MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Constelaciones de historias Curarrehue, La Araucanía - 2018 Residente: Colectivo Charco
Publicado: 28 de octubre de 2018
Limpiar

Luego de días de coordinaciones e incertezas, finalmente logramos reunirnos con la agrupación cultural en el anfiteatro. Esto fue difícil, ya que, como colectivo que está en pleno proceso de conformación, toman sus decisiones a partir de una conversación entre todos, y como nos están recién conociendo, el colaborar con nosotros cae dentro de las decisiones que deben discutir. Pero ahora el camino ya ha comenzado y todo se está realizando de forma más fluida, con comunicación constante con el grupo, aunque asumiendo que la mayoría trabaja en la semana y los tiempos para reunirnos son limitados.

El viernes en la tarde, después de su reunión, nos juntamos en el anfiteatro. Ya estaba oscureciendo, pero pudimos conversar y proponerles el trabajar en conjunto en la recuperación del espacio. El anfiteatro es un lugar que hoy por hoy está abandonado y nadie se hace cargo. La actividad más importante que allí se realiza es el Newen Hip Hop, un festival de hip hop conocido a nivel nacional y que ocurre en el verano, el resto del año, una que otra actividad. Así, el espacio lo ocupan distintas personas para carretear y pasar el tiempo, lo que ha hecho que este completamente deteriorado, lleno de vidrios rotos, basura, colillas de cigarros, fecas y orina, y también que las bancas, puertas y su infraestructura estén en gran parte destruidas. De forma que nos pusimos de acuerdo en reunirnos el sábado a las 4 pm para comenzar a limpiar el espacio como una primera acción de apropiación.

Al día siguiente llegamos a la hora acordada y comenzamos a limpiar. Poco a poco comenzaron a llegar las y los integrantes de la agrupación. El trabajo fue intenso y pesado, ya que la cantidad de basura era considerable. En las tres horas que estuvimos limpiando, sacamos bolsas y bolsas de basura, y terminamos agotados, no obstante esto, el cambio fue notorio.

Finalizando la jornada, volvimos a la casa a compartir un poco, conversar y tomar mate. Fue una buena tarde, en la cual se concretó una primera acción en conjunto.

« Ir a residencia