MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Agarrando Valle Paihuano - Centro Cultural, Coquimbo - 2017 Residente: Familia Casa Verde
Publicado: 3 de Diciembre de 2017
¡Montaje!

Entonces ahora sí que estamos en la recta final. Esta semana hemos estado con mucho trabajo, principalmente en montar toda la obra gruesa de la exposición. Por más que planificamos no llegar a estar con tanto que hacer, no lo logramos, tenemos mucho que hacer, mucho que resolver y todo acá cuesta el triple. Que te falten corchetes significa probablemente viajar a otro pueblo a conseguirlos, quedarte sin tela significa ir aún más lejos que el próximo pueblo y así cada cosa tiene un esfuerzo triple o cuádruple. La verdad es que eso también nos encanta, es parte de irse lejos y de lo que estamos acostumbrados: RESOLVER, TRABAJAR, RESOLVER, TRABAJAR… como un caballo tirando un carro a pleno sol, la estamos sudando, nos estamos acostando tarde, levantando temprano, comiendo vienesas y tallarines con atún. El viernes se cortó la luz durante todo el día, ayer también, pero como nos gusta andar siempre en la zona del riesgo, tenemos un generador de energía que nos permitió salvar con lo básico: ocupar herramientas, ocupar la impresora en fin, alivianó un poco la cosa.  Pero es complicado resolver en un contexto así, ya sabemos. Bueno la verdad es que somos sádicos en ese sentido, nos gusta dar el máximo y que las cosas queden como las imaginamos. Nos exigimos y sabemos que siempre lo último es lo más difícil, y armar la exposición es armar la escenografía. Sin pensarlo ni darnos cuenta estamos montando un espacio muy teatral, estamos separando e interviniendo, creando lugares donde antes no existía nada. La gente de la Municipalidad que ve la estructura, preguntan qué ocurrirá, los vecinos que pueden ver por las rejas también preguntaron, los que van a hacer la misa evangélica todas las semanas al Centro Cultural ya se comprometieron con asistir y ya hay señoras que quieren ocupar el espacio para exponer sus telares después, y así. En fin, se va armando la cosa.

« Ir a residencia