MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Constelaciones de historias Curarrehue, La Araucanía - 2018 Residente: Colectivo Charco
Publicado: 25 de noviembre de 2018
Ni las mujeres ni la tierra somos territorio de conquista

A modo de preparación para la acción del 25 de noviembre en la Plaza de Curarrehue, nos unimos a la idea de las Ñirre de hacer algunos stencil con frases que la gente del pueblo pudiera leer en el espacio público, y cuestionarse las violencias machistas que han naturalizado históricamente. Para elegir las frases las chiquillas llevaron varias telas que habían hecho para una acción del año pasado, donde pintaron frases alusivas al machismo en las parejas, en la cultura mapuche, en las familias, entre otros espacios. Elegir las palabras por lo que ellas dicen suena bastante obvio, pero vale la pena tomar conciencia de esta obviedad para generar estrategias en un territorio como Curarrehue, y en cualquier territorio en realidad. Si bien la violencia machista y patriarcal es transversal cultural y geográficamente hablando, cada lugar tiene sus propios factores históricos y contextuales determinantes, y una frase puede impactar mejor que otra.

En las imágenes que acá compartimos aparecen las frases que elegimos para pintar por Curarrehue. Las estampamos en paraderos y afuera del estadio de fútbol, un espacio al que las familias asisten todos los domingos a ver partidos.

Luego de los stencil llegó el domingo 25, día de la acción de Ñirre+Charco para conmemorar el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer. El montaje que realizamos fue en la Plaza de Armas, donde colgamos ropas en cordeles simulando las tenidas de las mujeres víctimas de femicidio en Chile durante este año, un número que ya va en 52 según la estadística de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres. Cada prenda llevaba un papel impreso con el nombre, la edad, la ciudad y la manera en que esa mujer fue asesinada. Escribirlo y además mostrarlo parece escabroso pero en la colectividad, discutiéndolo, pensamos que son decisiones creativas y políticas que a veces hay que tomar. Muchas personas se acercaron a leer estos papeles e incluso pensaron que esas ropas eran realmente de las mujeres asesinadas. Otros solo quedaron pasmados por la gran cantidad de crímenes de este tipo, donde hay mujeres niñas y jóvenes en la lista. La imagen de las ropas colgadas contrastó con una serie de afiches de la Red Chilena contra la Violencia Hacia las Mujeres que pegamos en los basureros de la Plaza, nuevamente eligiendo entre las varias frases que estos afiches tienen, las que más se situaran en el contexto de Curarrehue. Ambas imágenes –la de la ropa colgada junto a estas frases potentes- esperamos que contrasten y sea posible vincularlas, y que estos afiches se mantengan allí. La violencia machista significa muchos tipos de violencia.

« Ir a residencia