nuestro personaje de recién llegados siempre es un buen momento para escuchar y dejar que los demás te muestren lo que quieren, lo que valoran y aman de su tierra.

Fue un lido momento, en general la gente con la que nos ha tocado encontrarnos es gente amable, alegre, solidaria, gente sana, que a pesar de no tener grandes lujos, viven bien, mejor que muchos en la ciudad.

« Ir a residencia