MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paisaje de conservación en zona de sacrificio Alhué, Villa Alhué, Región Metropolitana - 2019 Residente: Maximiliano Andrés Sepúlveda Zúñiga
Publicado: 27 de diciembre de 2019
Pintura en blanco y marcado nocturno del mural.

El viernes 20 de diciembre, nos juntamos como ya es de costumbre a las 18 horas en el muro, Carlos, Brandon, Magdalena, Ana, Roxana, Nataly, Ito, Flavia, Santiago, Juan y yo. pintamos el muro de blanco ubicado en la salida B del Liceo de Alhue. Mientras pintábamos dialogamos sobre la necesidad de hacer una especie de reunión-convivencia para seguir vinculándonos más desde las esferas personales y afectivas, tanto de historias y experiencias que nos van moldeando el carácter y nuestras vidas. El grupo humano que se ha formado tras esta experiencia de arte colaborativo en el territorio ha sido una oportunidad para vincular las dirigencias sociales de las luchas territoriales por el agua y en contra de la megaminería y monocultivo asentado en la zona. Cada experiencia nutre la labor y la lucha personal y conjunta del colectivo, para hacer frente a este enemigo poderoso, que tiene al pueblo sin su rio y a las comunidades más aisladas, con abastecimiento semanal de agua potable en camiones aljibes…

Veo y siento la necesidad intrínseca de estos jóvenes y lideres sociales de la comunidad de luchar por la convicción natural de que el agua es un derecho humano inalienable y que actualmente nuestra Constitución hecha en dictadura y los políticos corruptos de turno se esfuerzan por despojarnos y saquearnos para saciar su sed de poder, riqueza y estupidez. La impotencia y la rabia sigue acumulándose…en el recuerdo quedó este verde valle que gracias a su aislamiento era un reservorio de especies de flora, fauna endémica y nativa y hoy tras el saqueo del agua la degradación de la tierra, la muerte sostenida del bosque esclerófilo y la muerte sostenida de los seres vivos que lo pueblan hacen que este ecosistema único en nuestro país esté ad-portas de desaparecer de la faz de la tierra.

Impotencia y pena da escuchar los relatos de las personas con más edad, que nos cuentan sobre como era el río, la cantidad de vida silvestre asociada a su curso, lo fértil de las tierras y la apacible calma de la vida de un pueblo que fue autosustentable y que hoy gracias a la codicia humana está a punto de desaparecer y enfermar si siguen produciéndose los ecocidios programados y extractivismo demencial de sus recursos naturales, modelo económico que sustenta la profunda desigualdad social en la que vivimos.

El paisaje de conservación de Alhue muere día a día y el mural será una especie de tributo y grito de alerta sobre una realidad ineludible.

 

 

 

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia