MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Bitácoras de Encuentro (Historias y desplazamientos de Nueva Esperanza) Población Nueva Esperanza - Arica, Arica y Parinacota - 2018 Residente: Claudia Del Fierro
Publicado: 5 de diciembre de 2018
Última etapa del mural en la Escuela G 27

En palabras de los mismos jóvenes, una pequeña descripción del mural en cada una de sus secciones: el mural se divide en 4 partes, la primera muestra los problemas locales, un enfrentamiento de traficantes un hombre le dispara a otro, a su lado un hombre corta un árbol con una motosierra; la segunda parte muestra a todo el planeta donde vemos una cadena de personas tomadas de la mano en toda la tierra. En el espacio rodeando el planeta aparecen distintas figuras precolombinas que defienden el futuro del planeta. En la tercera parte un paisaje local de interior muestra su flora y fauna junto a una construcción tradicional de adobe junto a un gran árbol con un ojo en su tronco que vigila el paisaje. En la cuarta y última parte el paisaje se funde con el grafiti hiphopero ya existente, desde y entre las letras del grafiti aparecen niños agitando banderas y puños en alto en una manifestación ciudadana de los cuales uno viste la polera del colegio.

Luego de algunas sesiones de dibujo y pintura, poco a poco los alumnos del octavo básico comenzaron a desertar del proceso, las razones parecen ser variadas, aunque principalmente el no hacer ni participar de nada es mayoría indiscutida.

Algunos niños en cada momento libre dentro del colegio lo entregan a videojuegos, en donde en cualquier rincón se disponen sentados uno junto al otro y con un computador móvil en el centro y conectado a un teclado adicional, pudiendo compartir entre dos un teclado, son cuatro los que digitan frenéticamente y vocalizan con la mirada fija en la pantalla junto a otro par más, en el rol de público y jugador en espera. Otra parte más pequeña prefiere el fútbol, y entre las niñas, dividido desde un comienzo en dos grupos: las que se maquillan y no participan (este grupo si bien es minoría entre las niñas, hubo solo una oportunidad en que participaron en una actividad alternativa al resto por medio de pruebas de stencils para el mural). La otra parte de las niñas fueron desertando por mantener sus grupos, de no haber tareas dentro del mural en que permanecieran uno junto al otro les desalentaba, de esta forma los con menos apego a un grupo fueron los más constantes.

Fueron los más chicos que fueron los que se unieron ansiosos de participar, lo cual les jugaba en contra a la hora de trabajar detalles. Logramos hacer 2 sesiones adicionales después de clases con la participación de 2 o 3 de los  pintores  originales y así quedaron listos los 4 paños de muro.

De esta forma llegamos a la última semana de trabajo en el mural, para la cual, preparamos un paseo al Campus Saucache de la Universidad de Tarapacá, para recorrer sus murales interiores y exteriores, y tras contactarnos con la asociación de estudiantes de pueblos originarios y la federación de estudiantes  U.T.A. y solicitar su colaboración en el recorrido para un diálogo sobre diversidad cultural e historia desde los murales, entre ellos memoriales a Daniel Menco Prieto ex estudiante de la Universidad. Luego de tener el respectivo permiso de la universidad y el contacto con el transporte, llegamos a la última sesión del mural, antes del paseo, para la cual era importante la participación del octavo, los que ya en su última semana se habían decidido a no trabajar ni participar en nada por estar ya con sus notas puestas.

Luego de seis semanas y de diez sesiones de conversación y trabajo, logramos terminar el mural con colaboración de algunos alumnos de otros cursos en la última semana de clases. Por la baja participación y al no conseguir el permiso firmado de los apoderados para salir, no pudimos  realizar el paseo. Evaluando la experiencia junto a los profes Paola y Sergio, consideramos que de todas maneras fue una experiencia enriquecedora, pero la realidad de ellos y sus dinámicas internas impidieron que pudiéramos terminar de manera colectiva y celebrar.

Escrita por Ivo Vidal

 

« Ir a residencia