MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La memoria de los pueblos, huellas del altiplano General Lagos - Visviri, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Katherine Guerrero
Publicado: 25 de febrero de 2020
La memoria de las abuelas

Ya casi vamos a cumplir 3 meses en Visviri y gracias a don Juvenal hemos podido ocupar la Junta de Vecinos como punto de encuentro, nos hemos dado cuenta que este lugar lo hemos convertido como en pequeño un centro textil donde nos hemos reunido con las personas con el propósito de crear variados diseños observando la naturaleza y colores que existen aquí en Visviri, al ir haciendo este tipo de actividades también nos hemos percatado que aquí no existe un centro textil cada persona teje individualmente en sus casas, pero conversando nos dicen que les agrada la idea de reunirse a crear y poder juntarse con sus vecinos a compartir, nos encantaría que en este lugar a futuro se instalara de forma permanente un centro textil o a lo mejor hace muchos años existió y ahora va en decaída, con lo que las personas nos han contado puede ser ya que muchos hablan de cuando sus abuelas y abuelos tejían con “vichuña” y a cuatro estacas, hemos preguntado en variadas ocasiones y nos dicen que eso aquí ya casi no se ve, es muy raro encontrar a alguien tejiendo así.

Hoy llegaron la señora Juana y Luisa para continuar con los telares, a medida que avanzaba la mañana nos comenzó a dar bastante frío ya que la sede es muy helada, a veces el piso se siente como hielo y hoy sobre todo hay mucha humedad y frío así que se nos ocurrió salir a tejer al aire libre aprovechando que no corre viento y también para tener más luz y recibir los rayos del sol, movimos los telares y también las sillas, ya instalados nos pareció que fue la mejor idea porque ya casi no sentíamos los dedos de los pies, Luisa nos mostró una llamita tejida por ella para aportar en el video ya la había traído días atrás pero ahora le agregó una manta para su lomo, también hoy estuvimos charlando con la señora Viviana y nos mostró unos tejidos de frazadas antiguas hechos por su suegra, uno esta tejido con ¨vichuña¨ y otro con telar de cuatro pedales, debemos mencionar que aquí le dicen ¨vichuña¨ al hueso de vicuña para tejer en telar, también se puede utilizar el hueso de llama o alpaca, pero dicen que el indicado por su tamaño es el de vicuña, ahora no es muy utilizado es casi como un recuerdo en esta zona, la señora Viviana nos dice que prefiere el tejido de telar a cuatro pedales porque es más liviano, y como justo ella tenía una pesa aprovechamos de pesarlas y compararlas para salir de la duda sobre su peso, la frazada de vichuña pesa alrededor de 3 kilos y la tejida en telar de 4 pedales pesa 2 kilos y medio, al tomarla se nota bastante la diferencia entre ambas tanto por su peso como por su textura, pero sí que pesa cada frazada aunque aquí es necesario tener abrigo ya que ahora hemos estado con temperaturas bajo cero durante la noche y madrugada estas han llegado a -3 º C en estas fechas, aunque dicen que ahora el clima está templado, en el invierno puede llegar a -10 º C, además a esto se le suma el viento que corre durante las tardes, seguimos conversando ahora sobre los tintes que aquí utilizan la señora Viviana tenía un recetario de anilinas el cual fue a buscar para compartirlo con nosotros, lo estuvimos leyendo tenía registro de la preparación de varios colores, también nos quería enseñar un recetario de tintes naturales pero no logró encontrarlo, nos dijo que tenía que viajar a Arica y que esperaba vernos para poder seguir compartiendo. Luego de esto seguimos tejiendo al aire libre pero como de costumbre el viento se hizo presente impidiéndonos continuar ya que se nos empezaron a volar las hojas y las lanas. Volvimos en la tarde para continuar los telares terminamos hoy una guayata (ave de las montañas de los andes) e hicimos más diseños en el papel donde a la señora Juana se le ocurrió hacer un cactus y a don Juvenal otro diseño de chakana, dejamos urdido el telar que estaba desocupado para que alguien comenzara el diseño de don Juvenal, la señora Juana comenzó rápidamente su cactus ya que días anteriores había dicho que tenía ganas de tejer un cactus con lanas, esto del telar y las formas que se pueden hacer es casi infinito.

« Ir a residencia