MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paleoduna: tamices y vestigios Cartagena - Población José Arellano, Valparaíso - 2019 Residente: Comunidad Catrileo Carrión
Publicado: 6 de febrero de 2020
Poyewün Nütramkan 23: Diálogos entre los Pueblos IV

Plaza Vicente Huidobro, Cartagena – PAIM Cartagena

 

Partimos hacia la plaza con harta fruta para paliar el cansancio y el calor; hoy nos toca jugar palin, las lamngen del PAIM de Cartagena, en el marco de sus talleres de walung, convocan en la plaza de Cartagena para compartir su kimün acerca de cosmovisión, mapuzungun y palin; comenzamos por presentarnos, y con una dinámica para aprender ciertos conceptos, palabras, y acercarnos a cómo se estructura el mapuzungun, cada asistente sostenía una tarjeta plastificada con una palabra en mapuzungun y su pronunciación, la lamngen Daniela nos explicaba su significado y en qué contextos de conversación se utilizan, principalmente enfocados al saludo y las direcciones. Continuamos pasando distintos instrumentos tales como la trutruka, la pifilka, la kaskawilla, el ñolkiñ, el kullkull, el kultrung, la wada; intentamos hacerlos sonar, conectándonos a través del sonido. Finalmente elegimos nuestros wiños, armamos mentalmente el paliwe y nos pusimos en posición para jugar, contamos hasta meli y comenzamos golpeando el pali a ras de suelo con nuestros wiños, tratando de bloquear al kon (contrincante) y hacer llegar al pali al tripalwe (meta) contrario. Jugamos poco más de una hora entre adultxs, niñxs, hombres y mujeres; disfrutamos de la tarde, nos reímos y compartimos este kimün ancestral, trayéndolo a la vida en una plaza de concreto, proyectada desde un urbanismo europeo, próximos a una estatua que glorifica al colono usurpador; y frente a la iglesia que ha sido el símbolo máximo de conquista en todo el territorio latinoamericano. Compartimos agua, fruta y las últimas risas; algunxs se aventuraron (y lograron hacer sonar) con los instrumentos y finalizamos con un afafan este momento histórico.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia