MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Otras memorias de la madera en Neltume Panguipulli - Neltume - Museo de la Memoria de Neltume, Los Ríos - 2018 Residente: Colectivo Catrileo+Carrión
Publicado: 28 de diciembre de 2018
Memoria y archivo: imágenes de la madera en Neltume

Nos encontramos cerrando el año 2018 y nos ha tocado pasarlo acá en Neltume, rodeados de agua, montaña, historias y madera. Después del cierre de la etapa de intercambio de conocimientos textiles, instancias que denominados trafkin kimün witral, se nos avecina nuestro último mes de trabajo en el territorio, tomando otra modalidad metodológica como continuidad del proceso que hemos desarrollado junto a la comunidad de tejedoras que entre todas hemos levantado. Hemos denominado esta metodología como poyewün trawün, o encuentros amorosos, encuentros y diálogos para hacerse cariño. Pensamos en el poyewüncomo una alternativa a la política de los afectos que se instala en los modelos neoliberales extractivistas, que se ven atravesados fundamentalmente por el interés, la competencia y el individualismo. El poyewün trawünrefuerza la idea de que cuando estamos juntxs, aparece una energía que cuando estamos solxs no existe, ni puede existir. Esta energía consiste en ubicar la empatía y la solidaridad como ejes de relacionamiento ético al interior de nuestra comunidad de tejedoras, por ende, busca desde el buen vivir una manera de trabajo y funcionamiento que ve en el cariño, respeto y empatía, un articulación capaz de plantearse como una verdadera estrategia frente al extractivismo y neo-extractivismo contemporáneo que también azota Neltume.

El poyewün trawün no es un marco de acción con una moral implícita o explícita, es simplemente la disposición colectiva de renunciar a la individualidad, a nuestra disposición cultural-colonial a la acumulación. Es un espacio suspendido de amistad y cariño, que no quiere ser una excepcionalidad, sino un vector que nos permite desviarnos en nuestras prácticas cotidianas, buscando experimentar y pensar otros mundos posibles.

Este procedimiento ha permitido que nos reunamos a profundizar en el aspecto creativo del diseño del textil colectivo, así como propiciar instancias de intercambio de relatos e historias de vida que han fortalecido nuestros afectos y nuestras confianzas; todo esto de la mano de actividades que involucran seguir compartiendo conocimientos respecto a la lana, el textil y sus procesos. Hemos tomado la decisión colectiva en la comunidad de tejedoras, de lavar, escarmenar, hilar y preparar lana cruda como una manera de registrar y compartir sus quehaceres y conocimientos locales; y paralelamente, vamos a ir avanzando tanto en el diseño como ejecución de la pieza textil colectiva que quedará en el Museo.

En este contexto, estos días entre navidad y año nuevo occidental, nos hemos encontrado con un Neltume más tranquilo de lo común, pues estas fiestas son experimentadas de manera familiar e incluso solemne en este lugar. Por eso, durante estos días nos hemos enfocado en preparar las instancias y actividades que se vienen, dando un respiro a las integrantes de la comunidad, pues necesitan dedicarse a sus familias y labores domésticas.

Así, nosotrxs decidimos seguir nutriendo nuestro repertorio de referentes sobre Neltume, en específico buscando imágenes en el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume (CCMMN). Aquí es donde nos encontramos con algunas imágenes que compartimos ahora en esta instancia, cortesía del CCMMN.

En estas imágenes vemos madera, cuerpos y actividades que realizarían estos cuerpos. Se puede percibir una cierta pulsión de registro histórico que gira en torno a la idea de trabajo, pero una idea de trabajo que está signada bajo un significante masculino, un signo-hombre, que detenta la capacidad de articulación de la acción sobre una materialidad. Podemos ver grupos de hombres, jóvenes y adultos, cooperando en el corte, transporte y picado de madera. Podemos ver el aserradero Neltume Carranco nevado, los troncos húmedos esperando ser procesados.

Nos hacemos la pregunta por el lugar de las mujeres en el mundo del trabajo, por la capacidad de acción para la transformación material, que siempre parece estar del lado de los hombres. Recordamos de inmediato los comentarios que las mujeres de la comunidad de tejedoras han compartido con nosotrxs: “durante el Complejo de la UP, nunca faltó trabajo, sobraba trabajo y siempre había dónde encontrar qué hacer. Pero solo si eras un hombre. Las mujeres no podíamos trabajar con facilidad”.

Vemos hoy un panorama distinto. La artesanía se ha convertido en un espacio de producción y autonomía para mujeres de Neltume, que hoy toman la madera, esa restringida para el manejo de los hombres antiguamente. Tuercen los nudos, cepillan filamentos y construyen junto al raulí, el mañío y la luma, piezas y propuestas creativas. Pero también vemos otra realidad, escuchamos otros relatos que nos hablan de cómo también las mujeres hoy participan del mundo laboral, precarizadas por el turismo de gran escala, donde se les paga menos del mínimo por realizar labores domésticas en hoteles y reservas biológicas diseñadas para un gusto y un ojo que no es de acá, y que se piensa desde un repertorio estético-político eurocéntrico.

De la misma manera, la artesanía se ha convertido en un territorio tenso, ya que estas mismas grandes empresas de turismo han logrado instalar la idea de un Neltume mágico, mediante talleres de producción artesanal para nutrir sus estantes de venta, que logran desplazar la politicidad histórica y humana mediante un manto místico, un nombre que logra desproblematizar y blanquear (en un sentido político y étnico) las historias indígenas y políticas de la zona. Ese nombre es Huilo-Huilo, nombre que no solo se comprende como un emprendimiento turístico en la zona, sino como un agente hegemónico de transformación material y conceptual del imaginario de lo que es la cordillera valdiviana, silenciando voces y experiencias que podrían interrumpir esa aparente trama homogénea y sin problemas sociales que requiere el turismo para ser efectivo.

El Archivo Documental del CCMMN historiza y visibiliza relatos que el gran turismo busca opacar o desestimar. Por eso mismo, a ese relato patriarcal del trabajo que existe en el Archivo Documental, buscamos descentrarlo, reorientarlo para que aparezca la historia de las mujeres que también fueron protagonistas, testigos, agentes políticas de procesos tan importantes para la historia de Neltume como fue el nacimiento del poder popular, la organización política y la experiencia del socialismo real elegido por vía democrática.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia