MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Museo a Cielo Abierto Ercilla Ercilla, La Araucanía - 2019 Residente: Juan Francisco González Garrido
Publicado: 18 de febrero de 2020
¿Qué significado tiene un mural?

Cuando llegué a Ercilla, el Museo A Cielo Abierto comenzaba a ser más que un imaginario y pasaba a concretizarse materialmente en diversas obras, las cuales se  venían gestando con la comunidad ya hace un tiempo. Para poder comenzar a realizar las obras murales, era necesario limpiar y blanquear las paredes, para que así los artistas y la comunidad pudieran plasmar su ideas en diferentes puntos de la comuna.

 

En el momento en que se desarrollaron estos preparativos, se empezó a ver el impacto que iban a provocar los murales en la comunidad, generando un inmediata curiosidad. Durante la tarea de preparar los muros, la gente se acercaba y preguntaban qué era lo que iban a decir o mostrar esos muros, o dicho de otro modo, qué iría a alterar su cotidiano transitar. Una expresión reflexiva comenzó a aparecer entre los transeúntes. De pronto, empezaron a imaginar lo que debería contener este museo, dando su opinión sobre los elementos que deberían estar los murales y sintiendo una oportunidad de que estos diseños venideros decoraran sus grises muros.

Así, sin ellos saberlo siquiera, se comienza a crear una relación de los habitantes con el proceso de creación artística, lo cual es muy importante pues es su cotidiana visualidad la que se ve alterada, y resulta importante que se entreguen, entonces, a imaginar qué podrían contener estas paredes en blanco. Muchos pensaron de inmediato en que los murales podrían ser algo decorativo, que embelleciera la comuna. Inclusive algunos negocios creyeron que esto podría mejorar sus ventas, desligando el arte de su función reflexiva y de significación más allá que lo sencillamente ornamental, idea que intentamos combatir y poner en tensión con el avance del proyecto, buscando siempre la mejor manera de entrar en esta dimensión de la reflexión.

 

El arte tiene una función estética, sí, pero también es un canal de ideas y reflexiones. El arte es una experiencia que cambia a las personas y el entorno en el que viven. Cuando comenzaron a emerger las obras, las personas multiplicaron sus opiniones y lecturas, y el factor de la belleza pasó a ser algo secundario, abriendo en los habitantes un espectro en relación a la apreciación artística, y comprendieron su significación y conexión que este puede tener con sus propias vivencias.

 

Célia Santi

« Ir a residencia