MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Co-ser aquí Linares - CECREA, Maule - 2018 Residente: 12NA: Plataforma de reciclaje textil
Publicado: 5 de noviembre de 2018
El señor Stoker

Cuenta la leyenda que sobre la población Yerbas Buenas de Linares, volaba mediante una bicicleta alada un señor de apellido Stoker. De acuerdo con los datos aportados por distintas fuentes linarenses, tanto de la población como de la región del Maule, este señor habitó la gran casona de patronal, que hoy se encuentra aledaña a Casa Estudio Chaminade. Era un señor con aspecto extranjero, algunas dirían que era un gringo ese “Stoker”, de esos que también llegaron a Rari, en busca de la tranquila vida rural. Otras pensarían que se trataba de la tergiversación de un apellido aún más foráneo: Estoter, palabra latina que traducida al inglés en Google Translate significa became, que traducido nuevamente en Google Translate al español significa “convirtió”, tiempo pasado del verbo convertir. Muy distinto de la traducción directa del inglés, fogonero, pero comúnmente confundido también con stalker = acosador (que en jerga “teenager gringa” se pronuncia stoker), siendo stalkear un verbo que refiere a la revisión impetuosa de las redes sociales de personas desconocidas.

Stoker, o Estoter, no se dejaba ver muy a menudo, ser heredero de la gran casa patronal de la población y su aparente estrato socio-económico, elevado para la media del sector, le generaba quizás cierta reticencia a socializar con el barrio. Puede que no sea casualidad la personalidad introvertida de quien se apellida Stoker, como también lo hizo Bram Stoker, escritor irlandés que en 1897 publicaba la novela gótica Drácula. Incuestionable es que nuestro Stoker gustaba de los cielos y una vida de misterios. Personas cercanas a esta residencia aseguraron haber sobrevolado Linares junto a él en un ultraligero, partiendo desde el Aeródromo de San Antonio, recientemente reabierto para este uso. Dicen que de aquellos vuelos hay registro en VHS, pero no hemos dado con ellos. Aun así, seguimos en la búsqueda de este invaluable material.

Más antecedentes lo vincularían a la prolífica escena del hip hop de la década de los 90s, cuando, en un viaje a San Francisco en el año 91, trae de regalo para uno de sus sobrinos el primer disco de Tupac (2Pac) Nothing but Trouble, lanzado ese mismo año. Hoy su sobrino sería parte del grupo VII Kartel, pioneros del hip hop en Linares y que hasta el día de hoy siguen vigentes.

Sin duda hay varios misterios de este enigmático bicivolador, figura que se ha convertido en una obsesión para efectos de esta residencia. ¿Qué relación hay entre la familia de Stoker y el barrio Yerbas Buenas? ¿Es el señor Stoker uno de los impulsores del hip hop Linarense? ¿Puede una bicicleta alada alcanzar la altura y velocidad necesaria para surcar los cielos de Linares sin desvanecerse? ¿Su nombre de pila es Carlos? Lo cierto es que este personaje ha pasado de ser un mito urbano o excusa para hacer preguntas indiscretas a la comunidad, a un extraño juego de deducción y engaño.

#alguienconoceastoker?

« Ir a residencia