MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Apuntes para nombrar una huerta en Mataquito Hualañé - La huerta, Maule - 2016 Residente: MUCAM + NODO
Publicado: 1 de diciembre de 2016
Hotuiti y Vivi Kreutzberger visitan Hualañé

Jueves. Hoy me desperté a las 6:30 AM para acompañar a “Sebago” a la feria de Curicó y así ver los proveedores y productos que utilizaremos la próxima semana en el Curanto. Sin embargo, el sueño me venció y como Pastor ya estaba despierto me di el placer de seguir durmiendo y que él se hiciera cargo. No sentí mucha culpa la verdad, ya que el trabajo que íbamos a realizar que era grabar en la feria se hizo igual. Gracias Pastor!

Tipo 9 me levanté entonces y puse el agua a hervir para sentir el frescor del primer mate del día. Hace tiempo que no tomaba mate, pero como se nos acabó el café y había un poco de yerba en la casa, retomé este “vicio” como le dicen en el sur, nombre que creo esta muy bien puesto. Acá en Huerta también toman mate. El otro día nos invitaron a tomar once y me ofrecieron. Pero acá no se pasa de mano en mano un mate sino que cada uno tiene un mate distinto, lo que me pareció raro. En cada casa cuentan con hartos mates para ofrecer.

Bueno, mientras me tomaba mi mate, comencé a llamar a algunos músicos que tenemos previsto que vengan para el curanto. Dos de ellos son de Chiloé y los conocí hace poco haciendo una investigación allá sobre los velorios de angelito. Se trata de los hermanos Gómez, César y Jorge de la isla de Lemuy, de la comarca de Aldochilco. Jorge es el fiscal de la comunidad (quien a falta de cura dirige los rezos, ayuda a bienmorir y otras cosas) y su hermano es músico. Los dos cantan y saben mucho de tradiciones antiguas chilotas. Se me ocurrió traerlos para el curanto por razones obvias, ya que a parte de cantar música chilota, saben hacerlo a la manera tradicional. Me confirmaron que vendrán con acordeón y guitarra. Parte de los objetivos del segundo Cabildo Alimenticio es reunir gente de distintos lados para que crucen experiencias. Creo que los hermanos Gómez serán un gran aporte. También hablé con el guitarronero y cantor Alfonso Rubio quien quedó de confirmarme su participación.  Otra de las llamadas que hice fue a Víctor Carilaf, profesor mapuche de Tutuquén, localidad cercana a Curicó, quien enseña el mapudungun a sus alumnos además de otros aspectos de la cultura mapuche a través de la utilización de medios audiovisuales y otros recursos.  Víctor cuenta con una página web donde están algunos de los contenidos que trabaja: www.kmm.cl, muy interesante. Con el queremos hacer una de las jornadas peripatéticas que proyectamos al inicio de la residencia. Lo que conversamos con Víctor fue que él viniera con sus alumnos e hiciéramos una actividad junto con los niños de acá. Un paseo por alrededor de la Huerta, por el río Mataquito, con él como guía, contándole a los chicos mientras pasean sobre la cultura mapuche, su relación con la naturaleza, las palabras mapuches para referirse a ella, y lo que vaya sucediendo en el camino.  También los alumnos de él aprendieron a jugar palín y la idea es que vengan a enseñarle a los alumnos de acá, culminando la actividad con un partido. Ojala la podamos realizar ya que estas fechas de fin de año son súper malas debido a la gran cantidad de eventos de las escuelas.

Con respecto a las jornadas peripatéticas, creo que encontré un concepto que se acerca mejor para lo que queremos lograr que el griego. Se trata de lo que los japoneses llaman “Ginko”, que significa literalmente, paseo. Este paseo tiene el propósito de capturar y recoger la epifanía que se transformara en haiku. La diferencia con la deambulación peripatética es que esta no buscaba influir en la creación de las ideas (que es lo que nos interesó en un principio y quizás mal entendimos del concepto). Con el ginko, se sale a la naturaleza y la marcha sirve para llenarse del mundo, para capturar todas sus apariciones (visuales, auditivas, olfativas, etc.). La marcha por el campo se convierte entonces en una filosofía.

Más tarde, cerca de las 15:00 fuimos a Hualañé, pasamos a buscar a Gabriel y nos dirigimos a la radio Renacer en Hualañé. Allí también llego Pierola, nuestro referente cultural de la zona. La entrevistadora, Loreto, tiene buena onda con nosotros, ya nos conoce y acepta nuestras tallas sin enojarse. Dejamos el link de la entrevista a continuación. Cerramos la conversación pidiéndole a la gente que quisiera participar o contarnos algo que nos buscara en la Huerta, que no iba a ser difícil reconocernos, Carlo se identificó con la figura de Hotuiti y yo con la de Vivi Kreutzberger…

Luego fuimos a comer a la Hostería de Hualañé, con Gabriel y Pierola. Este ultimo, mentiroso profesional, nos contó una talla que le pasó con un hueso en el desierto, imposible de reproducir acá.

Cargamos bencina al auto, compramos talco y volvimos para nuestra casa en la Huerta. Continuamos con las labores de rendición y escritura de la bitácora que la teníamos bastante botada.

Por Danilo Petrovich.

« Ir a residencia