MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La memoria de los pueblos, huellas del altiplano General Lagos - Visviri, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 8 de febrero de 2020
Cantos e hilado fino

El día de hoy no visitó la señora Andrea Blas nos dijo que quería participar en la confección de los telares de alfombras y animales en lana, le explicamos cómo se realizaba el tejido del telar en eso llegó Luisa que venía de pastorear para seguir avanzando en el segundo telar, el día se veía bastante nuboso y conversaban de que esperaban que lloviera porque hacía falta el agua para los animales, que si no llovía saldrían flacos, estuvimos así avanzando y conversando, luego nos retiramos a almorzar con el compromiso de volver en la tarde si es que no llovía muy fuerte porque la señora Andrea le tiene respeto al rayo, ya que aquí es común que caigan a la tierra y también a las personas o animales, esta zona tiene muchos para rayos, nosotros a veces lo vemos caer justo en frente donde vivimos además en ese lugar hay una pequeña plaza para niños, al cabo de un rato nos llamó la señora Andrea y nos dijo que como había parado la lluvia ya había llegado a la Junta de Vecinos, ingresamos y nos instalamos en los telares, mi compañero le hizo una pequeña demostración de cómo debe utilizar la aguja para fieltrar la lana, mientras hacia un Suri nos conversaba que cuando salen a pastorear apagan el celular o simplemente lo dejan en casa ya que cuenta que éste puede atraer un rayo a la persona si es que hay tormenta eléctrica, además nos cuenta que para el año nuevo 2020 un rayo cobró la vida de una señora y sus 2 hijos en Bolivia y al parecer otra persona en Perú por este motivo es que le tienen tanto respeto a este fenómeno natural, para algunas personas el rayo puede ser una bendición para otras el fin de la vida.

Para alegrar el momento la señora Andrea cantó unas melodías la primera en español llamada la Canción de la Vicuñita y otra en Aymara que hablaba del lamento de un niño huérfano, pensamos añadirlos en el video de la presentación, luego de terminar el ñandú nos regaló un poco de maíz tostado con charqui el cual estaba muy rico, también sacó de su bolso una máquina hiladora portátil que era especial para lana de alpaca, su regalona le llamaba, mientras comenzó a llover en este momento llega la luz nos hizo una pequeña demostración del hilado fino de alpaca, nos mostró que tenía hasta 6 velocidades pero que ella aun no pasaba de la 3ra velocidad y que para ella estaba bien ya que con su puska era mucho más lento, nos cuenta que hace un par de años ahora puede producir más ovillos de la fibra de sus animales. Esperamos que parara un poco la lluvia para que no mojara a su regalona y nos despedimos la señora Andrea, se fue a la iglesia ya que tenían una reunión. Cerramos la Junta de Vecinos y nos fuimos a casa, estos últimos días han hecho temperaturas bajo cero, cada vez nos hemos tenido que ir abrigando más, aunque aquí la gente nos dice que esta es la temporada más temperada, en junio y julio llega el verdadero frío.

« Ir a residencia