MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: LÁ COMBA Combarbarlá - Centro Cultural Nemesio Antúnez, Coquimbo - 2018 Residente: César Paredes Labraña
Publicado: 22 de Octubre de 2018
Encuentro con las estrellas

Un punto muy importante de la localidad es su observatorio “Cruz del Sur”,  un proyecto astronómico que nace gracias a la motivación y amor por la astronomía de algún@s vecin@s de la localidad, que en conjunto con estudiantes de la universidad de Santiago de Chile (USACH) empiezan a organizar encuentros de astronomía en Combarbalá, los que alimentarían su pasión por los astros culminando con la materialización del sueño del observatorio (apoyados por la Organización Europea para la Investigación  Astronómica en el Hemisferio Austral ESO).

Más allá de lo impresionante de sus instalaciones de 4 cúpulas (se comenta que es el observatorio turístico más grande de Sudamérica), nos llama profundamente la atención historia de cómo se origina, ya que se encontraban organizados para la creación de un museo y terminaron concretando un observatorio (con el apoyo de otras organizaciones locales e internacionales), y un pequeño museo de historia de la localidad.

Esta historia nos muestra la gran fuerza de la organización local, la que hoy se encuentra un poco “desgastada”. Rodrigo Marín (uno de los gestores del proyecto y hoy encargado del observatorio) nos cuenta que las vecinas y vecinos que han organizado este y otros proyectos (club literario, agrupaciones folclóricas, el clásico deportivo más antiguo de Chile, el Centro Cultural Nemesio Antúnez, entre otros) son a grueso modo “l@s mism@s”, un núcleo de amigos que trabajan conjuntamente en diferentes temas (astronomía, historia, arqueología, literatura, arte y otros), pero que no hicieron la labor de ir sumando nuevos y más jóvenes integrantes, por lo que hoy con más años a cuestas, y muchos compromisos, se encuentran sin posibilidad de recambio, y sin nuevos integrantes que puedan hacerse cargo de nuevos proyectos.

Esta información nos resuena profundamente con nuestro trabajo, ya que en nuestra residencia son ellos y ellas mismas quienes han mostrado interés en ser parte de  “Lá Comba”, pero en la práctica se les hace muy difícil por la falta de tiempo y energía, ya que hoy se encuentran además dando una lucha ambiental en contra de un proyecto de embalse que consideran un “desastre ecológico” para Comba.

Esto nos hace replantearnos algunas planificaciones y buscar estrategias para poder sumar gente joven que podamos vincular con el proyecto y con este grupo de “estrellas” locales, que son un verdadero ejemplo de organización y lucha, pero que son humanos, por lo que también necesitan descansar, puedan entregar el bastón de su conocimiento y fuerza a los más jóvenes, quienes aparentemente no se encuentran muy interesados en su territorio.

« Ir a residencia