MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La memoria de los pueblos, huellas del altiplano General Lagos - Visviri, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 3 de enero de 2020
Bajando a Arica

A raíz de las actividades co-creativas que hemos estado haciendo nos comenzaron a faltar materiales y por eso hoy decidimos ir a Arica para poder comprarlos, este es lugar que nos queda más cerca para obtener lo que necesitamos y son unas 6 horas aproximadamente de viaje a ese destino, tomamos la micro y todo lo necesario para poder adquirir los materiales que vamos a necesitar para continuar con el proyecto, tras llegar nos dirigimos en busca de una hostal o residencial dimos varias vuelta por el centro de la cuidad hasta que decidimos alojar en la hostal llamada Arica, nos quitamos el equipaje y luego de ducharnos y comer algo salimos a recorrer lugares donde podríamos comprar lo que necesitábamos, aquí en Arica el calor se hace sentir, hay que andar ligero de ropa ya que las altas temperaturas hacen que nos deshidratemos con frecuencia, en el altiplano en cambio las lluvias e incluso granizos se hicieron presentes desde el primero de enero, por lo que para nosotros es un cambio radical de ambientes, además de las subidas y bajadas del territorio de la puna nos afecta bastante al cuerpo.

Al día siguiente nos levantamos temprano y fuimos a recorrer por locales y ferreterías donde encontramos madera y materiales para hacer el telar que necesitaremos, teníamos algunas dudas respecto a las medidas que vamos a ocupar así que decidimos llamar a don Juvenal para confirmar nuevamente las cosas que se necesitaremos. Durante la tarde fuimos a hablar con una artesana de Visviri a quien le vamos a comprar la fibra de alpaca para el proyecto, ella se llama Lidia Villalobos, estuvimos en su domicilio donde también tiene su taller, ella nos mostró parte de los textiles andinos que elaboraba con sus telares y máquinas que utiliza para este proceso, tiene un emprendimiento llamado “Kaytu Kuyruma” sus textiles y fibras se pueden encontrar con este mismo nombre en su fanpage en Facebook, kaytu kuyruma significa en Quechua “Hilado Arcoíris” nos explica que utiliza este nombre en honor a las gama de colores de la fibra alpaca que son aproximado 28 tonalidades y además de los coloridos teñidos que ella le da a la fibra, Lidia es una reconocida artesana de la comuna de General Lagos, nos cuenta que en diciembre del 2019 participó con sus tejidos en un desfile de moda de fibra de alpaca llamado “Qaytumpi”; nombre Aymara elegido para la muestra de moda y textilería andina, en su taller tiene textilería que teje utilizando técnicas milenarias fusionando tejido contemporáneo, una mezcla de telar de cuatro, y dos pedales con tejido a palillo y teñidos naturales con hierbas como lo es la sipu tola, uma tola, y otras más, plantas que solo se encuentran en el altiplano y que la cultura Aymara utiliza también de medicina herbal. Lidia se vio interesada en nuestro proyecto de arte colaborativo así que la invitamos a participar para que nos aportara con su conocimiento en el arte del hilado y las fibras animales, además le pedimos si podía hilarnos la fibra un poco más gruesa para la fabricación de alfombras que necesitaremos más adelante para así ir uniendo los saberes y hacer que el conocimiento siga circulando en las tierras Aymara de Visviri.

« Ir a residencia