MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paleoduna: tamices y vestigios Cartagena - Población José Arellano, Valparaíso - 2019 Residente: Comunidad Catrileo Carrión
Publicado: 16 de diciembre de 2019
Poyewün Nütramkan 4 – La Afectividad abre nuevos caminos

Junta de Vecinxs Población José Arellano – Sede Vecinal JJ.VV. Población José Arellano

 

Partimos hacia la sede de la Junta de Vecinxs de la población José Arellano, transitando por los puentes afectivos previamente edificados, en coordinación con la señora María y la señora Sofía, miembros de la directiva de la junta de vecinxs, apoyamos la actividad de navidad para lxs niñxs del Arellano; se les entregaron juguetes, una bolsa con dulces, se les dio chocolate caliente y torta de piña con crema. Habilitamos un pequeño espacio para que lxs niñxs pudieran dibujar y expresarse, cumplimos labores además de entrega de regalos y bolsitas, repartir la torta, servir bebidas. Pudimos compartir muy superficialmente con buena cantidad de personas del Arellano, donde la temática del cambio radical de vida que ocurre con el verano (el arribo de veraneantes) se hace cada vez más presente, como un gigante que, con el paso de los días, se le ve más próximo en el horizonte. Esta situación (en conjunción con la revolución social chilena comenzada en octubre) nos obliga a preguntarnos (quizás inocentemente) si es que este verano será igual a los anteriores. ¿Nos esperará un nuevo Cartagena en este verano? ¿Este cambio de paradigma habrá revolucionado la manera de relacionarse del turista con el territorio que visita? Nos quedan un par de semanas para poder dar una respuesta consciente y vivencial a estas interrogantes.

Volviendo a la celebración de navidad con lxs pequeñxs, tuvimos la oportunidad de compartir con distintas autoridades con las cuales no habíamos tenido contacto previo, como el alcalde de Cartagena Rodrigo García y la directora de DIDECO Noelia Toro, pudimos presentar el proyecto y presentarnos, lo que generó una buena recepción, abriendo la posibilidad de comenzar a edificar nuevos puentes, más institucionales, en caso de que la población José Arellano y/o el proyecto lo necesitasen. La actividad cerró con una demostración interactiva del taller de danza afro, facilitado por Paula de Abreu, que ya nos había hecho bailar en la once comunitaria convocada por el Colectivo Las Fulanas, en esta ocasión pudimos compartir más con la profesora, que amablemente nos compartió de su historia y filosofía, y nos dejó invitadxs a la convocatoria de celebración del día del migrante; naciendo así nuevos posibles puentes para enriquecer la práctica artística y poder acercarnos hacia su desborde.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia