MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Territorio en elipsis Curanilahue, Biobío - 2018 Residente: Katherine Aravena Cáceres
Publicado: 5 de enero de 2019
Espacio Consecuencias: La historia de Chinloicao

Hoy trabajamos junto a Gaby, Deyanira y Pancho. Nos juntamos a conversar en torno a la historia que realizaríamos a través de la técnica de stop motion. Para su creación, se pusieron sobre la mesa algunos relatos que madres, padres, tías/os, abuelas/os de las y los chicas/os, les han entregado. Complementamos el proceso con el visionado de obras realizadas con la técnica, para encontrar algunas referencias. Esta es la primera versión…

Chinloicao sobrevuela el lugar. Vemos paisaje natural, bosque nativo, el río corriendo. Los árboles se mueven con el viento, el sol brilla. Chinloicao se acerca al río y bebe agua de este. Se posa en una rama de árbol y canta. A lo lejos se ve un campesino haciendo leña. Vuela hacia él, llevando consigo una rama.

Chinloicao vuela alrededor del campesino, mientras él lo sigue con la mirada. El campesino, construye su casa, mientras Chinloicao construye su nido. Pasa el tiempo y vemos que se han construido otras casas alrededor.

Chinloicao vuela con su ramita, pues ha llegado el momento de la migración temporal. En su recorrido, va acercándose a la ciudad, hasta llegar a una zona urbana. Vemos edificios, smog, caminos pavimentados, basura, autos, fábrica echando humo. A Chinloicao, no le gusta y regresa.

Después de unos meses volando, Chinloicao se encuentra con el mismo campesino, pero esta vez, corta leña que pone en un camión de transporte. A Chinloicao no le gusta. Toma su ramita y regresa al primer lugar. En este, ya no encuentra el mismo paisaje, sino que el río con un caudal menor, árboles cortados. En general, el paisaje se ha deteriorado.  

Chinloicao vuela hacia el trabajador forestal y le entrega la ramita. El trabajador piensa en su niñez y recuerda la escena donde su padre (campesino) construía la casa, mientras él jugaba. Mira alrededor y se imagina reforestando. Al lado de su cabeza se prende una ampolleta, el fondo se va a negro y aparecen más ampolletas.

« Ir a residencia