MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: PROYECTO BANDURRIA: Bases socioculturales para la creación de la Casa de la Cultura de Puerto Octay Puerto Octay, Los Lagos - 2019 Residente: Alvaro Miguel Retamales Retamal
Publicado: 25 de enero de 2020
Taller Laboral Entre Amigas

La casa Schmidt, ubicada en el casco histórico y patrimonial de Puerto Octay, ofreció durante tiempo considerable un valioso espacio para el desarrollo de algunas disciplinas artísticas. Lamentablemente y a causa del incendio sufrido el año 2019, la casa tuvo que cerrar sus puertas, los daños del siniestro fueron considerables, lo que llevo a las autoridades comunales a gestionar su recuperación por medio de la reconstrucción urgente, dada su calidad de patrimonio.

Sandra Molina, una de las primeras personas en conocer nuestro proyecto, pertenece al “Taller laboral entre amigas” agrupación femenina que desde hace años se reúne en torno a la enseñanza y aprendizaje de la pintura sobre tela cada tarde de miércoles y jueves.

Como es costumbre en nosotros, la idea siempre es sacar una reunión para poder explicar de manera tranquila y holgada cual es nuestro proyecto y nuestro rol en la comuna. Lo logramos, quedamos invitados a ambas jornadas.

El lugar de la cita era una casa particular, tuvimos que llegar al final de ella, a una especie de taller el cual contenía en su interior atriles, pinceles, pinturas, bastidores, telas y las integrantes del taller. Su profesora María Elena Agüero, corregía con atención y dedicación cada trazo nacido de las manos de las artistas, trazos que terminaba siendo parte de un camino, de un árbol, o de las corrientes de un lago a los pies del volcán.

Interrumpiendo la clase de la profe María Elena Agüero nos presentamos, mientras mi hija Sofía repartía las encuestas y lápices, Álvaro y yo socializamos el proyecto y así comenzó entre risas y tallas una seria conversación. Ahí nos enteramos de que el Taller Laboral Entre Amigas nace a causa de una razón de empatía y solidaridad de género. Antes de consolidarse como taller, ocurrió un suceso que sería el inicio de esta actividad cultural. Una de las integrantes vivió un potente episodio en su vida afectiva, lo que provocó una importante pérdida de ánimo. Fue ahí cuando conoció a Eva, quien, entendiendo su situación, comenzó con algunas enseñanzas de artesanía a ver si esto causaba en alguna manera un empuje a salir de la pena y decepción. Y así fue, el arte fluyó convirtiéndose en una terapia real y efectiva. El taller nació, convirtiéndose en un espacio consolidado en el desarrollo personal y artístico de sus integrantes.

 

De boca en boca se posicionó en la comuna de Pto. Octay, cada vez llegaron más y más mujeres con distintas historias a formar parte de este iluminado lugar, el cual realiza una labor social e inclusiva validada por sus 24 integrantes que participan por un tiempo prolongado las cuales aportan todo el entusiasmo, determinación, empatía, dedicación y amor para seguir adelante con esta iniciativa.

El incendio de la casa Schmidt afectó entre otras cosas al espacio ocupado por el taller, dejándolas a la deriva. De ahí en adelante han sido resilientes, han sacado adelante sus exposiciones incluso exhibiéndolas en la cuneta, pero esto no es impedimento. Siguen pintando, siguen soñando, siguen adelante manteniendo este valioso lugar de encuentro, aunque sea en la casa de la señora Eva. Siempre con la esperanza puesta en recuperar un espacio amplio donde estos sueños, sus materiales y las artistas sigan con la noble tarea de aprender, enseñar y acoger en torno al arte, más y más experiencias en el “Taller Laboral Entre Amigas”.

« Ir a residencia