MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Cordonería de Raíz Longaví - Los Cristales, Maule - 2016 Residente: Teatro La Raíz
Publicado: 11 de octubre de 2016
El encuentro de las historias Invisibles

Nos fuimos a la asociación de Adultos Mayores, liderada por Don Mario Cepeda. Cuando llegamos a la sede conversamos con Don Mario y él nos comenta entre otras cosas que específicamente  en Los Cristales no hay muchas historias. La verdad, en ese momento me imaginé en una comunidad sin historia, ¿Podía existir una comunidad sin historia?, hice el ejercicio y es imposible, me dije este señor valora mucho el arte, pero el arte que viene de afuera. Estaba todo el grupo en círculo, nos empezamos a presentar y contar su historia en Los Cristales.

Había personas que contaban con mucha emoción de su niñez en Los Cristales, unos reclamando que en los tiempos de ahora estamos muy modernizados,  que antes iban a la escuela con un cuaderno para todo y un lápiz mina bajo el brazo. Que con ojotas caminaban por los caminos de tierra, que vivieron el tiempo de las calles oscuras, que por acá en ese tiempo los inviernos eran de gruesas escarchas, que se construían copas o pozos para tener agua en sus casas, que trabajaban en lo que viniera, en los huertos de los diversos  fundos, que habían patrones malos,  que como colación te tiraban un pan todo duro pa` comer…pero también habían buenos patrones. El día laboral comenzaba bien temprano y terminaba cuando se escondía el sol.

Que las mujeres no conocieron mucho la calle, que en sus casas tenían su huerto y  de todo para alimentar a su familia, que de niñas eran regalonas y de adolecentes trabajaban en casas, con buenos patrones, se pasaba bien, que los padres les decían que no tuvieran hijos, que disfrutarán, pero ellas decidieron tener su propia descendencia y familia.

Contaron que fueron muy felices con sus familias y que se sentían solas cuando los hijos se iban, alguna dijo que el doctor le decía que ya dejara de hacer tantas cosas de esfuerzo, pero ella era porfiada y seguía igual  –me aburro si no hago ná.

Finalmente me alegró escuchar al presidente de la asociación, él dijo: antes, vivimos en un tiempo donde por robar una gallina se mandaba preso cinco años y un día, en cambio una denuncia de violación se tenía que comprobar y se llagaba acuerdo para casorio…

Que la CORA (Corporación de reforma agraria) cambió la vida de todos los  que trabajaban las tierras de otros. Entonces, pienso, ¿Cómo que en Los Cristales no tiene historia?

Creo que tenemos muchas historias que rescatar de estas tierras, historias de mujeres y hombres esforzados, felices de que sus hijos sean profesionales y orgullosos de pertenecer a una agrupación que los ocupa, los acompaña y los motiva a hacer cosas distintas. Todos mis respetos a los adultos mayores de Los Cristales y sus historias.

MÓNICA ROJAS. ACTRIZ

 

« Ir a residencia