MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Playa/Plaza_2020 Cecrea - Valdivia, Los Ríos - 2019 Residente: Mariana Catalina Carrasco Ruiz
Publicado: 24 de febrero de 2020
Rayuela

Ese pájaro que andaba cantando nos avisó que venían aunque en realidad se nos había olvidado que venían dijo don Víctor a la pasada mientras se limpiaba la espuma de la chela que le bigoteaba la cara junto a serán unos cinco viejos de Flor del prado que se pararon cuando nos vieron entrar a la mala al patio de su club. Ya nos habíamos conocido ya con Don Víctor que nos acompañó en el antiguo embarcadero para hablarnos de los tiempos del balseo y a Don Guillermo un viejo obrero sindicalista  de la industria papelera que no era precisamente de Collico pero como trabajo por aquí es donde más he pasado en la vida nos dijo en una reunión que habíamos tenido semanas atrás en la que él como presidente del club nos invitó a  participar del engalanamiento de un pontón que ellos presentan año tras año para la noche valdiviana y bueno ahí estábamos como habíamos pactado, sin embargo los materiales no llegaban aún y la construcción de la estructura base no había comenzado siquiera pero don Guillermo con su metro noventa y aspecto de gigante egoísta nos dijo vamos a jugar rayuela:

 

La rayuela dicen que nació en la colonia y que los españoles trajeron ese juego pero la historia también cuenta que los mapuches tenían algo parecido que hacían una raya y tiraban piedrecitas, también hay un juego que nosotros lo llamamos luche donde  se marcan unos cuadrados del 1 al 10 y ese también es rayuela y se tira un tejo y se va saltando. Fue declarado deporte nacional y el 2014 salió una ley, este deporte se jugaba en los campos entre familia pero después se fue jugando en todas las ciudades. Allá hay un cajón vamos para allá. Esto se hace con la misma greda de los cantaritos. Esta es una cancha de rayuela, se hace un cajón con madera de 1,20 x 1,20 y se divide con las lienzas de 1 x1 m. En la zona sur desde Los Ángeles de Punta Arenas se juega con este tejo que es planito y desde Chillán hasta Arica con un tejo que es cilíndrico. Y las medidas de este tejo tienen que ser 80 milímetros o sea 8 centímetros y el espesor el alto un máximo de 22 milímetros, pueden ser menor también. El tejo se tira desde 10 metros hacia atrás, 10, 12, 14, 16, hasta 20 metros más atrás. Hay varias formas de tomar el tejo, unos lo toman así, otros así, y otros así es a gusto del jugador. Vamos a jugar pero de 5 metros no más, el que queda más cerca de la lienza gana y vale dos puntos la raya, cuando se juega de a dos se juega a las 12 rayas.

 

Íbamos a trabajar pero terminamos jugamos toda la tarde por parejas y el ganador fue el Tomy que con su peso pluma y metro veinte le acertó a varias a la primera aunque muchos de los niños se picaron porque como era el más chico los viejos lo dejaron ponerse un poco más adelantito, en ese caso gana la Cassandra dijimos nosotrxs y los niños se volvieron a picar. Jugar es por lejos lo que mejor nos resulta como grupo así que nos preguntamos si era posible llevar así el proyecto mmmm cómo hacerlo… Compartimos de los queques y jugos que hace la Pame y Don Guillermo les preguntó a lxs cabrxs si les tincaba tener una cancha de rayuela en la plaza que estaban construyendo y prendieron al tiro así que aprovechando el envión hicimos una lista al aire de materiales necesarios y dónde conseguirlos y calculamos al ojo las jornadas de trabajo necesarias, luego nos explicó más o menos cómo podíamos organizarnos con el engalanamiento del pontón dado que quedaban sólo cuatro días para la competencia y le dijimos que estábamos al servicio. En esa misma le comentamos a los otros viejos sobre las ganas que teníamos  de construir una balsa en la playa de Collico y que si era factible o no o si nos podían ayudar y nos dijeron en una conversación prometedora cómo no po si aquí tenemos madera.

 

Calabaza calabaza  cada unx pa´su casa pa´ la otra nos veremos con las manos en la masa.

 

 

 

 

 

 

 

« Ir a residencia