MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paleoduna: tamices y vestigios Cartagena - Población José Arellano, Valparaíso - 2019 Residente: Comunidad Catrileo Carrión
Publicado: 14 de febrero de 2020
Poyewün Nütramkan 28: Diálogos de Familia XII

Colectivo Cuerpo Mumo – Estadio Municipal de Cartagena Fernando Ross Marchessi

 

Llegó el día de materializar los cambios y las tareas definidas en nuestro último encuentro, llegamos al Estadio Municipal de Cartagena Fernando Ross Marchessi en un flete que traía los materiales que necesitábamos; los listones de madera, el terciado, las tiras de hilo, las mariposas, golillas, ruedas y tuercas; Ángel llevó sus herramientas y nosotrxs las nuestras, para ponernos a medir, cortar, volver a medir y volver a cortar hasta poder construir las plataformas que se agregarían a los paneles móviles. Una vez calzadas, las tarimas le dieron mayor rigidez a las estructuras móviles; y el movimiento de voltear el panel para revelar a la lamngen Jacqueline tocando el kultrung se ve limpio y delicado. Nos inspiramos en los cajones peruanos para fabricar los elementos en los que nos sentaremos, elegimos este molde ya que al ser un alargado, permite que nos sentemos a distintas alturas, dependiendo si el cajón está de pie o acostado; estas distintas alturas permiten tanto la comodidad para tocar los distintos instrumentos, (el kultrung es más cómodo tocarlo sentado que de pie) como romper visualmente la horizontalidad de encontrarnos todos en la misma posición a la misma altura. El cajón, con una leve modificación, podría servir en un futuro o cuando la obra sea repensada, como elemento de percusión en escena y/o utilería. Nos pusimos también a trenzar cordones andinos, para irlos añadiendo a la vestimenta en escena y para enseñarle y aproximar a Pablo a esta técnica del mundo andino (ya que no había podido asistir cuando nos juntamos a tejer). Creemos que la cordonería andina es un buen puntapié de inicio para vincularse con la lana y las posibilidades que ofrece al ser un conjunto de movimientos pensados, probados y orquestados; en cierta medida se asemeja al proceso que ha vivido Reñma, ya que hemos debido ser constantes y perseverantes, para ir anudando esta puesta en escena, así como el cordón requiere que una hebra de lana pase por cierto lugar, ejerciendo una presión determinada para irse trenzando, así mismo debemos trenzar nuestros roles para hacer emerger esta pieza de música y movimiento en un espacio temporal acotado.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia