MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Los rieles de nuestras voces Los Vilos - Casa de la Cultura, Coquimbo - 2017 Residente: Amalia Pascal
Publicado: 16 de octubre de 2017
Banderas/Voces

Hace unos días había declarado en la bitácora mi debilidad y fascinación por la adolescencia y cómo había ido un par de veces al liceo a invitar a estudiantes a seguir participando de la residencia. La invitación fue escuchada y 7 chicas se sumaron a un nuevo proyecto. Además, conversando con Esteban sobre ideas para el proyecto, se le ocurrió llamar a algunas adultas mayores con quienes trabajó el año pasado. Luego de conversaciones, se sumaron 3 mujeres más. Hoy fue nuestro primer encuentro multigeneracional en la Casa de la Cultura.

El proyecto lo llamamos ‘Banderas al Viento’ y tiene como objetivo compartir, dialogar, crear, y promover el empoderamiento de nuestras convicciones a través del arte. En nuestro primer encuentro conversamos sobre las expectativas de cada una y diseñamos los pasos a seguir. Acordamos que crearemos banderas bordadas y pintadas que representen nuestras voces. Se realizarán jornadas de bordado y al finalizar, realizaremos una instalación efímera (o performance) en algún lugar natural característico de Los Vilos. Conversamos sobre espacios valorados y considerados por la comunidad como los más importantes y ya tenemos una lista de posibles lugares.

Luego de acordar las características del proyecto, hicimos el ejercicio de reflexionar sobre qué significa una bandera para nosotras (y Esteban). Ya con algunas ideas más claras sobre nuestro entendimiento del concepto y el del resto, fuimos a recorrer la exposición actual de la Casa de la Cultura presentada por la Asociación de pintores y escultores de Chile (APECH). La exhibición consta de 45 obras inspiradas en la vida y obra de Violeta Parra. Fuimos contemplando y discutiendo las obras, principalmente sobre sus contenidos y técnicas. Relacionamos las pinturas con nuestro proyecto y todas tuvimos una idea más clara de cómo nos imaginamos las banderas.

Volvimos a las mesas y comenzamos a dibujar y pintar. Cada una y uno trabajaron de forma individual. Primero, haciendo una lista de los temas posibles a trabajar y luego, diseñando el cómo plasmar sus ideas. Al finalizar, todas y Esteban compartimos nuestras banderas y conocimos un poco más a las otras personas al escuchar y comprender su voz.

« Ir a residencia