MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Re-cuerpo Futrono - Curriñe, Los Ríos - 2019 Residente: Nathaly Edubina Cano Reyes
Publicado: 23 de enero de 2020
Un nuevo comienzo

Hoy fue la inauguración del local de comidas de la Sra. Herminda Soto , quien hace varios años vende sus productos artesanales: mermeladas, almuerzos y vegetales de su huerta y luego de varios meses de trabajo donde intervino su propio hogar para construir su nuevo local de comidas, finalmente hoy es el día esperado y nos recibió con un abundante festín de las preparaciones que ofrecerá a sus clientes estos meses: sopaipillas, pollo, vacuno, papas  y vegetales de su huerta. Me produjo gran felicidad ver a toda la familia compartiendo y agenciándose en distintos labores de manera muy natural y colaborativa en su trato. Algunos hombres hacían un vacuno al palo mientras algunas chicas jóvenes vestían a lxs más pequeñxs con sus vestimentas tradicionales mapuches, lo que finalmente en un acto muy sencillo pero valioso para nosotrxs, estos niñxs pequeñxs cantaron todxs juntxs una canción que hablaba sobre la protección del territorio.

Como regalo para esta nueva etapa, le obsequiamos a la señora Minda una fotografía que le tomamos la primera vez que la visitamos todxs juntxs, ella la puso junto a la ventana donde el sol llega por las tardes.

Hoy Viernes 24 de Enero,  un día después de la inauguración, vinimos de nuevo a visitar a la Sra.Minda Soto, ya que habíamos planeado una 2da actividad de mapeo con la comunidad aquí, y así aprovechar de apoyarla. La sra. Ester, una gran amiga ya de nosotrxs fue la única quien llegó y decidimos re-agendar la fecha de la actividad.

La Sra. Mirta nos había esperado con sopaipillas y juguito de cerezas, así que en ánimos de querer compartir más, entre todxs fuimos agenciándonos con distintas actividades para la once. Los chicos cocinaron con ella los picarones y nosotras lavamos la loza luego de la once. La Sra. Minda estaba feliz y nos dijo” Ni en mis sueños pensé que me vendrían a lavar la loza”. Y aunque no logramos hacer el mapeo hoy, pensamos entre todxs una nueva actividad, un primer encuentro entre las tejedoras de Curriñe, donde cada una nos pueda compartir sus saberes de tintes naturales y crear una paleta de colores con los tintes naturales del territorio.

« Ir a residencia