MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: El ramal del No - lugar Crucero - Río Bueno, Los Ríos - 2018 Residente: Colectivo Teatro Errante
Publicado: 27 de diciembre de 2018
Personajes II: El extranjero

A Chedaly lo conocimos por Yessika, una de nuestras amigas crucerinas que más se ha involucrado en el proyecto. Ellos son pareja desde hace algunos meses. Se conocieron en el trabajo que consiguió Chedaly en el pueblo, en una de las panaderías. Él llegó a Chile hace dos años. Nos cuenta que vino escapando de la violencia que veía en su país. “Allá yo tenía para vivir. El problema es la violencia. Se ven muchos niños y jóvenes armados, hay mucha delincuencia. Hay una lógica de matas o te matan” nos cuenta en un español recién aprendido. Pero acá no está contento. Si bien ha cultivado bonitas amistades y le gusta su trabajo en la panadería, echa mucho de menos. Es casi insoportable la nostalgia que siente por Haití, su cultura, sus formas de habitar. Por eso le corren las lágrimas sin parar durante la celebración de su cumpleaños a la que fuimos invitados. Y por eso cuando Yessika le leyó el guión, aceptó interpretar el rol del extranjero. “Es mi historia” nos dijo.

Pero la historia del migrante haitiano que aparece en el cortometraje surgió antes de conocer a Chedaly. La escribimos junto a los vecinos cuando nos contaron que han llegado muchos nuevos habitantes desde Haití. Nos dijeron que hay gente que los discrimina, que han visto aparecer el racismo en chistes y malos tratos. Nos contaron la historia de un joven haitiano de unos 30 años que llegó a vivir a Crucero junto a varios compatriotas. Todos compartían una casa de madera antigua y fría. Este joven estaba enfermo, padecía de diabetes. No tenía dinero para costear los remedios y a eso se le sumó la rudeza del trabajo en el campo. Finalmente murió, muy lejos de su país, al otro lado del mundo, en un pequeño pueblo perdido en la carretera. Ninguno de sus compañeros tenía dinero para pagar un funeral, así es que la Junta de Vecinos prestó lo necesario para costear un ataúd. Ahora está en el cementerio de Trapi, a 20 minutos de Crucero, a un costado del camino con una pequeña cruz blanca de madera donde tallaron su nombre en creol.

Esta historia nos conmovió. Nos habla de la exclusión y marginación que viven los haitianos que llegan a Chile. Y es interesante observar cómo esta historia actual, una gran tendencia o fenómeno como es la migración, se despliega en un pequeño territorio como Crucero. Por eso quisimos que apareciera en el cortometraje.

Acá compartimos un extracto del guión:

“Escena 4 / Interior Carro Guillermina/ Día

Llega Jean Louis y apoya su brazo sobre el carro.

Guillermina:

Hola mi guachito ¿lo de siempre?

Jean Louis:

Si, gracias. Traje un regalo para los chiquillos.

Guillermina:

No tendría que haberse molestado.

Jean Louis:

Me acordé que yo jugaba a esto cuando niño. Es un mapa del

tesoro… se los dibujé yo mismo. Espero que se acuerden de mí

nomás.

Guillermina:

Y ¿por qué? ¿Se va para algún otro lado?

Jean Louis:Me vuelvo para Haití. La cosa no está mejor acá para mí. Guillermina le da un completo a Jean Louis. Jean Louis:Me gustaría pedirle un favor. Si anda alguna vez por elcementerio, cuando me haya ido, ¿podría dejarle una florcita a Batist?”.

Gracias Chedaly por ser parte de este proyecto y permitirnos contar tu historia, que es también la de muchos otros.

« Ir a residencia