MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Verás un sendero de agua Pisagua - Huara, Tarapacá - 2018 Residente: Claudio Marcelo Bernal Abarza
Publicado: 10 de diciembre de 2018
La ruina representacional del país en que vivimos

El lugar es aquél espacio en el cual intercambiamos experiencias, construimos relaciones, escribimos historias y compartimos memoria, los no lugares en cambio son aquellos espacios carentes de arraigo, espacios de tránsito, sin historias ni construcción de relaciones, un espacio sin amor. Marc Augé identifica al no lugar como el espacio donde se diluye el tránsito acelerado y anónimo, el espacio límite entre lo habitado y lo abandonado.

El antiguo teatro del puerto de Pisagua se construyó en el período mas floreciente de la industria salitrera, el período en que grandes industriales británicos y americanos podían levantar gracias a sus abundantes ganancias lugares para su divertimento, lugares que eran símiles a salones europeos donde grandes artistas y compañías representaban obras de distinto tenor. Pisagua tiene un teatro que muchas otras ciudades también lo quisieran tener, este es el lugar donde miles de personas confluyeron bajo la convocatoria artística de la representación del mundo.

Entrar a este lugar hoy, es entrar en aquella representación bárbara del mundo que no queremos vivir, los palcos polvorientos, los rayos de sol colados por las fisuras de su gran techo adornado, un telón pesado moviéndose siguiendo el vaivén del viento marino filtrado por todos lados. Son la representación de la ruina de un sistema afincado en el abuso.

El segundo piso es aun mas brutal, encontré la representación del país en que vivimos, allí se puede ver lo que no quisieron mostrarnos, aquello que los de entonces intentaron borrar, eso aun queda y está registrado en los muros anaranjados con decomurales rasgados, lámparas de cristal sufrientes, pisos carcomidos y que vieron a muchas mujeres sufrir y vivir el horror del teatro convertido en prisión.

El teatro de Pisagua es el monumento nacional que nos representa como país, una ruina construida para representar el lugar o no lugar en que vivimos.

« Ir a residencia