MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La memoria de los pueblos, huellas del altiplano General Lagos - Visviri, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 31 de enero de 2020
Dándole forma a la alfombra y otros tejidos

Durante la tarde nos reunimos con algunas de las personas de Visviri para seguir con la confección de la alfombra, estuvieron presentes la señora Sebastiana, don Juvenal, Luisa, Lidia, la señora Juana además de Olga con su hija Luz y su hijo Neymar que son originarios de Perú, les explicamos a quienes no estuvieron la vez anterior que empezamos con la muestra de la alfombra para que pudieran entender cómo se debe utilizar el telar y como ir haciendo los “flecos”, a cada vuelta de lana se fue formando la figura que estaba trazada, todas participaron y tuvieron la oportunidad para colaborar en la confección de la muestra de la alfombra, don Juvenal nos iba inspeccionando para que no cometiéramos errores en la elaboración del diseño además nos explicó algunas cosas como que en las orillas se le deben aplicar algunas vueltas extra al tejido para emparejar y que estuviera a la altura de dónde van los flecos, también que no se debe apretar mucho el telar ya que comienza a quedar más angosto que al empezar.

Algunas de las mujeres quisieron avanzar en la confección de los animales de fieltro que estaban sin terminar como la Luisa y la señora Juana, Olga en cambio prefirió avanzar en el telar, ella tenía mucha curiosidad de cómo hacer una alfombra ya que no contó que sabía tejer frazadas en telar, también sabía hacer trenzados que aprendió en su país natal Perú, cuando fueron las 20:00 horas decidimos terminar para continuar otro día. Antes de irnos a nuestra morada fuimos donde la señora Julia a comprarle algunas empanadas salteñas para la cena y para el desayuno, nos invitó a pasar y mientras calentaba las empanadas nos mostró parte de sus tejidos que confecciona en lana de alpaca, tenía chalinas, chalecos, bufandas, gorros y calcetines, Matías le compró el último par de calcetines que le quedaba, nos contaba que tiene muchos más tejidos que no ha vendido debido a que no llegan muchos turistas al pueblo que le puedan comprar su mercadería, luego de esto pasamos a la cocina donde tenía mucha lana de alpaca algunas con cuero del animal que no dice no ha tenido tiempo de esquilarla, además dice que el precio ésta demasiado bajo, prefiere esperar el invierno para venderla a un mejor precio en Arica o algún que otro turista.

« Ir a residencia