MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Territorio fuera de si Lago Verde, Aysén - 2019 Residente: María Lorena Figueroa Reyes
Publicado: 9 de marzo de 2020
Lavar la lana en el río

 

El atardecer estaba por caer cuando Ana María me dijo; ¿Vamos a lavar lana?, de inmediato conteste que si. Me dijo;  “apúrate, anda a buscar a Heriberto” (su marido), – dile que lo estoy esperando para ir al río. Mientras tanto yo preparo las cosas y las hecho en la camioneta”. Partí velozmente cuesta arriba, llegamos juntos y nos subimos a la camioneta. El sol ya estaba por entrase y debíamos  aprovechar los últimos rayos de sol. A la camioneta le queda el “olor a bencina”, tenia muy poca pero de igual modo nos fuimos al río. (En Lago Verde no hay bencinera por lo que las personas deben programar un viaje a La Junta -que esta a 72 kilómetros-  para cargar combustible) – es algo muy típico de la zona “Andar con el olor a bencina”.

 

Lavar la lana en río es una práctica muy antigua que se considera como característica del territorio, los aspectos simbólicos y sociales de este ejercicio promueven una visión integral y plural del fenómeno patrimonial de la artesanía en lana. Eran tres baldes, dos de lana blanca y uno de café, todas naturales. La lana ya venía remojada con detergente, había que pasarla por el agua no más. Este es el mejor modo de lavar lana, el correr de la corriente con su velocidad permite enjaguar perfectamente.

 

Ese día me costó mucho hacer un encuadre nítido, todas las fotografías me salían corridas, en eso de ayudar a Ana María, de meterme al agua, salirme, sacar la cámara fotográfica en fin… nunca lo logre, pero creo que esa; era la gracia, develar el movimiento del agua con la lana. Nada de quietud -todo el movimiento.

 

 

 

« Ir a residencia