MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Sequía y Movimientos. Montepatria, Coquimbo - 2019 Residente: Javier González Pesce
Publicado: 27 de febrero de 2020
5.

Participé de una junta de vecinos en la localidad de Pulpica Alto. Este lugar se encuentra aproximadamente a una hora del pueblo de Montepatria con dirección a Argentina pero sigue estando dentro de la comuna. Se habló principalmente de contaminación y de dignidad. Una gran frutícola de la zona se habría desecho de una camionada de tubos para regadío defectuosos y dos lavadoras en las proximidades del rió. Por otra parte, CONAF había ofrecido forestar una zona llamada “la Isla”, la que había sido abandonada sin vegetación luego de actividad agrícola en su terreno. Otro tema tratado fue que una localidad cercana (si no me equivoco Tulahuén), había sido señalada por un historiador como uno de los pasos por los que San Martín habría ingresado a Chile en el proceso de liberación e independencia de ambos países. Por esto el aniversario de la localidad será este año especial y Pulpica, por encontrarse muy próximo, está invitado. Se determinó que se imprimirían poleras con el logo de la localidad (el árbol de la Pulpica). La encargada de la impresión de las poleras será una vecina quién comenzaba un emprendimiento de impresión en tela. A los vecinos les importa mucho intentar activar la micro economía local, que los recursos circulen, se queden dando vueltas en el pueblo. De hecho, en la carretera, justo antes de doblar hacia el pueblo hay un gran mural que dice “Así nos gusta vivir. Ríos Libres, Economía Local”. En la asamblea se decidió hacer un “Plato único”, que es una comida pagada para recaudar fondos para una vecina que está enferma. Los vecinos estaban muy interesados en nuestra presencia (asistí con Andrés, parte del equipo de trabajo) y nos contaban muchas cosas de su localidad. Nos contaron que la directiva de la junta de vecinos es nueva y que al parecer la gente está muy motivada con ella.

El encuentro terminó con un juego de Bingo (o Lota) para recaudar fondos. No ganamos nada, pero nos fuimos muy contentos.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia