MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paisaje de conservación en zona de sacrificio Alhué, Villa Alhué, Región Metropolitana - 2019 Residente: Maximiliano Andrés Sepúlveda Zúñiga
Publicado: 22 de noviembre de 2019
Difusión, Taller De Narración Oral, Primer Conversatorio.

Luego de recorrer el pueblo caminando y en bicicleta, mi amiga Roxana Vergara me llevó en su auto a los sectores más apartados de la comuna como Barranca de Pichi, Talami y El Asiento para reconocer el territorio y ver con mis propios ojos las bellezas naturales del paisaje y la magnitud de los conflictos medioambientales de la comunidad.

El martes 19 de noviembre fui invitado a la radio comunitaria de Villa Alhué para hablar sobre la residencia de arte colaborativo, en dicha ocasión conversamos distendidamente junto a María Inés Donoso la Encargada De Cultura de la Municipalidad de Alhué e invitamos a la comunidad a participar del codiseño del proyecto y a un “Primer Conversatorio el sábado 23 De Noviembre” a las 18: 30 hrs. en el Centro Cultural de Villa Alhué. Durante la semana pegué fotocopias invitando a la convocatoria en todo el centro del pueblo y sus locales comerciales más visitados, se compartió el pre afiche por Facebook en el grupo “Alhué Noticias Tu Nos Importas” el grupo con más seguidores locales.

El viernes 22 de noviembre participé de un taller de narración oral que imparte el municipio en la capilla antigua de la parroquia del pueblo, fue una excelente oportunidad para conectarme con la comunidad y su quehacer cultural. En este espacio pude volver a compartir con algunos como: Ignacio Quiroz -un joven emprendedor local- además de, María Inés Donoso, María Helena Fuenzalida -la Encargada del Museo de Alhué-, María Magdalena Bravo -la Encargada de la Biblioteca Municipal- y -la Cantora A Lo Humano y lo Divino-  Ana María Irarrazabal.

El sábado 23 de noviembre, se realizó el primer conversatorio abierto a la comunidad, cuya convocatoria atrajo la participación de 6 personas, 4 adultos y 2 niños con quienes comenzamos a dialogar sobre nuestras historias personales, nuestros sueños y anhelos, nuestra visión sobre la vida, las particularidades del territorio y su comunidad, el análisis micro y macro de la contingencia nacional, los conflictos medioambientales locales, los movimientos organizados locales, las agrupaciones culturales, cultores locales, patrimonios vivos, entre otros temáticas que fueron plasmadas en forma sincrética en consignas escritas sobre un diagrama hecho a mano del territorio. Para de esta manera, reconocer y situar sus principales conflictos, bondades, carencias como comunidad y territorio y de como ellos inciden sobre estas consignas.

La verdad que fue una jornada bellísima, conmovedora, esperanzadora y a la vez inquietante. Resulta evidente distinguir que el estallido social trae consigo el despertar de la conciencia individual y colectiva, repercutiendo, sin duda, hasta los lugares más recónditos de nuestra geografía. Somos un país pequeño y seguramente todos tenemos a alguien en las grandes ciudades pasándolo mal. Todos estamos pasando por procesos emocionales muy fuertes, a veces, tripolares en un mismo día, la angustia, la esperanza y saber de qué lo único que estamos seguros es que estamos más unidos que nunca en nuestra historia.

 

 

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia