MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paisaje de conservación en zona de sacrificio Alhué, Villa Alhué, Región Metropolitana - 2019 Residente: Maximiliano Andrés Sepúlveda Zúñiga
Publicado: 19 de noviembre de 2019
Villa Alhué

Villa Alhué se localiza en un valle rodeado de cerros que forman parte de la Cordillera de la Costa y del Cordón Altos de Cantillana, en la Región Metropolitana. Fundado en 1544, se caracteriza por su riqueza arquitectónica y por su entorno natural.

Esta zona originalmente estaba habitada por indígenas, quienes la bautizaron Alhué que en mapudungun significa «Lugar de Espíritus». Esta denominación ha sido la fuente para la creación de mitos e historias populares que han traspasado generaciones.

El principal patrimonio arquitectónico del lugar es la Iglesia San Jerónimo, construida en 1764. Se trata de un exponente de la arquitectura española clásica y eje nuclear de la comunidad, por lo que fue declarada Monumento Nacional. Esta Iglesia es una de las pocas edificaciones coloniales que sobrevivieron al terremoto de 1985.

Una de las características del pueblo es su apego a las tradiciones chilenas, tales como el rodeo, carreras a la chilena y bailar la cueca. La religiosidad también es un componente importante. Destaca en este ámbito la fiesta religiosa de La Purísima, celebrada cada 8 de diciembre, día durante el cual se realiza una procesión a la Virgen acompañada de un desfile de huasos a caballo y por parejas que ofrecen pies de cueca en su homenaje.

En 1983 el Ministerio de Educación declaró al Pueblo Villa de Alhué como Monumento Nacional en la categoría de Zona Típica, en reconocimiento a su apego por las tradiciones chilenas y al valor arquitectónico de sus construcciones que conservaban características coloniales. Sin embargo, en el año 2008 se realiza una modificación al decreto, disminuyendo la zona protegida, argumentando que el terremoto de 1985 derribó gran parte de su patrimonio inmueble, el que al ser reconstruido perdió su trazado, su diseño y su materialidad original, perdiendo las características por las que había sido reconocido. Por lo que, en el Decreto Supremo del 23 de abril del 2008, se redujo la zona protegida.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia